Lento, pero llega... (tributo a Bansky)

>> 28/4/11

.


Últimamente se multiplica la información sobre manipulaciones varias; el capital y la política se amalgaman como un solo ser. Asistimos perplejos a la confirmación desvergonzada de las artimañas de quienes mantienen el poder en esta sociedad. Los eurodiputados que no quieren renunciar a sus asientos de primera, pero también los que “fichan” a primera hora del viernes para quedarse con los 300 euros extras de dieta de ese día, mientras que inmediatamente después cogen el vuelo hacia sus respectivas casitas –tras una durísima jornada laboral de 20 minutos de taxi–. Nos confirman sus más que sospechosas relaciones con los lobbies, aunque los sueldos, los 4.300 euros mensuales para material de oficina o los 17.000 para asistentes con que buena parte de ellos contrataban a mujer, hijos o cuñados, debieran subirles los colores suficientemente.


Nikki Sinclaire, eurodiputada británica, ha denunciado algunas
de las prácticas fraudulentas de sus compañeros.

Los documentales, cada vez más arriesgados, como Zeitgeist o el ya famoso Inside job (éste no lo enlazo, que aún lo proyectan –con éxito- en las salas comerciales) no dejan ningún lugar a las dudas: la triple A de las agencias de calificación, que lo mismo se la conceden al timador de millonarios Madoff como se la bajan como castigo a Islandia tras su ejemplar “No” en las urnas, son un objeto más de compra y venta. Las mayores empresas financieras o los grandes bancos, según esa lección de la “otra” historia que es Zeitgeist, fueron los causantes de la depresión del 29, y también de la crisis anterior, la que consiguió la legislación para crear el banco nacional estadounidense. Ambas parecieron seguir unos patrones magistralmente tramados para conseguir reagrupar la economía en unas pocas manos. Y cada vez hay más indicios de que esta crisis no es diferente. Los muy ricos cada vez más ricos; los medios cayendo vertiginosamente hacia la pobreza; y los pobres, bueno, ésos… ¿a quién le importan? ¿A quién le importamos tampoco nosotros? ¿Ninguna persona?


Pero cuanta más información nos llega, cada nuevo power point en nuestro correo, yo creo realmente que nos acerca a una meta cada vez menos obviable. Hasta las viejitas del autobús del barrio hablan descreídamente de nuestros políticos y de sus intenciones. Hasta lo anuncia el Financial Times: si no se le aumentan los impuestos a los más ricos, nadie va a impedir la revolución social.


Paralelamente a las noticias que nos dibujan una sociedad cada vez más decadente, el ambiente se va calentando, como Roma poco antes de arder. Ya hay muchos que van soltando sus liras, y los de siempre nos acusan de “conspiparanoicos” con la boca cada vez más pequeña. La revolución está aquí, a la vuelta de la esquina, y buena prueba de ello es que el libro más vendido este Sant Jordi en Catalunya ha sido ¡Indignaos! de S. Hessel. Si hace unos meses me dicen que un panfleto revolucionario se iba a convertir en best-seller, no hubiera podido creerlo.


Cada nueva información sobre sus trastadas es un paso adelante hacia la subversión del sistema. Le falta muy poco a esta queja impotente que aún nos pesa a la mayoría. Está llegando la movilización y, esta vez, serán ellos los que tiemblen. Ésa es mi esperanza.



(Nota: todos los graffitis son del gran Bansky).
.

43 comentaris:

Fackel 28 abril, 2011  

Aunque breve, y se agradece la brevedad, estoy de acuerdo mayormente con el planteamiento de Susana. Un par de objeciones. Una, que el libro Indignaos, que es correcto y harto testimonial, tampoco lo encuentro nada del otro mundo. Quiero leer otra cosa que ha debido sacar Sampedro y el Manifiesto de los economistas aterrados, de un grupo de franceses, para ver qué más aportan. No sé si a las nuevas generaciones el libro de Hessel les dirá mucho, pero a mi se me ha hecho poca cosa; pero respeto y admiro el valor de que un hombre de 93 años, que ha tenido la fortuna de sobrevivir a muchas peripecias, y que sigue siendo incisivo y con el testigo en la mano.

Otra cuestión es la de la Revolución Social.No creo que haya conciencia de la necesida de ella entre la población, ni siquiera entre la más afectada. ¿Habrá que esperar a que todo esté peor, incluso absolutamente peor, para que esa Revolución sea posible? Siempre ha sido así, y eso me espanta, porque los ciclos se repiten ineluctablemente, y hasta la fecha, a pesar de los intentos, las revoluciones, aunque han cumplido un papel, han fracasado en su objetivo supuestamente central: la caída del capitalismo.

Bueno, sólo quería expresar unas dudas, pero me ha gustado esa manera sencilla y concisa de sacar el tema. Como es un tema desgraciadamente recurrente, habrá más oportunidades de tratarlo, imagino.

Un abrazo.

mariajesusparadela 28 abril, 2011  

Leerte, Susana, es siempre un placer.
Y ojalá sea cierto lo que dices. Ojalá.

Desclasado 28 abril, 2011  

Si lo tuyo es, como parece ser, una declaración de intenciones, coincidimos.

Saludos.

Eastriver 28 abril, 2011  

También es mi esperanza, Susana. Pero creo que se queda ahí.

Falta tiempo, falta mucho tiempo para que las cosas cambien. Ojalá me equivoque, claro, porque tu diagnóstico me parece, por desgracia, absolutamente preciso. Ojalá me equivoque...

Qué maco saludar-te des d'aquí!

Antònia Pons Valldosera 28 abril, 2011  

Querida Susana el empobrecimiento progresivo que va a conducir a la desaparición de las clases medias hace tiempo que está en marcha.
No me atrevo a hacer predicciones a largo plazo. ¡Ojalá la subversión esté a la vuelta de la esquina y que todos lo veamos!
A corto plazo me parece que lo que veremos va a ser un aumento de la delincuencia: cuando la gente no puede comer tiene que robar. Esta pasada semana santa a mi yerno que estaba en Londres le robaron el bolso a tres horas de la salida del avión. El funcionario de la embajada española estaba en un centro comercial con el móvil activo y el sello de la embajada en el bolsillo. Sucedió el lunes pasado, según me han dicho en G. B. este día también es festivo.
La polícia les dijo:
- Don't panic, don't panic.
Se ve que es de lo más habitual y si no, a ver ¿por qué el funcionario va con las herramientas de emergencia encima?
A mi me cuesta desterrar la esperanza, aún me queda un atisbo de ella cuando me digo que tal vez la cosa se pueda reconducir y que de esta crisis salga una nueva sociedad más justa e igualitaria y que pueda hacerse sin rupturas violentas.
Tampoco me gusta poner a todos los políticos en el mismo saco: ¿qué los hay aprovechados, sinvergüenzas y ladrones? Sin duda, pero también los hay de los otros.
De momento, estoy de espectadora, con el cinturón un poco más apretado que el año pasado. Espero que los jóvenes que tienen toda la vida por delante sean capaces de indignarse y que esta indignación nos lleve a buen puerto, por ellos y por nosotros los que estamos demasiado mayores para tirar del carro.
Como dice Hessel, aunque no podamos hacer mucho más, INDIGNÉMONOS.
Un abrazo.

Antonio 28 abril, 2011  

Amiga Susana, excelente entrada. Una par de cuestiones por mi parte. La primera es que estamos en un momento revuelto, de cambios importantes, pues sabemos que la tierra no resistirá mucho al ritmo que vamos. La salida final tiene dos vertientes, al menos para mí. Adaptarse a los recursos y potenciar un desarrollo sostenido para que no colapse la tierra, lo que implicaría el empobrecimiento material de el primer mundo y el desarrollo del tercer mundo en un equilibrio globalizado; o la potenciación de la asimetría existente hasta crear una clase dominante, definitivamente, que aglutinara y consumiera recursos sin demasiados límites, mientras otras clase va desapareciendo o mal viviendo, subsistiendo en la nada, o casi…

La clase dominante, que es la controla el saber y administra y manipula la comunicación, solo velará por sus súbditos si le son serviles y prácticos, como herramientas de producción, pero una vez que puedan ser sustituidos por la cibernética y la robótico, cada vez serán menos necesarios, por lo que más que aliados serán estorbos.

Creo, sinceramente, que nos dirigen hacia ese escenario… es la muerte final de la era actual. El reto es cómo entrar en la siguiente. Si desde la adaptación a los recursos desde una perspectiva humanista o la potenciación de la asimetría clasista… y eso lo enlazo con la segunda apreciación, que hace alusión a la idea de Zeitgeist, que como bien sabrás, es originalmente una expresión del idioma alemán que significa "el espíritu (Geist) del tiempo (Zeit)", muestra, pues, el clima intelectual y cultural de una era.

Para mí, el espíritu de los tiempos define el camino que se quiere tomar, conforma valores e ideologías que mueven a la sociedad hacia una meta y, por ende, las motivaciones, actitudes y conductas que se incardinan en una cultura. Por tanto, la siembra de opinión, el modelado social, la potenciación de valores, etc es el instrumento para controlar y dirigir el Zeitgeist. Y aquí está la clave. Hay dos tendencias, que se desprenden de lo que decía yo anteriormente, la humanista simétrica y la clasista asimétrica. ¿Quién se llevará el gato al agua? Creo que quien tenga más capacidad de influencia social para modelar al sujeto que conforma e integra la sociedad y que tiene, de momento la capacidad de voto dentro de la sistemática política democrática. Que cada cual tome partido… Lo que parece claro es que dentro de poco, para esa clase dominante, sobrarán muchos millones de seres humanos pues los recursos del atierra, a este ritmo, no darán para todos.

Respecto al video, solo vi hasta ahora 55 minutos. Dos cosas: Me adhiero, siempre con reserva crítica constructiva, a la idea que desarrolla de la génesis de las religiones y su manipulación. La segunda, respecto a la actuación de EE.UU. no tengo nada clara la oscura actuación de su gobierno, aunque quiero recordar que para declararle la guerra a España en Cuba hundieron un propio barco achacando la culpa a los españoles… Eso está demostrado documentalmente al cabo del tiempo.

Un abrazo y lamento la extensión

Desclasado 28 abril, 2011  

Mosca cojonera (me refiero a mí): temo que clases medias sólo quedemos como un concepto sociocultural, no ya económico. Suelo sostener que el exterminio de la clase media se lleva a cabo porque son las que siempre han iniciado las revoluciones, la única revuelta capitaneada por esclavos que conozco es la de Espartaco y quizá también podamos incluir a la mexicana. Y el sistema aprende, vaya que si aprende.


Y... la Tierra será eterna, Antonio. Bueno, eterna es mucho decir, pero que no nos la vamos a cargar nosotros. Lo que nos vamos a cargar es a nosotros mismos, que ya hay que ser gilipollas, y de paso nos llevaremos por delante unos millones de especies animales y vegetales.

Saludos.

Desclasado 28 abril, 2011  

Ah, bueno, sólo les dije en lo que discrepo de ustedes, antoni@s, que en es bien poco y en lo demás estoy bastante de acuerdo.

Antonio 28 abril, 2011  

Desaclasado, no voy a entrar en el juego de las discrepancias por que no existen, al menos en mi caso, el de Antonia no soy quien para valorarlo. Estoy de acuerdo en que la tierra, sin bien no es eterna, nos sobrevivirá si la agredimos. Por tanto firmo hasta la última palabra de tu último párrafo,

Camino a Gaia 28 abril, 2011  

Seamos honestos, el cambio no está llegando debido a la concienciación sino ante los hechos consumados. El barco se hunde, pero solo cuando tenemos el agua al cuello nos tomamos en serio las sirenas de alarma. Ni siquiera parece servir ver como otras gentes, como otros países, se van ahogando en una crisis que es para siempre. Me temo por tanto que veremos cambios drásticos de forma inminente.
No creo que la revolución sea posible, creo que es inevitable. El capitalismo ya estaría hundido si los trabajadores y las administraciones públicas no hubieran acudido en su socorro. Pero aún así, no es posible crecer de forma infinita en un planeta finito. Pero todo el mundo ha reaccionado como si esta crisis solo fuese un golpe de mar que ha barrido la cubierta.
No creo que aunque los sindicatos y los gobiernos socialistas vendan su alma al diablo, para vivir la ilusión del capitalismo unos años mas, el sistema tenga remedio. Lo único que estamos haciendo es construir para nuestros verdugos sus botes salvavidas y además lo hacemos de forma "altruista".

Desde mi punto de vista, ya no estamos enfrentados al dilema de cómo repartir la riqueza, sino en el dilema de cómo repartir la responsabilidad en su agotamiento y esquilmado, aparte de como repartir las pérdidas. No en vano la nueva forma de capitalismo exige privatizar ganancias y socializar pérdidas, lo que al margen de ser algo absolutamente injusto y manipulador, implica en fracaso de un modelo económico que en última instancia dedica sus últimos y desesperados esfuerzos en salvar a quienes han provocado el hundimiento y "socializar" desgracias y responsabilidades.

Desclasado 28 abril, 2011  

De acuerdo, Antonio.
Y, Antònia: si de ti no discrepaba... sólo añadía. Me parece que me ha quedado el "esprit" de bronca de ayer y estoy chulito, jajaja.

Me enmiendo, jajaja: Muy acertado, Camino. Y no lo digo de broma.

Antònia Pons Valldosera 28 abril, 2011  

Descla, no llames al mal tiempo que ya viene solo.

También estoy de acuerdo con Camino en que la sensación de naufragio es cada vez más evidente. Y aumenta cuánto más se esfuerzan los políticos en convencernos de que la cosa va bien ¿Por qué será?
Lo de la socialización de las pérdidas y la privatización de los beneficios es de una pocavergüenza que a mi me deja muda.
Hay algunas iniciativas tímidas como la denuncia a los bancos que han puesto suelo a las hipotecas y que ha sido admitida a trámite.
Personas que han abandonado a los bancos de siempre y que han llevado sus nóminas a la banca ética, otras que prescinden de secadoras y aires acondicionadas aún pudiéndoselo permitir.
Me gustaría recomendaros un artículo de una persona a la que conozco personalmente:
9 minutos para cambiar el mundo
Abrazos.

Eastriver 28 abril, 2011  

El artículo de Sisteré es muy bueno, Antonia. Gracias por el enlace. De todas formas una cosa sería un proyecto de cambio, para lo cual debería delimitarse el camino y decidir a dónde y cómo vamos. Y otra cosa es la subversión del sistema y la revuelta de que habla Susana.

La revuelta es puro sentimiento, seguramente justificadísimo, no digo que no, pero es revolución, aventura, camino cortado y necesidad de empezar de nuevo, o casi empezar de casi nuevo.

Me parecen dos caminos, ni siquiera digo que libremente escogidos, pues a veces la pasión y la rabia te sacan a la calle y no lo eliges exactamente. El peligro de los cambios meditados es quedarse a medio hacer (un poquito de aquí, un poquito de allí, y la vida sigue igual). Y sobre la revolución, más que peligro lo que detecto es una verdadera falta de voluntad generalizada de salir a la calle a movilizarse y hacer cosas radicales de verdad... Mucho libro y mucho blog, pero estoy aquí, viendo como llueve fuera. A eso me refiero. Pero ya sabemos que llegan vendavales inesperados que arrasan con todo, igual sí...

Camino a Gaia 28 abril, 2011  

Creo que lo principal es que cada cual en su entorno se vaya preparando para una transición a un nuevo modelo económico lo menos dependiente posible de combustibles fósiles, como ya nos dicen algunos expertos, esta crisis es solo el primer temblor de aviso de un terremoto que cambiará toda nuestra sociedad.
http://lacartadelabolsa.com/leer/articulo/fin_del_antiguo_orden_petrolero...si_o_si
Creo que muchos tenemos claro desde hace bastante tiempo que el colapso provocado por un crecimiento infinito en un sistema finito es algo simplemente inevitable. Personalmente no tenía muy claro qué llegaría antes si el colapso poblacional, el agotamiento de recursos, la crisis de biodiversidad, el producido por la contaminación o la desestabilización del sistema estacionario biológico global.
En realidad, que sea el crash oil el primero que nos afecte en mayor medida, puede provocar que el resto de los colapsos tengan un impacto menor.

Susana 29 abril, 2011  

Fackel, gracias por tu amable comentario.

Te contesto a tu objeción "contestable": aunque Hessel, a personas como tú, sin duda concienciadas, no les aporte más que una ratificación de su espíritu del momento, para mí es muy significativo que haya superado cualquier previsión de ventas. Ni libros oportunistas sobre el Barça, ni las recetas de cualquier cocinero ilustre, ni las disertaciones de todos los años de los clásicos del humor nacional; este año, el Indignaos se ha colado en los hogares catalanes como una gripe inesperada. Algo querrá decir, creo yo...

Tu otra objeción no estoy en condiciones de contestarla: no sé si realmente hay conciencia de revolución social. Sí hay, claro, la indignación de la que habla Hessel, aunque aún no sepamos si cuando explote, que yo creo que explotará, nos conducirá a un cambio real de sistema o únicamente a un maquillaje de la forma de proceder. Probablemente, lo que ocurra entonces se esté gestando ahora, con esas noticias que están haciendo que gente que jamás se interesó por la política esté convencida de que "no podemos seguir así". Confiemos...

Un abrazo.

Susana 29 abril, 2011  

María Jesús, querida, me saco el sombrero ante una profesora que enseña valores más que datos a sus alumnos. Hablo poco, pero sabes que siempre ando cerca...

Ojalá sea cierto. Y ojalá, cuando suceda, haya mucha gente que haya tomado ejemplo de personas como tú.

Un abrazo muy fuerte hacia Paradela.

Susana 29 abril, 2011  

Desclasado, debo decir que mi entrada es algo más que una declaración de intenciones. Sin ir más lejos, esta "casita" de lobos nació cuando unos cuantos sentíamos impotencia por que pasaran tantas cosas y apenas se hiciera difusión de ellas: pensamos que era importante unir esfuerzos. Creo, realmente, que las cosas sí han cambiado en este año de vida del blog -no gracias a Grito, jeje, no se me malinterprete-: la calle anda llena de ese descontento general, de las ganas de que cambien las cosas, de la sensación de tomadura de pelo... Y eso es un gran principio desde mi punto de vista.

La humanidad se acabará destruyendo, sí; y acabará con multitud de especies por el camino, pero antes de eso está en las manos de todos cambiar el sistema y, quién sabe, puede que incluso retrasar la destrucción de su medio.

Gracias por tus aportaciones.

Susana 29 abril, 2011  

He acabado con el ratito que tenía (siempre demasiado breve) para contestar comentarios: sigo en otro momento...Hasta entonces, un abrazo a todos¡

Camino a Gaia 29 abril, 2011  

@Susana, gracias por tu tiempo. Creo que andas muy acertada en cuanto a la necesidad de un cambio. La indignación crece y seguirá creciendo con la injusticia, la revolución nos llegará cuando el número de quienes no tienen nada que perder alcance un umbral que no sabemos aún cual es.
Aún a riesgo de parecer catastrofista insisto en que el cambio es inminente, lo están diciendo aquellos mas estrechamente ligados al capital. El problema que hoy tiene la izquierda es que no tiene alternativas y en mi opinión la razón es muy contundente: no las hay. Quiero decir con esto que no podemos cambiar sin cambiar, planteamos el problema con herramientas teóricas obsoletas. Necesitamos de una transición a otro modelo que sea lo menos traumática posible.

A veces hay que leer a los que manejan el cotarro porque nos llevan la delantera y están mucho mejor informados, pero esa información apenas tiene relevancia en los medios de comunicación. La plebe tiene bastante con el futbol y los reality shows.

Os acerco unas palabras de Jeremy Grathman trabaja para una de las mayores firmas de inversión del mundo, GMO.
http://lacartadelabolsa.com/leer/articulo/los_dias_de_recursos_abundantes_y_caidas_de_precios_ya_terminaron

“Los problemas del crecimiento compuesto si los enfrentamos a unos recursos finitos no son fáciles de entender por el hombre optimista, orientado al corto plazo, y relativamente analfabeto numérico (especialmente la variedad política)”, señala Grantham.

El problema que más preocupa al fundador de GMO es el hecho de que ningún crecimiento compuesto es sostenible. Si mantenemos nuestro enfoque en el crecimiento al final no tendremos nada. “Debemos sustituir el crecimiento cualitativo por crecimiento cuantitativo”.

Y posiblemente una visión muy reveladora sobre lo que nos espera:
"Los EE.UU. están, por supuesto, bien posicionados para hacer frente a las restricciones. Primero, comienzan la carrera siendo ricos, tanto en patrimonio como en renta per cápita, y también en recursos, particularmente los dos que en el largo plazo se volverán los más preciosos: estupenda tierra agrícola y suministro de agua abundante".

Camino a Gaia 29 abril, 2011  

No creo que no ser de ciencias dé muchos problemas para entender está gráfica de la Fao
http://www.fao.org/uploads/pics/home_graph_3_es.jpg

El índice de precios alimentarios, ha estado subiendo hasta marzo.
Dejo el link de la Fao donde aparece el gráfico. Por si queréis ver sus explicaciones.
http://www.fao.org/worldfoodsituation/wfs-home/foodpricesindex/es/

Con gráficos así es muy fácil entender cual es el motor de las revoluciones que empiezan a generalizarse.

Camino a Gaia 29 abril, 2011  

Acabo de pasar por "El País" y me encuentro con la noticia de que el precio de los alimentos toma el relevo del petróleo en el aumento de la inflacción, además de la subida del paro.
http://www.elpais.com/articulo/economia/alimentos/toman/relevo/petroleo/elevan/IPC/38/abril/elpepueco/20110429elpepueco_2/Tes

Me imagino que el lider de la oposición seguirá con su mensaje único: ¡Quítese usted que me ponga yo! Y reducirá el problema a la incompetencia del presidente del gobierno, porque su objetivo inmediato por mas historias que nos cuente es ganar las elecciones. Posiblemente la gente acepte que la cuestión se reduce a elegir a otro que nos de un poquito mas de capitalismo, mas neoliberalismo, hasta que el sistema colapse y se líe la de Dios. En ese momento aparecerá la Iglesia, y como Dios castiga a los malos, nos dirá que algo malo habrán hecho los pobres para andar pasando penas y lo mejor es que se arrepientan.

Eastriver 29 abril, 2011  

Todavía con la sonrisa en los labios por el final del último comentario de Camino comento que acabo de ver las calles de Londres inundadas literalmente. The Mall lleno hasta el sardinismo (que no precisamente sandinismo). La gente aullando extasiada en todas partes. He pensado que por fin la gente se ha animado, y como todo empieza (o empezaba) en London o París, me he animado notablemente y he pensado que la revolución había llegado. La primera sorpresa ha sido cuando he distinguido una figura de blanco entre la marabunta, y he pensado, ya verás tú como hasta el papa de Roma se ha indignado y ha salido a la calle... En cuanto la cámara se ha acercado he descubierto que no era Benedicto, sino que se trataba de una novia desconocida que se casaba con un representante de una de las empresas que contribuye al statu quo y a joder la vida a los entusiasmados seguidores, que por cierto, se habían reunido no para guillotinarlos sino para aplaudirlos. He distinguido a las representantes de nuestra Casa Real (Viva España-Viva el Rey) muy bien vestidas y representando el nombre de nuestra patria de forma encomiable, mientras parecían estar pasándolo muy bien pensando en la comilona que les esperaba. Definitivamente, qué sencillos son y cuánto contribuyen a nuestra buena imagen exterior.

No, mucha gente debe estar indignada, estoy seguro, pero todavía no una mayoría, me temo. Al menos, no una mayoría de londinenses.

Josep 29 abril, 2011  

Hola Susana. Yo también soy un simple espectador, supongo forzado, ya no lo se, porque os prometo a todos que después de leer todos los comentarios, los enlaces. Todo y todos. Estoy muerto de miedo. De verdad que no hay ninguna esperanza, no para mi, sino para nuestras futuras generaciones?
Te felicito por tu escrito. Una abraçada.

Josep 29 abril, 2011  

Susana, sobre lo que comentas: La revolución está aquí, a la vuelta de la esquina, y buena prueba de ello es que el libro más vendido este Sant Jordi en Catalunya ha sido ¡Indignaos!.
Ojalá sea cierto que la gente lo compre para hacer lo que dice. Pero creo que no es así. Se ha comprado por la novedad, creo que en Francia pasó igual.
Un Mayo del 68, con más fortuna, no creo que se haga.
Alli se puso el corazón!

Camino a Gaia 30 abril, 2011  

"Algunos analistas comparan el régimen sirio con los grandes bancos estadounidenses durante la reciente crisis financiera: está en quiebra y es dirigido por delincuentes, pero dejarlo caer podría llevar a un colapso del sistema."
http://www.elpais.com/articulo/internacional/corazon/Oriente/Proximo/late/Damasco/elpepiint/20110430elpepiint_7/Tes

Es la primera vez que encuentro en un artículo del País una referencia directa al colapso del sistema, aunque todavía no se atrevan a relacionarlo abiertamente con el crash del petróleo.

Una nueva noticia viene de las restricciones a las que se someterá a partir de ahora la Administración de Información Energética del los Estados Unidos.
http://www.eia.gov/pressroom/releases/press362.cfm
Se restringe por tanto el suministro de datos a sus propios legisladores sobre el elemento mas importante: la energía.

En cuanto al PP parece que ya tiene clara el grueso de su política: dictadura informativa. Al parecer Goebbels se le ha aparecido en sueños a algún legionario de Cristo, que ha transmitido vía satélite la inspiración a toda la cúpula: si las noticias son malas, acabemos con la verdad.

Con mas de un millón de familias en paro, nuestras propias revueltas no creo que se hagan esperar. Por fin comprenderemos que no ha sido facebook sino el hambre quien ha traído la revolución. Por su parte los sindicatos parece que no tienen claro lo que van a pedir mañana, primero de Mayo, ni a quien van a pedírselo. La Iglesia espera ilusionada.

Desclasado 01 mayo, 2011  

No entiendo ese temor a la Iglesia: ni me ha firmado la reforma laboral, ni me ha jodido la jubilación, ni legisla leyes que me hayan hecho perder la presunción de inocencia.
E incluso una de las cabezas de la Iglesia, la de la Justicia Social entendida a su modo, está dando de comer vía Caritas a miles de personas diariamente.
Soy ateo sin adjetivos.
Sólo puedo entender una especie de venganza histórica: la Iglesia ha hecho mal y debe pagar. Pues me apunto; luego vamos a por los comunistas, aunque iría antes a por el Islam, que las teocracias sólo existen allí y están en activo.
En fin, que cada uno por lo que le dé...

Revolución: yo no la veo. Veo revueltas anárquicas sin más dirección que el desfogue de la rabia.
Quizá esté hoy pesimista: juro que quiero equivocarme.

Camino a Gaia 01 mayo, 2011  

@Desclasado: Supongo que para entender mi prevención sobre la Iglesia, hay que mirar un poco mas allá del efecto causa y efecto mas inmediato. Es este país los vínculos de la Iglesia con el fascismo emergente son algo mas que históricos. Y no son menos los que mantiene con los miembros del poder judicial.
La Iglesia no ha cambiado de valores con la llegada de la democracia. No funciona basada en un modelo democrático y su modelo de justicia es un modelo basado en la caridad y en el no cuestionamiento del poder salvo que sea laico. No hace muchos días que se presentaron denuncias basándose en la ley que defiende los sentimientos religiosos. No creo que haga falta suponer lo que supone para la libertad de expresión que determinados credos puedan gozar de incuestionabilidad y su penetración en tandem con el fascismo.

Desclasado 01 mayo, 2011  

Sí, Camino, si entiendo perfectamente que se le pueda tener "manía", mucha, a la Iglesia. Lo que no comparto es el temor hacia ella.

Es que tampoco creo en el "fascismo" como un coco organizado y concreto. Yo veo el fascismo visceral más en los seguidores de Belén Esteban y cosas así que en XXXXX (no los nombro que no vengan), esos partiduchos sin más gente que el relevo generacional que les nutre de 100 niñatos año y los que se vienen reponen a los que se van.
Para vínculos vínculos y muy cerrados los de los "demócratas" con el capital.

Por eso no le tengo ningún temor a la Iglesia como no temo a los "Amigos de recrear batallas napoleónicas". Se visten con sus trajes, hacen sus ritos, etc, a nada me obligan.
Le temo más a cualquier productora de televisión: tienen infinita más capacidad de adoctrinar.

Pero en estos casos cada uno intuye qué temer o las influencias que haya recibido le decantan por manías. Y no son excluyentes: se puede temer a lo que representa la Iglesia (ahí sí empezaría a temer, no a la Iglesia actual en sí) y a otras muchas más cosas.

Si empecé esta conversación es porque hablamos de Revolución y en no pocas ocasiones creo percibir que ataques que veo a la Iglesia, no es tu caso; hablo de físicos, me parece gastar municiones disparando al aire, balas perdidas habiendo objetivos mucho más inmediatos y letales en la actualidad que la Iglesia.
Pero eso sólo es mi parecer y condicionado a mis sensaciones.

Saludos.

Camino a Gaia 01 mayo, 2011  

@Desclasado: Abundando sobre quien ha firmado la reforma laboral, ha jodido la jubilación o legisla en contra de la mayoría, no hay que olvidar que son los mismos que han sido elegidos y para mas inri, lo que dicen las encuestas es que al parecer no tenemos bastante, por lo visto queremos mas derecha. Personalmente me planteo la estrategia que se sigue desde el poder para que terminemos votando en contra de nuestros propios intereses.
Por otro lado intento mantener una perspectiva sistémica. Esta crisis no es una crisis local, es global y aunque tuviéramos el mejor de los gobiernos, un país arruinado y endeudado no tiene mucho margen de maniobra.
Es el sistema mismo el que se encuentra en fase de colapso. Dame un plan económico con el precio del petróleo subiendo, con los precios de los alimentos por las nubes y con las perspectivas de futuro por los suelos, estaré encantado de oirlo.
Yo también quiero equivocarme pero el optimismo no me sirve y la realidad se impone.

Desclasado 01 mayo, 2011  

Ahora creo que nos entendemos más.
La legitimidad democrática cuando no hay democracia (votar listas cerradas cada cuatro años no es democracia, no consultarnos con asuntos de calado no es democracia, elegir tiranos con poder absoluto a tiempo concreto no es democracia), es un concepto ya viciado de base.
Partiendo de que la base falla un análisis racional desmorona todo el edificio: ningún español eligió estas reformas.
Claro que votamos contra nuestros intereses: el tablero de juego así está diseñado. Digamos que mientras no rompamos el tablero siempre ganará la banca.
Mucho ha ganado ya con la supuesta izquierda, no dejará de ganar con la supuesta derecha que, de seguro, viene.
El tablero, como dices, colapsa. Y el planteamiento viable es salirse del tablero, iniciar juego nuevo donde no se consuma tan estúpidamente, se acaben las obsolescencias programadas, se redistribuya la riqueza y el tiempo de trabajo (sobramos currantes con la tecnología actual) y se mande a tomar por culo la deuda, al FMI y a su santa madre: ya no jugamos a vuestro juego.

Y mira lo optimista que soy que sé que esto no va a suceder de momento. El Sistema va a apurar hasta el máximo y vamos a ver más mierda que pa qué.

En realidad me tengo por semillero: plantamos semillas y ya crecerán (o no). Poco más podemos hacer con todo en contra.

Saludos.

Desclasado 01 mayo, 2011  

Ah, mirad: "Impúdico" cubriéndose de gloria esta mañana:

http://www.publico.es/espana/373738/por-que-no-se-produce-un-estallido-social

"No os rebotéis contra ZP que si viene la derecha será peor".
Qué bien... Me voy a pasar mi vida sodomizado social y laboralmente por si viene la derecha y tiene la tranca más gorda.
La posibilidad de quitarse de encima a unos y a otros no existe, no se contempla, no puede ser, es lo que hay.
El caso es que ese discurso me suena a una tal "Iglesia". Era el que solían llevar para que aguantases. Hacían de mamporreros de los poderosos para que te mantuvieses manso, conformista. Tal cual hacen hoy "los sindicatos" y los voceros mediáticos.
Qué puñetera es la Historia.

Saludos.

Camino a Gaia 01 mayo, 2011  

@Desclasado, estoy de acuerdo contigo yo también veo el fascismo en la gente que me rodea y son todos trabajadores. El fascismo no solo está en los otros, está en todos nosotros y tiene que ver con esa visceralidad y con la renuncia a la razón, encuentro el racismo en la gente que me rodea que hasta hace poco eran inabordables de tan creídos en la burbuja del ladrillo y ahora abogan por la expulsión de inmigrantes porque "nos quitan" el poco trabajo que hay. El fascismo es tribalismo megalómano. En cualquier momento puede que cristalice, quizás en un aparentemente inocuo partido de fútbol termine brotando la violencia irracional.
En cuanto a comenzar esta debate te diré que soy de ciencias, para mi la crítica, el pensamiento crítico, es algo imprescindible para promover el pensamiento racional, los argumentos son lo único que tenemos para no obcecarnos en creencias. No busco que me den la razón sino que me aporten críticas inteligentes que me enriquezcan, que desatasquen mis propios callejones sin salida e intento compensar en la misma medida, aportando buenamente lo que me pasa por la cabeza.

Desclasado 01 mayo, 2011  

Pues estamos de acuerdo en cómo enfocar debates: mi fe es tan débil que no tengo ninguna. Sólo quiero argumentos lo más racionales posibles. Eso sí: tampoco caer en cientifismos que tanto daño han hecho, tipo nazi. Un poco de humanidad, un mucho de argumentación razonada.

Te tengo que dejar que voy a comer, hoy en plan burguesazo a las tantas.

Saludos.

Camino a Gaia 01 mayo, 2011  

@Desclasado. Me he pasado por el link de público y resulta tremendamente revelador.
Coincido con la idea de que la única solución es romper el tablero y dejar de jugar a este juego irracional, pero probablemente el tablero salte en mil pedazos antes siquiera de que nos planteemos romperlo.
El problema es que no queremos un sistema alternativo y romper por romper tampoco tiene sentido. No es que ese sistema alternativo no exista, es que no es de buen gusto y la transición será muy traumática.

Susana 01 mayo, 2011  

Eastriver, cada vez que me tomo tu saludo "desde aquí" se me desencadena una sonrisa afectuosa: cuánto bien me hace tu complicidad... siempre¡ Incluso cuando no estamos de acuerdo ;o)

Quizás sí aún falta mucho tiempo para esa toma de conciencia, como tú dices. Sin embargo, yo creo que el principio del cambio ya está aquí. En términos médicos, diría que tenemos el terreno, tenemos la invasión vírica. Sólo hay que esperar una ligera disminución de las defensas para que prenda la enfermedad, y lo que por ahora es sólo algún estornudo, puede convertirse en una neumonía, un estado febril, la rendición del cerebro, el cansancio del cuerpo para ocuparse de su regeneración. Será convulso, claro, pero también depurativo, transformador y nos fortalecerá. Entonces, creo, podremos con todo.

Curiosamente, hoy Público trae un reportaje -que no he tenido tiempo de leer aún- titulado "Los frenos que contienen el estallido social", y hay titulares del tipo "Movimientos incipientes que quieren tomar la calle". Pues eso. Que mantendré mi esperanza un poco más, a ver si hay suerte y un día de éstos tengo razón...

Una abraçada¡

Susana 01 mayo, 2011  

Ay, Antònia, que sí, que tienes razón, y que el aumento de la delincuencia es un efecto secundario indefectible de esta mierda de crisis con esta mierda de coberturas sociales. Habrá que sobrellevarlo como se pueda, en tanto no cambien las cosas.

En cuanto a los políticos, pues sí, tienes razón. De la mayoría, visto lo visto, hay razones sobradas como para desconfiar. Pero es cierto que hay gente honesta también, claro, sobre todo la que trabaja para pequeños partidos, sin posibilidades de gobernar nada. Como siempre que se generaliza, se es parcialmente injusto.

En lo que sí coincidimos sin salvedades es en la confianza en los más jóvenes. Espero que los estudiantes sean los primeros en saltar a la calle y hacerla suya, que marquen el paso sin renuncias.

Ojalá lo veamos pronto, verdad? Yo tampoco estoy como para tirar de demasiados carros, pero entre todos, como antaño con las estacas, conseguiremos mover carros, carretas y hasta las propias carreteras.

Un abrazo.

Desclasado 02 mayo, 2011  

Camino: pues ahora ya estoy de acuerdo contigo al 100%. Y no miento: ya lo dije previamente: "no veo Revolución, veo revueltas anárquicas sin dirección".
Y romper por romper es una estupidez que sólo sirve de válvula de escape para energías que debieran dirigirse en un sentido.

Saludos.

Pd: perdona, Susana: la anfitriona en este caso eres tú, pero me líe con Camino... Y encima no me arrepiento, jajaja.

Ataúlfa Braun 02 mayo, 2011  

Ésa es siempre la esperanza, Susana. Con todo, el panfleto hesseliano creo que no será capaz de avivar una mosca. Se trata de un texto desde adentro, honorable en ciertos pasajes, pero que no describe ni aporta nada nuevo.
Y lo de la revolución social, ¡ay las! ¡ay las!
Un abrazo

Susana 04 mayo, 2011  

Querido Antonio, concienzudo análisis el tuyo. Como ya nos tienes acostumbrados.

En tu comentario se sintetizan, desde mi punto de vista, las dos posibilidades que tiene esta encrucijada histórica también en ese terreno: la de la continuidad o la del rompimiento. No podemos esperar que el mismo poder que no se detiene ante ´nimiedades´ del tipo vidas humanas, estabilidad de una nación, aumento de las bolsas de pobreza y, con ello, también del hambre y la enfermedad, vaya a tener algún tipo de contención, y mucho menos remordimientos, por extenuar los recursos de nuestro planeta. Si no se les para los pies, probablemente con una legislación no hecha a su medida y bajo su presión, seguirán destruyendo personas, organizaciones, países, naturalezas… En lo que, por desgracia, no estoy de acuerdo contigo es en que el que triunfe será el que “creo que quien tenga más capacidad de influencia social para modelar al sujeto que conforma e integra la sociedad y que tiene, de momento la capacidad de voto dentro de la sistemática política democrática.” Creo que mientras los medios estén tan manipulados y los partidos en el poder tan coaccionados por el gran capital –cuando no los representa directamente–, la validez del voto y de eso que llaman democracia es del todo relativo.

No tenía ni idea de lo que cuentas del hundimiento del barco español como justificación para declarar la guerra, pero no me sorprende: quiere decir que hace ya mucho que se manipula la opinión pública para los propios intereses, aun a costa de vidas humanas “propias”. En el fondo, unos y otros estamos en el bando que se opone a sus auténticas intenciones, y únicamente hay que mover alguna pieza del ajedrez para justificar algunas acciones y convertirnos en sus aliados. No, a mí tampoco me extrañaría que fuera cierto lo que cuentan en Zeitgeist.

Tampoco me tomo al pie de la letra la cuestión religiosa, pero sí me ha hecho reflexionar; no estoy nada puesta en religiones, pero estoy segura de que muchas veces se pueden localizar puntos de encuentro entre buena parte de ellas, entre otras cosas porque seguro que “traducen” realidades, costumbres o recomendaciones bastante generales. Si uno de esos puntos es o no una cuestión de los astros, no me parece más que una curiosidad. Pero Zeitgeist tiene tantos puntos que digerir sobre lo que han hecho los hombres, que de lo que han hecho –o no- los dioses ya no voy a osar ocuparme por ahora.

Un abrazo.

Susana 04 mayo, 2011  

Camino a Gaia, estoy totalmente de acuerdo contigo. También tengo la impresión de que el capitalismo, a fuerza de abusar sin pausa, ha acabado por firmar su sentencia de muerte, aunque no sea exactamente para pasado mañana. Pero considero fundamental para el tipo de sistema que traiga la nueva fase si se produce algún tipo de autorregulación mientras el resto seguimos poniendo nuevas mejillas que no nos quedan, o bien tomamos la sartén por el mango.
En cuanto al tempo, puede que no estemos aún con el agua al cuello, pero hay muchos ya que se notan la humedad en las clavículas. Y pronto serán más aún: se acabarán más prestaciones por desempleo; aprovechando las circunstancias, los pocos empleos que puedan encontrarse serán más precarios y puede que en “negro”, y por tanto haya menos cotizaciones aún; habrá más gente que dejará de poder pagarse una casa donde vivir… Seguramente también seguirán quebrando empresas, que aumenten esta bola de nieve que cada vez se parece más a un alud y, por supuesto, con la derecha que viene, cada vez habrá más recortes, nuevos abusos, menos prestaciones… y habrá que tragar agua y, como bien dices, jarabe de socialización de desgracias. Y todo eso sí pasará en cuatro días. Ojalá reaccionemos antes.

En cuanto a tu otro comentario, el de la crisis del petróleo, la verdad es que me preocupa mucho menos. No me cabe la menor duda de que hace décadas que podemos prescindir de esas formas de combustible y que la energía puede ser otra, mucho más económica para usuarios y planeta. Pero eso significaría un cambio en el establishment financiero e incluso en la relación con los territorios que cuentan con más recursos energéticos de uno u otro tipo. Naturalmente, se resistirán con uñas y dientes y, antes de eso, pagaremos sus futuras crisis con creces y sus guerras para hacerse con los últimos barriles que queden. Ese poder económico tan poderoso no cambiará de manos hasta que no las tengan suficientemente llenas.

Un abrazo.

Susana 04 mayo, 2011  

(A esto se le puede llamar "comentar gota a gota". No sabéis cuánto lamento no disponer de tiempo para más... Sigo en otro momento. Entre tanto, un fuerte abrazo para todos.)

Antonio 05 mayo, 2011  

Querida Susana, gracias por tu respuesta. Mi expresión, a la que aludes, sobre “…quien tenga más capacidad de influencia social para modelar al sujeto que conforma e integra la sociedad y que tiene, de momento la capacidad de voto dentro de la sistemática política democrática” pretende decir, en parte, lo que tu planteas. El pensamiento social, por decirlo de alguna manera, hace alusión a ese Zeitgeist, a esas inquietudes que dan cuerpo al espíritu de los tiempos. El concepto Zeitgeist, se puede traducir del alemán como el espíritu de los tiempos, como bien sabes, y a ello hacían alusión en el XIX.

Conformar sujetos, en el sentido de darles forma, de fraguar su pensamiento y no de conformismo, implica crear ese espíritu de los tiempos que define las culturas y la tendencia y motivación de la gente. Eso lleva a adoctrinar y del adoctrinamiento se pasa a la alienación. Eso es lo que han hecho hasta ahora las religiones y las políticas opresoras, conformar, dar forma a los sujetos en función de ese adoctrinamiento que les incluyó de lleno en una cultura adversa a sus propios intereses.

Cómo se hace el adoctrinamiento…? pues desde los medios de que disponen para llegar a los sujetos; escuelas, medios de comunicación, televisión, prensa, radio, autoridad, religión, etc. Tienen, pues, muchos medios y los controlan, como bien dices. El handicap para nosotros es ese, el neutralizar esa influencia para fraguar una sociedad nueva que escape a ese adoctrinamiento. Pero cuando uno ve esos partidos del siglo entre el Barça y el Madrid, esa beatificaciones de papas, esa alimentación y refuerzo de las tradiciones religiosas, esa manipulación de los sentimientos y emociones patrióticos del signo que fuere, acaba uno pensando que la cosa se complica, que la guerra la van ganando, pero que, en desigual batalla, la razón puede imponerse si se enseña a la gente a librepensar. Al menso eso pienso yo y eso defiendo en mi siguiente entrada.

Un abrazo

Monic 07 mayo, 2011  

Veo que sois un grupo francamente muy interesante. Bansky me gusta, como me gusta todo lo que dice no diciendo que sí, o al reves. Y me gusta el pensamiento que subyace en este articulo, esa necesidad y esa evidencia. De unirse, de salir, de hacer cosas, hasta de ir al cine. Dejadme que os conozca mas, que os lea mas, antes de deciros mas cosas.

Publicar un comentario

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP