Un grito y un poema

>> 8/6/11


Hace algún tiempo compuse este poema. Ya se divisaba la aplastante acometida que el sistema estaba realizando. La crisis estaba siendo gestionada en beneficio de unos pocos, curiosamente quienes la protagonizaron, sus causantes. Era su crisis y se sintieron con derecho a resolverla enfocada a sus intereses, sin pensar en los cadáveres que quedaran en el camino, en las familias rotas y arrojadas a la miseria. Si alguien se enriquece, alguien se empobrece cuando no se crece.

Pensé que el mundo había caído en manos de una mafia terrible. Una mafia que se había adueñado de los medios de comunicación y los usaba para manipular opiniones de la gente, que había colonizado los partidos políticos mediante el arma terrible de la deuda bancaria y la acomodación de sus instintos corruptos, por lo que los hacía bailar a su son. Una mafia que controlaba el flujo del dinero, de la banca y las finanzas, de la bolsa y la especulación, que se había apropiado y ajustado las leyes para atrincherarse en su poltrona y dominar el sistema. No tenía escrúpulos y, día a día, se adueñaba de todo lo material, las empresas, los servicios públicos, la educación, la universidad, la sanidad, los medios y vías de comunicación… todo, absolutamente todo, en base a una cacareada libertad del dios mercado que todo lo puede y lo regula. Era la ley del más fuerte. Donde cabe el chantaje, la mentira, la manipulación y el juego sucio. El sistema había fagocitado las ideologías políticas, la democracia había sido adulterada hasta convertirle en un mero rito del voto en plan pantomima, donde los programas y promesas no se cumplen, donde se vota para huir del más malo y no para apoyar al más bueno. Donde la ilusión se pierde y se grita sálvese el que pueda.

Para ello fueron creando al hombre y la mujer mediocres. La tele se encargó de desvirtuar la esencia de los debates, de la denostación sistemática, de la invasión en la vida ajena y dinamitar un concepto, viejo y apreciado concepto, como es el respeto. Presentadores histriónicos fueron tomando protagonismo hasta convertirse en estrellas de la tele, en hacedores de mitos, de héroes y modelos, destrozando valores y principios y entrando en el todo vale. Dios los confunda!!!

Entonces vi con claridad que bogábamos en un mar cargado de negrura, una noche tenebrosa que no nos dejaba ver el horizonte ni el mañana, la luz que da la vida con el amanecer de un sol. Nos querían confundir y atrapar en sus redes hasta someternos a una nueva dimensión, una situación donde perdíamos la esencia de un Estado gobernado por votación popular, por políticos éticos y honrados, en una democracia real, para ser dominados desde la empresa y la banca, desde la economía y la especulación financiera… Ellos dicen: Yo tengo el dinero, yo invierto, yo creo trabajo, yo decido… Los gobiernos, en lugar de afrontar la situación con reformas de leyes más justa, que hicieran patente que su dinero había sido producido por el colectivo social, y que debían revertir en el bienestar común, le apoyaron y los salvaron, cagados de miedo, acojonados ante la amenaza de quiebra del sistema… Eso ya se sabe y no insistiré…

Y aquí danzaban a la par políticos, capital y banca, empresas y multinacionales, religión adoctrinadora, justicia y gobierno… Al pueblo solo le quedaba indignarse. Muchos lo hicieron, pero los acomodados mediocres, no solo no rechazaron el sistema sino que vieron en él la salvación en una huída hacia delante suicida. Las políticas neoliberales se fueron imponiendo, con sus agencias calificadoras, su valoración de riesgos, su juego interesado hasta doblegar al opositor y llevarse el gato al agua… Muchos se cegaron, no quisieron ver más allá, ni los programas ocultos, ni estrategias serviles a intereses bastardos y espurios; en suma, no adivinaban la tendencia y objetivos que se planteaban determinados políticas neoliberales y acabaron prefiriendo la sumisión, dejando de ser soberanos de un Estado para convertirse en súbditos de una empresa… Desmontan, pues, el Estado, que es nuestro, y lo venden a privados para que sea suyo…

Yo, hoy, quiero hacer mi grito de lobo, mi aullido desde la montaña al amparo del bosque de la vida, con este poema como réplica a estos tiranos que forman la “mafia” conjurada que nos amenazada… Perdonen que le llame mafia, pero cuando hay un grupo organizado que trata de defender sus intereses a costa de otros, creo que es un término adecuado para definir la mafia del poder…

Negra y tenebrosa noche


Y tú, tirano, me dices:

“No mires en tu interior,
sino mírame a la cara,
que soy quien tiene el poder
de decidir tu mañana”.

Y yo, rebelde, respondo:


Negra y tenebrosa noche,
noche negra
amenazante y soberbia,
que amedrentas desde el mar
al amparo de la sombra.

Viento bronco y desalmado,
viento frío, viento helado
que me gritas al odio,
que me espantas e intimidas
dejándome en desamparo.

Mar retador y bravío,
mar vigoroso y osado,
orgulloso y altanero
de oscuro abismo cargado
con amenazas de muerte,
hacia el fondo sepultado.

Ola asoladora inmensa,
soberbiamente dotada,
coronada por espumas
que me lanzas a la cara
para cegarme los ojos,
para acobardar mi alma.

Oscuridad ofuscadora
que bloquea mi mirada,
que no deja vislumbrar
el horizonte perdido,
la suerte de mi mañana.

Al fondo vislumbro algo,
los confines de otra vida
si venzo tanta patraña,
si lanzo mi vela al viento,
si remo con mucha saña.

Ahora voy comprendiendo
por qué se da esta alianza
entre la noche y el viento,
entre la mar y las sombras
junto a esa ola espumada.

Quieren cambiarme mi barca,
que navegue sobre el miedo,
que abandone la esperanza,
que convierta en bajel viejo
la ilusión que me acompaña,
que abandone mis ideas
y me preste a su doctrina,
a su credo y su enseñanza.

Aunque navegue en un bote,
aunque sea insignificancia,
flotaré como la espuma
sobre las aguas bravías
al amparo de mi barca.

Así no podrán conmigo
y aguantaré sus bravatas
hasta las claras del día
que me abra las ventanas
y poder mirar al frente
y poder buscar con calma
el horizonte perdido
que me lleve a la esperanza.

Gritad, malditos jodidos,
clamad vuestras amenazas
que por mucho que gritéis
el miedo no me hace mella,
el miedo no me atenaza,
el miedo a viejos fantasmas
erradiqué de mi vida,
lo lancé al fondo del mar
sepultándolo en la nada.

Políticos y vampiros,
cardenales de gran panza,
saprofitos y banqueros,
ladrones, desfalcadores,
guantes blancos,
moral flaca
y corrupciones a manta.
¿Qué buscáis con el discurso
que quiere prender mi alma?

Sobre el agua de la noche,
mecido sobre olas blancas,
cargado de nueva fuerza,
duermo tranquilo mis sueños.
Contra mí no pueden nada,
soy yo el dueño de mi rumbo,
quien burla sus pretensiones,
quien busca mis horizontes
y gestiona mi esperanza.

25 comentaris:

Eastriver 08 junio, 2011  

Antonio, el mar siempre ha sido metáfora de las pasiones, en el buen sentido. Pero, en ocasiones, el mar se nos quiere tragar, y no precisamente en un sentido positivo o apasionado, y entonces el mar se vuelve negro, amenazante, nosotros nos transformamos en unas barcas que sin saber cómo consiguen sobrevivir, y todo lo que nos rodea, en viento helado, a pesar de que a lo lejos observamos un futuro anhelado tranquilo, que no sabemos si es real o una quimera.

Lo de convertirnos en una barquita insignificante y sin embargo altanera y segura de su triunfo, ni que sea sólo por unos valores que reivindicamos, me parece que de momento es lo único que nos queda: la reivindicación del yo. Es una actitud romántica. Pero es necesario unirnos, unir esas barcas diminutas, todas a punto de ser tragadas por el mar oscuro. Hoy vemos, más que nunca, que en la unión está no sólo la fuerza, sino la única posibilidad de supervivencia. Buen poema social construido a partir de las antítesis que hoy gobiernan nuestras vidas.

Y aprovecho para decirte que te deseo un mar calmo y mucho alimento espiritual, mucha paz, mucha felicidad, muchísima riqueza, y un feliz retorno, que me tienes muerto de envidia. Disfruta de la family y los amigos. Un gran abrazo.

JUAN 08 junio, 2011  

"Políticos y vampiros,
cardenales de gran panza,
saprofitos y banqueros,
ladrones, desfalcadores,
guantes blancos,
moral flaca"

Ayer comprobé una vez más lo que dice tu poema. Aparecieron en la tele, sentados en una mesa de restaurante, celebrando no sé qué fiesta, los protagonistas de la gran comedia: Los dirigentes sindicales flanqueados por el presidente de la patronal y el cardenal. Todos reían y bebían,felices de la excelente representación de sus roles. Ahora el Gobierno dictaminaría lo que de antemano habían acordado con ambas partes: más recortes de derechos sociales.Y los sindicatos habrán salvado su imagen porque, aparentemente, han defendido a los trabajadores hasta el último momento.
Es cierto que el mar negro con su bramido y sus imponentes olas da miedo a los navegantes;también lo es el que los más pequeños pececillos son capaces de enfrentarse a él y navegar a donde quieran sin temor a la fuerza de las olas. Y éstos están acampados en la Puerta del Sol.
Antonio, gracias por compartir tu visión de las cosas y el magnífico poema.Un abrazo

Antònia Pons Valldosera 08 junio, 2011  

Compañeros, que estamos indignados ya lo saben y por eso han intentado callarnos a porrazos.
¿Por qué no pasamos a la acción?
Propongo que les metamos a todos en la cárcel como en Islandia.
Salud!

Desclasado 08 junio, 2011  

Suscribo la moción de Antònia, si se van siempre de rositas no tienen miedo a nada, y, a pesar de la bonita épica del poema de Antonio, el miedo lo tenemos nosotros. Yo me confieso serenamente acojonado, sin histerias, pero acojonado.
No es miedo paralizante... aún.

emejota 08 junio, 2011  

Te entiendo tan bien y siento lo mismo y no veo más solución que las drásticas que arramplen con los sistemas corruptos que hemos edificado, aunque, como siempre, pagaremos todos, justos y pecadores. Ya sabes, mi fuerza es poca y hace tiempo que decidí emigrar a otros espacios más sutiles donde me resulta más fácil respirar. ¿irreales? Bueno... y qué.....a niveles profundos resultan mucho más reales que los que nos rodean. Beso.

Antònia Pons Valldosera 08 junio, 2011  

Yo ya he empezado la guerra por mi cuenta, voy de franco tiradora. El otro día le dije a una que si ella estaba allí es porque yo estaba aquí. Y que hiciera el favor de escucharme que eso era un inconveniente inherente al cargo.
Después ejercí un poco de presión, hablando en plata, un chantaje pequeñito. Ahora estaba pensando en volver a llamar para rematar la faena.
Descla, no podemos acojonarnos, ellos cuentan con eso y no. ¡Que se jodan todos!

Antonio 08 junio, 2011  

Es cierto, Ramón, del mar salimos y en el mar vivimos metafóricamente. La vida es un navegar por ese mar que nos envuelve. Cada uno somos una unidad de navegación con nuestra fuerza y empuje. Ellos pretende que subamos a su barco, pero la libertad de cada cual debe imponerse hasta que la propia barca lleve su rumbo sin condicionantes. Nuestra sinergia debe ser por convicción y no por imposición.
Gracias por tus deseos y espero que todo vaya bien, ya te contaré…
Un abrazo

Antonio 08 junio, 2011  

Juan, la teatralidad ha sido siempre un factor determinante en esta sociedad donde representamos cada cual su rol, pero ha llegado la hora de cuestionar esos roles de políticos, de religiosos, de empresario, de obrero y de elemento reproductor y sostenedor del sistema en general… Esta estructura nos lleva a sitios no deseados y hay que redefinir sus objetivos y su organización…
Un abrazo

Antonio 08 junio, 2011  

No puede ser Antonia, hasta que se tome más conciencia de la farsa, hasta que veamos como se articula esa mafia que los sostiene en el poder y que organiza y proclama las leyes para perpetuar su dominio. El camino se está andando, pero ellos saben manipular y vender sus intereses por encima de los de un colectivo humano que busca otros valores y no el del mero materialismo y del mercado. Por eso hablo de la creación y potenciación del mediocre para alienarlo y someterlo.
Es curioso lo poco que se habla de Islandia y lo mucho que se habla de lo que les interesa a ellos… las barbas del vecino mejor no nombrarlas cuando las están cortando vayamos a tener que poner las nuestras en remojo.
Saludos

Antonio 08 junio, 2011  

Desclasado creo que el miedo siempre se tiene ante lo desconocido. Todo cambio genera miedo o preocupación, por eso se dice más vale malo conocido que bueno por conocer, por ese miedo que genera el cambio. Ahora bien, el ser humano, y la sociedad en su conjunto, deben ser, y lo son, sujetos dinámicos que cambian continuamente, que evolucionan, pero la cuestión está en como se gestiona ese cambio y como se movilizan los elementos que lo generan, en quien es el que dirige el barco y define el rumbo…
Solo nos queda el voto en los países democráticos, por decirles algo, aunque ese desaparece en cuanto se cuestiona el poder real, entonces se alían y forman un frente para defenderse y eliminar ese derecho, de eso España sabe y sufrió mucho…
En conclusión, el marco es la constitución, que los ampara y quien no juega a ello está fuera de la ley… mira por donde se amarran.

Antonio 08 junio, 2011  

Emejota tu barca navega en esos espacios, pero la realidad está en ese mar donde no podemos escapar. Romper, redirigir, redefinir o reestructurar el sistema de modo drástico suelo llevar a la forma traumática que, por propia definición, acaba en otra situación similar con el paso del tiempo. El mundo está en crisis en todas sus manifestaciones sociales pues ninguna ha sido capaz de conciliar el proceso evolutivo con los intereses generales de una sociedad justa y humanista, de esos espacios más sutiles que tú reclamas y que son los de todos al fin y al cabo…
Un beso

Antonio 08 junio, 2011  

Antonia, pienso que la asertividad que muestras es un camino de claridad que marca la ruta a seguir. No podemos acojonarnos, aunque hay que saber valorar y comprender las circunstancias para establecer estrategias de acción personal y colectiva…
Sigo creyendo, como he dicho en alguna otra ocasión, que este mundo necesita una catarsis social que redefina los valores y los principios por convicción colectiva y no por imposición de grupos.
Es difícil que se jodan, cuando han estado más cerca de ello han acabado flotando y dejando en el fango a los demás. Sigo pensando que la educación y formación del pueblo llano, de la gente, en sus premisas sociales básicas debe ser más coherente. Reivindico esa catarsis para reforzar nuestra capacidad pensante y cuestionarlo todo, absolutamente todo, hasta ver la luz en el horizonte, hasta poder ver la cantidad de barquichuelas que hay navegando y buscando el nuevo horizonte en esta noche oscura que nos tienen apagada, sin dejarnos ver la luna que nos oriente en el devenir.

Eastriver 08 junio, 2011  

Berlanga tiene una peli (mala, dentro de lo que es su cinematografía) que se titula Todos a la cárcel. Recuerdo que era la época de la crisis de los gobiernos González, cuando en estas tierras se comenzaba a hablar de corrupción.

Si entonces Berlanga hizo una metáfora, sería genial que ahora la metáfora se convirtiera en realidad. Tenemos incluso más motivos que entonces.

Antònia, me sumo a tu grito. Todos a la cárcel, eso. Porque nuestra indignación no es todavía paralizante, como dice Desclasado.

Desclasado 08 junio, 2011  

No, Antonio, no estoy acojonado por el cambio; estoy acojonado porque no cambie.
Si la dirección que llevamos no cambia, madre mía, madre mía.

Dean 09 junio, 2011  

Dulces palabras para nosotros los utópicos, los que seguimos soñando a pesar de los reveses que la crónica diaria nos trae como una burla.
Un saludo.

Antonio 09 junio, 2011  

Yo creo, amigo Ramón, que faltarían cárceles para encerrar a tanto delincuente, porque no es solo el corrupto sino el que le apoya, quien delinque... Siempre sostuve que estamos en un país de pillo donde se rinde tributo al listejo de abordo que se aprovecha del puesto. Ya se sabe aquel dicho que corre por nuestra geografía: No me des dinero ponme donde haya.

Antonio 09 junio, 2011  

Desclasado, entiendo que no estés acojonado, lo que es un signo de madurez, pero sí preocupado. Al menos yo sí lo estoy, no tanto por el cambio sino por hacía donde va ese cambio. Ya se sabe que la homeostasis de un sistema es imprevisible y que el resultado final irán en función de cómo respondan todas y cada una de las partes que lo integran. Creo que en toda masa social hay tres grupos diferenciados, uno es el motor del cambio, otro la masa indiferente y el otro el freno al cambio. Habría que ver si los motores del cambio van orientados a un mismo fin y si todos quieren el mismo cambio… complejo asunto que se va fraguando, bajo mi modesta opinión en la concienciación de los grupos y su protagonismo. En fin complejo asunto el que nos ocupa y preocupa…

Antonio 09 junio, 2011  

Dean, me gusta ser utópico, es signo de libertad. Es ese horizonte marino al que nunca se llega pero hacia el que siempre se camina. Librepensador me defino y no soy gregario, aunque sí creo que, si bien mi pensamiento es mío y tengo la obligación de compartirlo con los demás desde el respeto y la asertividad, también entiendo que he de beber del pensamiento de los otros para digerirlo en mi peculiar cerebro con su idiosincrasia y alabo la diversidad enriquecedora y nunca impositiva o excluyente.
Un saludo

Desclasado 09 junio, 2011  

Totalmente de acuerdo, muy complejo el tema de la dirección del cambio y abre, además, muchas ramificaciones.
Por eso llevo insistiendo un tiempo en pocas directrices, muy claras y muy concretas.
Lo contrario, el hacer revoluciones a la carta, es no hacer ninguna revolución y, como de costumbre, gana la banca.

Saludos.

Desclasado 09 junio, 2011  

Perdón: donde dije:

"Por eso llevo insistiendo un tiempo en pocas directrices, muy claras y muy concretas."

Debí añadir:

Y SOBRE TODO GENERALISTAS.

Esto es: que impliquen a la mayor parte de la población posible. Que rasquen donde a la mayoría nos pica.

María 09 junio, 2011  

Me siento como una mierda -con perdón- como un cero a la izquierda (nunca mejor dicho) creo que mi voto se va a tirar a la basura.
Así que no le puedo poner poesía a esto de ninguna manera. Lo siento.

Saludos

Camino a Gaia 09 junio, 2011  

Creo que toda esa oscuridad, esa confusión, no tiene otro objetivo que confundir la causa con el efecto, la víctima con el victimario, al tirano con el benefactor, la democracia con la dictadura.
No llamamos cerdo al corrupto sino a aquel sobre el que se arroja la podredumbre.
Y así crece el fascismo enfrentando a las víctimas, lanzándolas unas contra otras, al parado contra el funcionario o contra el inmigrante.
Ese es el paso que viene ahora, la consecuencia lógica de una estrategia que no es nueva.

En cuanto a la dirección en que se puede avanzar, hay que abrir caminos nuevos porque los antiguos están cerrados. Los sindicatos no tienen empresarios contra los que puedan protestar porque la crisis se llevó a las medianas y pequeñas empresas. Y el problema no es que no se hayan dado suficientes incentivos para que sea mas fácil la contratación, es que nuestro modelo productivo está completamente desorientado y en fase de colapso.
El problema en estos momentos es ¿qué producir?.
Sé que muchas personas ven todavía al capitalismo como un monstruo indestructible y yo creo que mas bien es un sistema moribundo y agonizante al que nos empeñamos en hacer el boca a boca.

Montserrat Sala 13 junio, 2011  

Hola a todos: A mí lo que más me ha gustado de vuestro foro, aunque muy interesantes todos los temas y demás, ha sido el poema que tal situación, ha inspirado a Antonio. Fino...Fino....Si señor!

mara 16 junio, 2011  

Vamos a la deriva desde hace ya mucho tiempo.Esto fue predecido por grandes visionarios (Pasolini) ,se habla de crisis de valores que acaba contagiando a la banca , al mundo de la educcación y al mundo entero en general.
Que se puede esperar de aquellos que se han enriquecido a costa del pueblo sin importarle lo más mínimo su manera de sobrevivir?Ahora también resolverán la crisis en función de ellos nunca en función sel pueblo.
Vivimos en un mundo sin sentido y creo que esto tiene difícil solución

ana maría parente,  04 febrero, 2012  

Antonito ,que belleza describes.
Como se ve que lees y entiendes lo que lees
Eso ,antes se decía ,es ser verdaderamente culto.
En esta selva del INTERNET-en donde hay tantos con master que no se dan cuenta que están sirviendo a la basura misma- he encontrado varias joyas.
Entre ellas esta belleza de blog y vine enganchando con otros dos preciosos también.
Agradezco ,hoy es mi cumpleaños ,este auténtico regalo .
Acá -en ARGENTINA -los procesos de deterioro son IMPRESIONANTES

Publicar un comentario

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP