Al fuego hay que atizarlo. Primeras impresiones del estallido social en España

>> 18/5/11



E.DELACROIX, La libertad guiando al pueblo (1830), Museo del Louvre, París


Lo cierto es que no sé cómo empezar a escribir esto. Voy retrasada en la entrega de esta entrada y no deja de sucederse información minuto tras minuto. No voy a negar que es excitante observar este primer atisbo de reacción ciudadana contra los abusos de algunos partidos políticos y de ciertos poderes no democráticos establecidos en la sociedad long time ago. Pero al mismo tiempo que en las grandes ciudades se respira, además de la acostumbrada polución, esta sensación de que algo está pasando, mi parte más cerebral me invita a la cautela. Y es que cualquier análisis simultáneo de esta situación puede ser peligroso y poco acertado.

Me explico. Dado que la crisis en la que estamos inmersos no se ha gestado de un día para otro, sino con calma, con mucha calma, no podemos precipitarnos a realizar un análisis al minuto de lo que va aconteciendo estos días. Habrá que ver cómo se organizan estos movimientos sociales recién nacidos, cuánto aguantan (recordemos que Occidente tiene poca paciencia), cómo se interrelacionan los distintos componentes de los mismos y, sobre todo, hasta cuándo van a durar los pactos con las "autoridades". Sería prudente, al menos hasta el próximo lunes por la mañana. Recordemos que al fuego hay que atizarlo sin ahogarlo, para que prenda y se constituya hoguera.

Por otro lado, hay que señalar una primera victoria y es la capacidad que han tenido estos grupos para trascender el lobby de los mass media. De una concentración, digamos popular, silenciada se ha pasado a la cobertura total de esta "noticia". Ésa es una buena estocada. Esta mañana en la red social Facebook se leía cómo la gente empuñaba palabras rebeldes contra algunos medios de comunicación de gran audiencia y tirada, lo cual demuestra que cuando un grueso de la población quiere, se puede.

Con todo, sigo siendo prudente. Hay cosas que no terminan de encajar, algunas por innovadoras, otras por conocidas históricamente. De entre las innovadoras me hace pensar la importancia que se le está dando a las redes sociales, no sólo en este movimiento hispánico, sino en cualquier revuelta mundial que se precie. Que éstas son una herramienta de distribución y divulgación es cierto, pero ¿hasta cuándo? y ¿Con qué objeto? Otra de las cosas que no me gustan es la marketinización de estas concentraciones. Llevamos años escuchando que los jóvenes no se movilizan, que no hacen nada, que están dormidos. Bien, esos jóvenes son el reflejo de toda la sociedad, porque no son ellos solos los que no se han movilizado, no han hecho nada y estaban dormidos. Los que eran jóvenes hace 10, 20 y 30 años atrás tampoco lo hicieron. No es un reproche,que conste; estábamos inmersos en el denominado "estado del bienestar". Así que estas manifestaciones no constituyen un remake cool de mayo del 68, ni una supuesta e idealizada primavera en mitad de la guerra fría. Los años 60 pasaron y con ellos el mito de la juventud eterna, por mucho que a los cuarenta haya algunos que aún no han tenido su primer trabajo. Por eso digo que no me gusta la denominación de marca que se está dando.

Por último, dado que estas palabras son un primer punto de arranque para una posterior reflexión más profunda, existe un mensaje que algunos de estos grupos propagan que me parece desacertado. Se trata de la cuestión del voto. No ir a votar el próximo domingo o el año próximo es uno de los errores más grandes que la ciudadanía puede cometer. Por fortuna, todavía tenemos muchas opciones políticas que votar, incluso algunas opciones individuales que preservarán el derecho del sufragio universal. Si no encontramos un partido político en el que confiar, siempre se puede votar en blanco. Pero si además de no agradarnos ninguna opción política propuesta, ni queremos votar en blanco para que el dinero no se lo sigan repartiendo, tenemos la opción del voto nulo. Pero votar, tenemos que votar. Si dejamos que la política se deslegitime hasta el punto de que a nadie le importe, entonces la política, como decía Foucault, deja de tener sentido. Y sin esta herramienta, ¿qué nos queda? Propongo esta reflexión profunda, pues el momento previo a todo cambio histórico siempre es tenso, complejo y, en muchos casos, alienante.

Mi primera conclusión ante el nuevo escenario es cierta desconfianza ante cualquier opinión tajante al respecto. Creo que tendremos que tener paciencia hasta ver los primeros resultados de un lado y del otro del tablero; serenidad para resistir; y mucha cautela. Por lo demás, hay que seguir adelante.


30 comentaris:

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI 18 mayo, 2011  

Hoy hablaba con un compañero de trabajo, con el que habitualmente hablo de la Liga sobre estas movilizaciones . Me decía. "Pero qué alternativa ofrece esa gente". Yo le contesté. "La Democracia, el sistema que tenemos escrito en la Consitución y que nos hace soberanos de nuestros destinos.". Tragó un sorbo de cerveza y me replicó: "Eso es una utopía: aquí, y en todos lados lo único que es soberano es la deuda. Esa movida no me convence".

El consejero delegado español de una multinacional japonesa mantenía una reunión con los jefes de la matriz. Éstos le preguntaban sobre el motivo, el origen y las consecuencias de las protestas. Él les contestó: "Estoy muy preocupado. Si esto crece puede convertirse en un problema serio porque es una protesta espontánea que ha surgido sin control. No hay ningun interlocutor ni organización legal alguna detrás y podría ser muy difíficil neutralizarla. (esta conversación es absolutamente verídica)

Te leo siempre Ataulfa, aquí y en tu blog, porque propicias la reflexión y la contradicción.

Blue 18 mayo, 2011  

En mi opinión esta protesta tiene todo el sentido. De momento es eso, una protesta, y para empezar no está nada mal, pues recordemos que hasta hace unos días todo el mundo se quejaba de lo adormilada que estaba la gente. Supongo que podemos ponernos de acuerdo en que ya ha despertado ¿No?.
Pero al mismo tiempo que me ilusiona la protesta me incomodan las "repercusiones", a cada cual más sorprendente: que si quién estás detrás, que si solo son dos perroflautas aburridos, etc. Algo me hace pensar que ese incomodo por la situación actual, para algunos era algo ficticio.
Y yendo directamente a tus conclusiones.
1-¿Pones en cuestión la utilización de redes sociales para fines como este? ¿Solo se deberían utilizar para asuntos frívolos? ¿Debería haber algún tipo de censura? ¿Es eso?
2-La denominación de marca se la dan los medios. No hay mas que ir a una concentración para enterarse de que no hay solo jóvenes. Por otra parte...son los que deben estar, pues poco tienen que perder. Ya lo dicen ellos: "Nada tenemos, nada tememos".
3-DRY no dice absolutamente nada sobre el voto. Ni en blanco , ni nulo, ni a ningún partido. Basta con leer su manifiesto para enterarse. Otro ejemplo más de manipulación.

No hace falta que diga que los apoyo totalmente.
Teniendo en cuenta que todo ha sido muy rápido a partir del domingo, y que todo se está haciendo con mucha improvisación me parece que se están moviendo con muchísimo acierto.
Entiendo que los partidos, grandes o pequeños estén "dolidos". Claro, es que eso no va con ellos.
Por una vez se encuentran "fuera de plano" y sin el foco encima.
Saludos.

Ataúlfa Braun 18 mayo, 2011  

Mariano José, el comentario de tu compañero me ha dejado pensando, ¿la utopía no era el comunismo y la anarquía? :))
Por otra parte, entiendo que el jefazo esté preocupado. Como la gente empiece a rebelarse a qui no produce ni Dios, y eso, claro, repercute en sus engrosados bolsillos. ¡Hale, pues de paso que trabajen ellos un poquito!

Gracias por leerme, se hace lo que se puede en este mundo caótico.

Salud!

Ataúlfa Braun 18 mayo, 2011  

Blue, por supuesto que la protesta tiene todo el sentido, yo no estoy cuestionándolo en absoluto, lo que no sé es si hemos despertado o apenas nos desperezamos, por eso digo lo del tiempo al tiempo, vamos a ir viendo qué pasa.

Por otra parte voy a intentar responder a lo que me preguntas:
1. No, no pongo en cuestión la utilización de las redes sociales para estos fines. Pongo en cuestión la utilización de las redes sociales en sí, me interrogo acerca de ellas. Para lo que las quiera utilizar la gente me es indiferente. ¿Censura?!!!! Por favor, jamás verás escrita por mi mano semejante palabra y menos salir de mi boca. ¡Por favor, de dónde te has sacado eso! Lee bien ;))

2. Que la denominación de marca se la dan los medios es obvio, en ningún momento le atribuyo este cometido a ningún grupo. Y en lo de los jóvenes discrepo. Pero en este saco estamos todos, jóvenes y no tan jóvenes; demasiado manido está el discurso. La responsabilidad es de todos/-as.

3.Me he leído perfectamente el manifiesto de DRY y sé lo qué dicen. De hecho, si vuelves a leer mi escrito, verás que no menciono ni a DRY ni a ninguno de los grupos que pueda estar participando en los acontecimientos. No hablo de nadie, sino de movimientos, de algunos de los presentes que han llevado ese tipo de pancartas. Mientas haya libertad de expresión, unos pueden decir que se vote y otros lo contrario ¿cierto?

Me parece muy bien que los apoyes, yo también lo hago, aunque eso no es óbice para que me cuestione o me plantee ciertas cosas que, además, no acusan a nadie. Simplemente me preocupa que la llame se apague, me preocupa su evolución. Llámalo interés filosófico.

Espero haberte podido aclarar algo al respecto de lo que intentaba transmitir.

Un saludo!

Blue 18 mayo, 2011  

Ataúlfa, entonces pregunto:
1.¿Cual es el problema de que se utilicen redes sociales? ¿Por qué es un problema que la gente se comunique con rapidez y eficiencia? ¿Es peligroso?
2-Ahí no sé muy bien en qué discrepas ¿En que no solo había jóvenes o en que no es cosa de ellos?.
3-Puedo decir que como he participado en una de las manifestaciones me he preocupado de leer las pancartas y en ninguna se ha mencionado absolutamente nada sobre el voto. Por otra parte, si las manifestaciones están convocadas por DRY deberíamos atenernos a sus manifiestos. Independientemente de eso cualquiera puede llegar con una pancarta escrita desde su casa en la que ponga "Vote a la Esteban".
Eso es incontrolable y sería injusto poner ahí la lupa. O eso creo yo.
Saludos.

Ataúlfa Braun 18 mayo, 2011  

Blue,

1.Sobre las redes sociales no te puedo contestar aún. Acabamos de entrar en este fenómeno, por eso desconfío. Hay que esperar para el análisis; eso no significa que no se puedan usar.
2.Discrepo en referencia a lo que has comentado tú de que son ellos "los que deben estar". Ellos y los demás.
3.Imagino que no tienes el don de la omnipresencia, de manera que si te paseas por las redes sociales, twitter por ejemplo verás cosas del estilo.
Que conste que no ponía ahí la lupa; la pongo en el contexto.
Salud!

Blue 18 mayo, 2011  

Pues te doy mi opinión sobre esos tres puntos y concluyo:
1-Las redes sociales sirven para comunicarse rápido y de manera masiva y abierta, cosa que no se puede hacer por otros medios.Gracias a ellas me enteré de que, por ejemplo, pusieron un inhibidor de frecuencia en la Puerta del Sol para que la gente no pudiera comunicarse el lunes (primer día de la acampada). Curioso.
2. Los jóvenes no tienen nada que perder porque nada tienen. Yo quisiera acampar pero no puedo; ellos sí, y si quieren pelear por su futuro deben estar allí.
3.Pues he paseado bastante tanto real como virtualmente. Incluso seguí en directo la acampada de ayer. Puedo decir que por ahora veo todo bastante acertado, la verdad.
Saludos.

Ataúlfa Braun 18 mayo, 2011  

Blue,

Hasta el momento nadie ha dicho lo contrario de lo que tú dices.

Salud!

Eastriver 18 mayo, 2011  

Estoy totalmente de acuerdo. Mi percepción es que esto es el principio, o seguramente el principio del principio. No percibo anhelo profundo de cambio generalizado. Pero sí estoy percibiendo que se está poniendo la primera piedra. Lo malo (entre otras cosas que comentas) es lo de la paciencia, bien escasísimo. Y mira que la necesitamos para que se monte algo gordo, porque para cuando se acaba la paciencia lo que se necesita es precisamente paciencia para que un montón de hilos se pongan en movimiento. Tengo esperanza, esa es mi síntesis.

De acuerdo también en lo del voto. Hay que ir a votar porque los políticos se ríen de la abstención. Aunque seguramente el caos acabe siendo el camino más ordenado para conseguir que, como mínimo, la gente grite, y se mueva, y se indigne de una vez. Petons.

Antonio 18 mayo, 2011  

Ataulfa, todos estos movimientos son preocupantes. Lo digo en el mejor sentido de la palabra; es decir, merece la pena preocuparse de ellos y por ellos en tanto no se sabe muy bien hacia donde nos llevarán de forma definitiva.

Teóricamente, todo elemento nuevo o modificado que integra un sistema provoca un proceso homeostático que lleva a un cambio y una estabilización final, aunque no se sabe muy bien como y cuando se estabiliza. Quiero decir que no es predecible el resultado final y ello nos hace temer o inquietarnos por cual será este.

Soy cada vez más consciente de que el voto es el arma pacífica que tenemos para cambiar a los políticos y sus formas de actuar, pero también hay otra manera más poderosa, lenta y eficaz a largo plazo, que es la educación y concienciación del sujeto para llevar a esta sociedad a otra cultura de valores y principios que resuelva esa crisis cultural que yo planteo en mi última entrada en Grito de lobos. Si estos movimientos van orientados a cambiar la cultura por valores más humanistas, con componentes universales y ecológicos de progreso sostenido y no de continuar la agresión en un mundo de intereses de grupo, valdrá la pena.

La cuestión es que ya andan reconduciendo el movimiento en beneficio propio y puede que a mucha gente de la masa del sofá se los lleven a su campo. Me refiero al PP que no solo no quiere entender que este movimiento va contra él y su neoliberalismo, si no me equivoco, sino que pretende aprovecharse para deteriorar aún más la imagen del gobierno, estropeada en parte por hacer la política que ellos defienden y potenciarán.

Hay otro matiz determinante, bajo mi punto de vista. Si este movimiento se generaliza e universaliza, será importante y beneficioso de cara al cambio del sistema, pero si se localiza en países en crisis, con alto índice de desempleo y al amparo de la crisis actual, es probable que la lectura que se haga sea de que la salida de la situación es votar a las políticas neoliberales que están sacando de la crisis a países como Alemania, por ejemplo, entregándose a esta fuga hacia delante que hace el capital y el consumismo, lo que lleva a un mayor empleo aunque sea precario.

Después de reflexionar mucho he decidido que votará. El sentido del voto es lo que me falta definir, pero en todo caso mi voto entrará en la urna, aunque sea en blanco, para manifestar que no quiero perder el derecho a ejercerlo y que no desprecio aún el sistema democrático, sino que pretendo mejorarlo y llevarlo a una democracia real y universal.

Mientras tanto andaré al acecho para ver hacía dónde y como se dirige el movimiento y la política en general, a la par que sigo escribiendo y aclarando mis ideas, que es una forma activa de participar en el proceso evolutivo del cambio.

Un abrazo

Josep 18 mayo, 2011  

Pienso que ir a votar por supuesto que si, esto sin lugar a dudas, Aunque también entiendo a los que en este caso puntual no quieran hacerlo. Lo del voto en blanco es una cosa que me gustaría preguntar, pero no ahora porque no viene al caso. Yo también percibo que esto es el principio, pero esta tarde he hablado con un conocido mio que me decía que está poniendo el corazón igual que lo hizo por el Mayo del 68, pero que según su opinión nos falta alguien que "encarrile" todo esto, pero sobretodo que no sea un político, ni conocido ni por conocer. Porque sino todo se va a quedar en nada Me hablaba de Arcadi Oliveras, pero sin mucho convencimiento.
He escuchado a un político criticando la acción de "estos chicos de siempre". Vegüenza les debería dar. Con este mismo yo tambien he corrido delante de los grises, y ahora míralo....
Una abraçada.

Camino a Gaia 19 mayo, 2011  

En mi opinión esta movilización de la juventud responde a algo muy elemental: la falta de futuro, un atisbo de conciencia de que estamos viviendo una gran mentira. Vivimos en una sociedad con cinco millones de parados y en TVE se suceden historias de bodas, flirteos y famoseo vomitivo, mientras la tragedia de millones de personas se oculta entre fútbol. Vivimos una farsa y no tener nada que perder es lo que nos permite lanzarnos a arriesgar.
En cuanto a la motivación parece clara: democracia real, algo de lo que en este blog se ha debatido bastante.
Comparto buena parte de tus inquietudes porque el gran problema que tiene la izquierda es que no tiene modelo alternativo y el que tenemos se está hundiendo. Eso no quiere decir que no haya modelos alternativos, solo que la izquierda digamos mas mayoritaria se empeña en seguir aceptando remiendos.

Txema 19 mayo, 2011  

Ata, dejé mi comentario sobre este asunto en tu blog "Cronicas".

Si quieres me contestas aquí. Y me sumo al debate.

En resumen te decía que tu reflexión es muy interesante, pero que podemos ser arrastrados por los hechos mientras pensamos.

Besos

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI 19 mayo, 2011  

Claro, imáginate: ahora la utopía es la democracia. Hemos delegado hasta tal punto nuestras responsabilidades para con nuestro destino que cuando surge un movimiento que lo único que hace es reclamar nuestra soberanía recogida por la ley, nos da miedo, y pensamos que no puede ser, que el estado natural de las cosas es estar sometidos a los dictados de "los mercados" bajo la coartada de un supuesto sistema democrático.

Me gustaría también introducir en el debate el triste papel que están haciendo los sindicatos, criticando sin paliativos este movimiento y condenándolo al fracaso antes de tiempo. Demuestran que forman parte del sistema del que comen y que además están muy agusto con ese papel. Temen perder el rol de representantes del que se habían arrogado, temen que se les venga abajo el chiriguito.

Y, finalmente, una se las fortalezas de DRY puede convertirse en su fin: la heterogeneidad de sus componentes.
Aunque el mensaje es claro ("Que nos gobiernen nuestros representantes y no los mercados"), resultará muy complicado establecer unas mínimas prioridades para que el movimiento desemboque en resultados claros y consiga cambiar algo
Va a ser muy difícil, pero nadie dijo ni iamginó que fuese a ser sencillo. No podemos dejarnos llevar por las urgencias que ya están transmitiendo los medios de persuasión, creadores, consumidores y exterminadores de la actualidad

Larga y próspera vida a DRY.

Carlos Galeon 19 mayo, 2011  

Yo hace tiempo que en mi blog venía alimentando un movimiento de este tipo y que continuamente me hacía la pregunta de por qué la juventud no estallaba ante la situación en que vivían. Por fin han estallado con una reivindicaciones claras y justas: Acabar con la dictadura del mercado recuperando los derechos y libertades que nos han robado, caminar hacia una democracia participativa, con más transparencia política, la reforma de la ley electoral, separación real de la Iglesia-Estado, y posibilidad de cambiar la Constitución. Aparte de esto, este movimiento debe internacionalizarse, como mínimo a nivel europeo para poder hacerse efectivo. Por eso la lucha será larga y necesitarán nuestro apoyo. Desde luego, con el mío cuentan. Y no, esto no es un Mayo del 68, es mucho más, es el futuro, y no se puede fracasar porque si se fracasa no habrá futuro para nadie.

Ataúlfa Braun 19 mayo, 2011  

Ramón, no nos queda otra que la paciencia, pese a que sea duro decirlo. Paciencia para que los diversos movimientos sociales que surjan se cohesionen y se haga lo propio con sus idearios. Paciencia para mantenerlos vivos. Paciencia para resistir cuando todo se ponga peor. Paciencia para consolidarlos. Me encanta que al fin haya surgido este brote, me encanta; el movimiento social era el único camino. Me lo has leído y me lo has oído decir. Los movimientos sociales son los que consolidan algunos cambios. Prefiero mirar a América Latina que a los recientes acontecimientos árabes, puesto que los primeros están mucho más consolidados; los segundos son demasiado jóvenes para emitir opiniones certeras.
Así que, tengamos paciencia y sobre todo perseverancia.
Un petó!

Ataúlfa Braun 19 mayo, 2011  

Antonio, como siempre tu aportación es fundamental. Yo espero que este movimiento nuevo se convierta en algo profundo y no quede en algo superficial de unos días. De todas formas, si no alguno de estos movimientos surgidos esta última semana, será otro. Se ha destapado la caja, era de esperar, para "ellos", también. Lo importante es encontrar ahora el modo de quebrar la jugada prevista.
Por otra parte, lo que dices en cuanto a la educación es clave. Una ciudadanía no educada es fácilmente manipulable. Y creo que aquí podemos introducir otro punto. Que muchos de los "jóvenes" (habría que definir hasta cuándo uno es joven)tengan carrera/-s y/o máster/-es no significa que sean y estén educados. Para nada. Lo importante es el discernimiento, la capacidad de análisis y otras muchas cualidades. Muchos de nosotros hemos quedado como un exceso residual creado por esta sociedad. Hay algunos de estos "jóvenes" que acumulan títulos universitarios sin siquiera saber qué significan algunos de los términos que pretenden defender (entiéndaseme bien, que en esto de los debates virtuales se saca todo de contexto).

Otro punto que me interesa es el de la universalización de estos movimientos. Antonio, querido, eso sería la cuarta o la quinta internacional; es la revolución mundial esperada. ¿Habrá llegado al fin el momento?

Abrazos!

Ataúlfa Braun 19 mayo, 2011  

Josep, sin ánimo de criticar a nadie, el mayo francés ser quedó en poco menos que un eslogan. Claro que lo que se pretendía era interesante; es más, el movimiento obrero del 68 sí era interesante. Pero me gusta vincular este movimiento, con los que gotearon sangre de veras, con los checos, con los argentinos, con los chilenos. ¿Qué se escondía tras la "gauche divine" sesentayochista? Mucha sangre, Josep, mucha. Y los motivos son los mismos, exactamente los mismos que hay ahora. El fin de la segunda gran guerra determinó el inicio de la globalización y el neoliberalismo, ergo, estamos en el estadio final, el de la reacción frente al saqueo. De nuevo, una vez más.
El mundo, cuando se gestó, imagino que también era todo caos...

Un petó!!

Ataúlfa Braun 19 mayo, 2011  

Camino, tocas muchos puntos en breve. Uno de los que más me intersan en la reflexión que estoy haciendo es el de la "juventud". ¿Realmente se piensa que los jóvenes, digamos de la veintena, son la generación perdida? ¿Seguro? Creo que habría que echar la vista un poco atrás. Últimamente, estoy llegando a la conclusión de que todas aquellas generaciones nacidas a partir de 1976, incluso quizás un poco más atrás, constituyen generaciones perdidas. Y es que se nos ha hecho creer que porque los hijos de obreros hayamos ido a la Universidad, todo iba a cambiar. Pues no, señores, porque aquí el poder empresarial lo siguen teniendo los mismos y los puestos los siguen ocupando los hijos de, como siempre (hay excepciones, por supuesto, claro que sí). No me gusta nada que los medios abusen de la palabra "juventud", a no ser que esa juventud englobe desde los 0 hasta los 65 años, es decir las edades de productividad. Porque aquí todos estamos implicados, todos.

Salud!

Ataúlfa Braun 19 mayo, 2011  

Txema, como te he dicho, no ha entrado el comentario. Cosa de las redes...
No digo que nos sentemos a pensar como la estatua de Rodin. Sino que para actuar hay que pensar en cómo hacerlo. Porque no creerás que con pancartas, charlas, asambleas y cazuelas vamos a avanzar mucho. "Ellos" sí se sientan a pensar, ¿me explico?

Un beso!!!

Ataúlfa Braun 19 mayo, 2011  

MJ, no creo que sea miedo a DRY, por ejemplo. Es cierto recelo a la mezcla que se está dando en general. El manifiesto de DRY me parece interesantísimo, es más, lo comparto y le doy apoyo totalmente. Pero como decía al inicio, son las primeras impresiones; no ha habido tiempo suficiente de análisis.

Estoy de acuerdo en lo de la heterogeneidad, ya lo he comentado. Pero sí, hay que tener paciencia y no dejarse arrastrar por los buitres mediáticos que han acallado todo lo ocurrido hasta que ya no ha habido más remedio.

Salut!

Bien hecho al introducir a los sindictos en el debate. Para mí su actuación es vergonzosa desde el inicio de esta crisis, de manera que ahora no tienen ninguna legitimidad para opinar como "agentes públicos" al respecto. Son unos mangantes!

Ataúlfa Braun 19 mayo, 2011  

Carlos, totalmente de acuerdo, es así. Internacionalización y futuro, no hay más.

Un abrazo

Desclasado 20 mayo, 2011  

Ata, querida, el tema es tan gordo que he hecho entrada propia.
Te dejo lo que puse en la entrada:


"...veo un debate interesante en "Grito de Lobos"(está en mi blogroll) al respecto. Tengo que decir: confiar en las redes sociales es confiar en algo que nos pueden quitar. Usémoslas; de idiotas sería no hacerlo. Pero que no nos pillen en bragas cuando desenchufen, que hayamos creado vías alternativas de comunicación. Como toda la vida".

Saludos.

Desclasado 20 mayo, 2011  

Y hecho el matiz de las redes sociales, mi opinión general: yo me he tirao a la piscina, fácil es que me pegue un guarrazo, pero siento que debo apoyar esto.

Desclasado 20 mayo, 2011  

Se podría hacer un análisis en términos de estrategia política, pero me da pereza ponerme, aún me desborda un tanto el asunto y estoy más pasional que racional con el tema.

Saludos.

Ataúlfa Braun 20 mayo, 2011  

Descla, ahora me paso por tu blog. Yo también me he tirado a la piscina, hace tiempo que tengo cuentas. Pero como decía, es mi parte más cerebral y analítica la que me lleva a este primer análisis; mi corazón me está llevando a la plaza cada día cuando salgo de mi curro mileurista a cacerolear y a las asambleas (muy, pero que muy interesantes, por cierto).
Estoy contigo en lo del análisi de estrategia política, pero también estoy desboradada. La emoción es demasiado grande!!!! Pero lo podemos proponer o llevar a cabo en unos días.
Espero que hoy seamos todavía más.

Un beso!

Montserrat Sala 21 mayo, 2011  

Me gusta seguiros, i en estos dias lo hago habitualmente. soy oradores natos, porque alguno de vosotros no recoge todo este rico fondo de ideas y las lleva a la pràctica? ESto de por sí ya cambiaría las cosas. Y puede que hasta para bien. No os animaìs a liderar estos gritos de lobos? Nos hace falta un líder, con carisma i con dotes i recursos.
Aprovechad ahora que los tempos os són favorables. Hay que lanzarse a al piscina, y mojarse.
Saludos a todos.

Antònia Pons Valldosera 22 mayo, 2011  

Buenos días Ata, llego tarde. He estado ocupada estos días.
Yo también estoy siguiendo las movilizaciones.
Pienso lo mismo: la abstención sería un grave error y no, no creo que desenchufen las redes sociales pero si lo hacen saldrán otras. Esto es imparable.
Un abrazo

Ataúlfa Braun 23 mayo, 2011  

Montserrat me gusta tu optimismo.

Antònia, ha quedado demostrado que la abstención es un error; pero la ignorancia todavía es peor.

Un abrazo a las dos!

Monic 25 mayo, 2011  

El viernes cogí un cochón de espuma y me fui a dormir a la plaza Cataluña, nadie, ningún amigo quiero decir, quiso apuntarse, en principio. Llego, me planto al pie de una estatua, ya estaba por volverme porque me sentía sola aunque aquello estaba muy animado y me suena el móvil. Fueron llegando mis amigas, incluidas las mas pijas (nadie es perfecto) y el resultado ha sido la experiencia más satisfactoria de estos últimos años. He descubierto muchas cosas; desde las buenas, de que existe algo de esperanza, hasta las malas, que una ya no tiene veinte años y aguanta mal lo de dormir al raso. Pero qué bonito ha sido ser una perroflauta durante todo un fin de semana. Me siento mas digna. Un abrazo.

Publicar un comentario

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP