Deuda odiosa, parasitismos y otras consideraciones.

>> 11/7/11

Vueltas que da la vida: el concepto de "deuda odiosa" lo acuñaron los gringos que tan provechosamente la usaron a posteriori. Recurriendo a la socorrida Wikipedia nos explican el concepto:


Deuda odiosa

Artículo principal: Deuda odiosa
Existe también el concepto de Deuda odiosa, aplicado por primera vez en 1898 para establecer como ilegítima la deuda que Filipinas tenía con España, una vez que España había sido derrotada y perdido su colonia frente a Estados Unidos.
La doctrina de deuda odiosa significa que un pueblo no es responsable de la deuda en que hayan incurrido gobernantes impuestos por la fuerza. Esta doctrina está presente en la discusión de la deuda externa de algunos estados donde la deuda externa ha sido engrosada por dictaduras y gobiernos no representativos, con fines de enriquecimiento personal o corporativo o para la represión social y política. Tal es el caso en la República Argentina.
En 1927Alexander Sack, profesor de derecho internacional, definía en estos términos la deuda execrable:


Si un poder despótico incurre en una deuda no por las necesidades o los intereses del Estado sino para otorgar mayor fuerza a su régimen despótico, para reprimir a la población que se le enfrenta, etc., esta deuda es odiosa para la población de todo ese país.4
----------------------------------------------------------------------------------------------------------


Nos insisten estos días los medios de comunicación libeggales de la tremenda deuda contraída por Grecia que deberán pagar los griegos, sus hijos y vaya usted a saber hasta cuántas generaciones. No me voy a molestar en copiapegar, cualquiera que busque hallará: que si habían 600 profesiones consideradas de riesgo que se jubilaban a los 50 años, como peluquera o camarero; que si 36 jardineros estaban en nómina para llevar un jardín de 4 metros cuadrados; que si el despilfarro y tal y cual...
Si mirásemos las cuentas griegas seguro nos saldría que sí, que deben dinero.

Tengo un amigo que acaba de salir de concejal de un pequeño pueblo de 800 habitantes. La manchita roja de IU, rodeada de la marea azul pepera en el mapa, parece el pueblo de Astérix. Se estrena de concejal y me comentaba el otro día sus primeras impresiones:
- Joder, macho, dónde me he metido, no hay ni un puto duro...
Y acto seguido me comenta que la alcaldesa ha dado no sé cuánto dinero a la asociación de jubilados y no sé cuánto más a la de amas de casa, dinero que se gastan en comilonas. Tal cual.
- ¿Y de dónde sacáis el dinero para esos gastos tontos?- le pregunto. Y me contesta que están endeudados hasta las cejas. Endeudados y pagando gilipolleces para comprar votos. Puro caciquismo decimonónico, nada ha cambiado mucho. Me la sopla que sea IU en este caso; es táctica corriente, moneda de uso aplicable en todos los pueblos y en todos los partidos. Si esto pasa en un pueblo de 800 habitantes, ¿qué estará pasando en las grandes ciudades? ¿Qué se deberá allí?

Le comentaba el otro día a Ataúlfa de la costumbre que se usaba en haciendas de Iberoamérica para tener a los indígenas siempre endeudados. El indio esclavo (legalmente libre, tócate los cojones) tenía que comprar todo su sustento al cacique a precios abusivos. Pero no contento con ello el patrón daba crédito indefinido para que bebiesen un brebaje -supongo que infecto, no lo he probado- llamado "pulque". Resultado previsible: el indio todo el día currando como un cabrón, al llegar la noche su válvula de escape es soplar pulque hasta caer de culo, a crédito. Resultado previsible: el indio siempre debe al patrón.

Leía también el otro día que Islandia ha sacado sus propias cuentas y dice que quizás paguen el 30% de lo que se le exige, que el resto es puro globo hinchado. Y leí que el nuevo Gobierno de Ecuador está en la misma linea: se le está reclamando una deuda inflada que no piensan pagar.

¿Dónde quiero ir a parar con todo esto?: somos indios a los que han vendido necesarias viviendas - para vivir, claro- a precios abusivos, mientras nos daban crédito indefinido para que nos emborrachásemos de consumismo, nuestros gobiernos se han endeudado hasta las cejas, "deuda odiosa" pura y dura, para enriquecerse con comisiones al tiempo que creaban circo que distrajese al populacho y comprase votos. Ahora vienen los señores inversionistas y dicen que la fiesta acabó y que tenemos que pagar  a escote el pulque consumido.

No deberíamos pagar la deuda, nadie debería hacerlo. Si el que presta arriesga, puede perder.
Eso por un lado. Y por el otro: dejemos de hacer el indio. Dejemos de emborracharnos con mierdecitas consumistas que no necesitamos, cambiemos la forma de vida.

Sé que no se va a hacer, que seguramente nos esclavizarán por la deuda odiosa. Y que seguiremos haciendo el indio. En conjunto, nos mereceremos lo que nos pase.
No, lo siento, no veo margen para la esperanza. Mejor me refugio en el cinismo.

Que paséis buen verano los norteños y buen invierno los sureños.


13 comentaris:

Eastriver 12 julio, 2011  

Descla, eres necesario, chico. Porque uno se cansa de tanto discursito unidireccional. Se han hecho las cosas mal, coincidimos. Todos hemos hecho las cosas mal, coincidimos también.

El discurso anti estados es lícito y es cierto. Tanto y tantísimo dinero mal gastado, con suculentas comisiones para cuatro. Es como para salir a quemar palacios. Pero, como de costumbre, nadie mira bajo su alfombra. Porque no le interesa. ¿Cuántos ciudadanos han vivido haciendo trampas? Hoy mismo han condenado a la pedorra de la Campanario. No fue una excepción. Se han comprado votos, muchísimos, gracias a suculentas pagas. No pondré ejemplos ni daré nombres ni lugares, pero si yo los veo, muchos los vendrán.

Que me revienten las derechas es lógico y normal, porque la mayoría son unos cínicos. Lo que me escama y me duele es que me indigne la izquierda, incluso la izquierda intensa, porque se llena la boca con discursos pero tampoco dice el cien por cien de la verdad.

Pagaremos los de siempre, Descla, y eso es lo malo. Los que jamás cobramos comisiones ni nos dieron pagas. Y que conste que no me quejo de las pagas necesarias, por la sencilla razón de que son necesarias y tendría que ser obligado que se pudieran dar siempre. Me quejo de los tramposos que están en todas partes. A montones.

Chesana 12 julio, 2011  

Es complicado el tema porque lo han liado de tal forma que no hay manera ahora de desliar la madeja. Pero eso sí: los de arriba sin soltar un duro, ni ir a la cárcel ni devolver nada; los de abajo, los de siempre, cada vez más pobres y con recortes por todas partes que parece seamos nosotros los entrampados y no ellos en realidad.

Pero les dejamos hacer una y otra vez. No hay más que ver lo sucedido en España en las últimas elecciones: mayoría de una derecha llena de corruptos entre los cuales incluso hay presidentes de autonomías. Y no pasa nada, ni siquiera nos alteramos. Es como aquel que se quejaba a un amigo que le daban siempre por culo y el amigo le responde: pero súbete de una vez los pantalones, hombre!!!.

Buena reflexión la tuya.

Desclasado 12 julio, 2011  

East/Chesana: para mí la culpa clara es de los que dirigen. Si se cae una obra la responsabilidad es del arquitecto, no del peón. Pero podemos hablar de complicidad de los peones, que viendo hacer mal la obra no alzaban la voz porque hacerla mal les permitía trabajar menos cobrando lo mismo.
No siento culpas cristianas de esas de "todos hemos sido culpables, hemos vivido como ricos", pero veo claro que mientras nos fueran dando dejábamos hacer mal a los de arriba.

Camino a Gaia 12 julio, 2011  

La esclavitud está lejos de ser erradicada y cuando dejas libertad absoluta al capital es lo que queda.
Una vez expoliados los comunes, léase recursos planetarios, y también los recursos públicos, ahora toca hacer caja y descubrir que después de tanto trabajo estamos endeudados para siempre. Se ve que no le tenemos cogido el tranquillo a este Monopoly neoliberal.
De todas formas, lo malo(o lo bueno) de la ambición es que carece de medida y contención. Y si los que manejan el mundo no han sabido templar el abuso en el agotamiento de recursos, tampoco lo harán en la explotación de las personas, lo que nos lleva inevitablemente a una nueva revolución.
¿Cuanto tiempo habremos de esperar?
Supongo que hasta que se acabe el "pulque". Y me temo que está en las últimas.

Antonio 12 julio, 2011  

Esta situación es insostenible por varias cuestiones. Ya no se trata solo de que estamos expoliando la naturaleza, de que nos estamos cargando el planeta, sino de que están creando bolas de nieve que crecen y crecen hasta que acaben por arrollarlo todo y reventar. Esta fuga hacia adelante no es sostenible, ni justa, ni tiene salida.
Si tienes deuda y pides dinero para pagarla te endeudas más, pero si encima tienen el cinismo de pedirte más intereses, por las primas de riesgo, eso te garantiza que tu deuda no se paga sino que se incrementa. Al final, como siempre, pretende ganar la banca, que practica el saprofitismo en esta descomposición de los Estados hasta hacerlos desaparecer o adueñarse de ellos. La pregunta sería si los políticos son nuestros o de ellos y la respuesta es claramente que de ellos, mayoritariamente trabajan para ellos y al final le venderán a precio de saldo nuestras autovías, nuestra sanidad, nuestros trenes, etc. y nuestra libertad.
Para cuándo unos gobiernos que gobiernen pensando en la ciudadanía… Solo queda que venga una nueva revolución que se centre en la conciencia activa de los sujetos para que sea perdurable y no le entreguemos a otros, en plan liderazgos, nuestra capacidad de decidir…
Un abrazo

Antònia Pons Valldosera 13 julio, 2011  

Tu post me ha recordado a la novela: Las uvas de la ira de John Steinbeck. No hace falta que te proporcionen licor para atontarte, basta con que te paguen menos de lo que cuestan los alimentos que el mismo patrón te vende.
Mucho me temo que en estos momentos estamos en esta segunda fase: no te quejes si no tienes convenio o si no te pagan lo justo, considérate afortunado de tener un trabajo.
Un abrazo Descla.

Josep 13 julio, 2011  

Descla, a mi como a Antònia también me ha recordado algo tu post. Como no lo sabría explicar muy bien, dejo este enlace. Estas cosas ocurrieron, y las he vivido, y los de mi edad también las recordarán. En aquel entonces también eramos unos esclavos. Esclavos como parece ser que seremos, si de una puñetera vez no levantemos el trasero de la silla.

http://www.youtube.com/watch?v=xxYaxabKc0U&feature=player_embedded

Un abrazo.

Curiyú 13 julio, 2011  

Por la experiencia Argentina, yo estoy absolutamente de acuerdo en lo que decís. No hay que pagar. No es deuda odiosa siquiera, sino deuda inflada, robada, esquilman a los estados, o sea, nos esquilman.
Y claro que, lo mismo se hace en niveles inferiores. El ejemplo de los indios que das, se sigue practicando en nuestros campos. Los patrones hacen trabajar a los empleados de sol a luna, y después les venden de su propio negocio mercaderías y bebidas a precios exorbitantes. Después, los hijos de perra se cagan en pagar retenciones aduaneras a la soja cuya tonelada está, creo que a más de 400 o 500 dolares, y ni hablar de la cosecha de este año.
A sus empleados, claro, los tienen viviendo en chozas arcaicas y comiendo mierda. Es lo mismo, que hacen estos señores con nuestros estados, tenemos que entenderlo, "NUESTROS ESTADOS".
Se sabe que tu invitación a dejar de seguir la carrera del consumismo, caerá en saco roto, pero nunca viene mal recorderle a los boludos, que para dejar de ser boludo solo hay que tener voluntad de dejar de serlo.
Un abrazo para todos.

•°•.•°•.♥*•¸♥.Lluviaenelsilenciodelanoche•*•¸♥ ♥. •°•.•° 15 julio, 2011  

Un extremadamente interesantisimo.

muy complacida de leerte.


besos

(¯`•.•´¯) (¯`•.•´¯)

*`•.¸(¯`•.•´¯)¸.•´

¤ º° ¤`•.¸.•´ ¤ º° ¤ •.¸¸.•´¯`•.¸¸.☆♡

Anónimo,  19 julio, 2011  

Hola :

Me llamo Eliana Villarreal soy administradora de un sitio web. Tengo que decir que me ha gustado su página y le felicito por hacer un buen trabajo. Por ello me encantaria contar con tu sitio en mi directorio, consiguiendo que mis visitantes entren tambien en su web.

Si estas de acuerdo hazmelo saber enviando un mail a eliana.villarreal.bravo@hotmail.com
Eliana Villarreal

Desclasado 21 julio, 2011  

Disculpen que no les haya contestado, he estado -y estoy- unos días fuera.
Tampoco hay mucho que contestar: quién no vea la que se nos viene encima es muy ciego, aunque vea de los dos ojos, o está muy anestesiado.

Eliana: eso se lo dirás a todos.

Saludos.

Montserrat Sala 23 julio, 2011  

Estoy completamente de acuerdo contigo amigo Desclasado. En todos y en cada uno de los puntos. Yo si veo que vamos de mal a peor. Y que es muy dificil solucionar. Mejor dicho tal y como somos de burros, no tiene solución alguna. Mi madre hubiera dicho: Tenemos que cambiar la piel como las serpientes.
Te parece?
saludos.

Ataúlfa Braun 25 julio, 2011  

Amén.

Un apunte solo. El problema no es si nos hemos bebido todo el brebaje, que en realidad prácticamente ha sido obligatorio. El problema es que durante años hemos creído que la democracia era algo gratis, establecido per se y que si no ibas a votar pues no pasaba nada. Y si no protestabas pues tampoco. Y ahora que empiezan a tocarnos bien los bolsillos y otras cosas, ahora sí, todos clamamos a voz en grito. Pero desengañémonos, no es porque queramos un mundo mejor o algo así, bueno, algunos quizás sí, sino que...

Salud

Publicar un comentario en la entrada

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP