Muertos sin memoria histórica.

>> 31/3/11

De: ¨Desclasado¨ [mailto:XXXX]

Enviado el: jueves, 02 de diciembre de 2004 15:56


Para: foroporlamemoria@pce.es


Asunto: Cementerios franceses.

Estimados compañeros/as: recientemente estuve por la parte del pirineo francés. Nos sorprendieron lo bonitos que eran los cementerios, de forma que entramos a verlos.Sobre las lapidas habia enmarcadas múltiples placas de recordatorios a los difuntos por haber luchado en la resistencia. Nos fuimos calentando al ver esto y seguimos mirando. Cual fue nuestra sorpresa cuando en la parte más abandonada del cementerio encontramos lapidas individuales con nombres y apellidos castellanos, vascos, catalanes etc. En algunas de estas lápidas habian advertencias de que había pasado el plazo de ocupación del inquilino y si nadie volvía a pagar el alquiler estaban a disposición de volver a alojar a alguien. La fecha de muchas defunciones (la de nacimiento no estaba) coincidia con las de la guerra, en algunos de ellos ponía ¨obreros de chantier¨. Supongo que todo esto ya lo conocéis. Pero por si acaso os lo comento. Al haber descubierto esto repetimos en varios cementerios, todos ellos de pequeñas poblaciones y la tónica se repetía aunque no con la frecuencia que nosotros buscabamos.De todas formas debe ser una tarea titánica, rastrear todos los cementerios franceses. Sabiamos que el sur de francia había sido liberado de los nazis por los guerrilleros ibéricos, con lo cual pensamos que quizas allí estén desaparecidos que alguien busque.Port si os sirve de algo, entré a francia por Somport y anduve en paralelo por la frontera hasta salir por la Vall d´Aran. No entré en ningún cementerio de poblaciones más importantes, como Lourdes, Pau o Luchon, solo pequeños cementerios faciles de peinar.
Un abrazo, seguid con vuestra labor.
-------------------------------------------------------------
Estimado compñaero:
 
Queda mucho trabajo por delante. Hay pocos recursos humanos y menos medios, pero aqui estamos haciendo lo que podemos e intentando crear estructuras para llegar a todo y a todas partes.
 
Gracias por la información y un fraternal abrazo
----------------------------------------------------------------------------------------
(Mails copiados literal, las faltas de ortografía de ambas partes son producto de la improvisación).
Como se puede apreciar en el cruce de mails, corría el año 2004 cuando el detalle narrado llamó mi atención. Interesado, no tardé en descubrir que el Sur de Francia fue liberado del nazismo por españoles. A tal punto llegó esta liberación que el propio de Gaulle se acojonó ante el hecho literal de tener bandas armadas de españoles controlando el Sur del país. Un episodio oscuro para la ¨grandeur de La France¨ donde parece que todo francés fue un resistente y se obvia que hubo más felones que croisants.
Traigo, copiado de aquí, una de las hazañas de esos españoles ya sin patria, sin más horizonte que luchar contra el fascismo allá donde se hallaren:
 
LA BATALLA DE LA MADELEINE.

La tercera de las grandes hazañas de Cristino fue el combate de la Madeleine, famosa en toda Francia. Ésta fue una de las acciones más importantes de los guerrilleros de la 21ª Brigada de la 3ª División, mandada por Cristino.
Hacia mediados de agosto de 1944, ya efectuado el desembarco aliado en Normandía, los guerrilleros reciben la orden de entorpecer al máximo las maniobras alemanas tendentes a acumular reservas en las zonas cercanas al desembarco. Cristino tiene noticia de que una columna de la Wehrmacht salida de Toulouse marcha hacia París. Ha sido vista en Albi y Beziers y parece que nada del mundo obstaculizará su marcha hacia la zona donde entrará en combate.
La columna, procedente de Saint-Hyppolite, tendrá que pasar forzosamente por el cruce de la Madeleine, en las cercanías de Tornac, cerca del castillo del mismo nombre, con dirección a Anduze o Nimes. La estrecha carretera caracolea por un espeso bosque, cruza el puente del ferrocarril Lezan-Anduze y sigue por un trecho más recto y despejado.
El día 24 de agosto de 1944, de madrugada, un destacamento de treinta y cuatro guerrilleros de la 21ª Brigada al mando del Comandante Gabriel Pérez, llega allí. A continuación lo hacen cuatro FTPF franceses, hombres avezados en la lucha y expertos conocedores de aquel terreno, que les asesora con todo detalle dónde deben situarnos. Toman posición en las alturas colindantes al Castillo de Tornac, desde donde se domina la carretera y el terraplén de la vía férrea, al tiempo que los especialistas en el manejo de la dinamita colocan sendas cargas de explosivos debajo de los dos puentes: el de la carretera y el del ferrocarril.

Alrededor de las tres de la tarde, los que montan la guardia avistan en la lontananza un grupo de motoristas encabezando una numerosa columna del ejército alemán, compuesta de sesenta camiones, tres cañones y cinco blindados, con un millar y medio de hombres. Tras breve cambio de impresiones, en el mando se dan órdenes estrictas de permanecer cada uno en su puesto en espera de que la columna se aproximase a los puentes y una parte de la misma comenzase a cruzarlos, a partir de cuyo momento se volarían los puentes, entre el cruce de la carretera y el pueblo de Tornac, cuya población en previsión de los acontecimientos había sido evacuada la noche anterior.
El jefe guerrillero da orden de hacer volar el puente, cortando así la vía férrea y la carretera. Una nueva explosión intercepta la carretera detrás de la columna. La caravana germana queda inmovilizada, sin poder avanzar ni retroceder.
Se entabla un duro combate que se prolonga hasta el anochecer. Creyendo los alemanes que las fuerzas enemigas son mucho más superiores en número y en armamento, tocan alto el fuego. La realidad consiste en que se han situado en lugares estratégicos escogidos y pueden concentrar el fuego por donde ellos están obligados a pasar. Desconcertados, los teutones deciden formar un cuadro para evitar ataques por sorpresa y resistir hasta que llegue la noche. Después de muy entrada la noche, sus tanquetas intentan romper el cerco que les han hecho, el cual ofrece flancos vulnerables. Para detener el avance de sus tanquetas, se destaca un grupo de dinamiteros, cuya intervención rápida y acertada logra inutilizar cuatro tanquetas y dejar “clavadas” en el sitio a las fuerzas atacantes, que no vuelven a hacer un nuevo intento hasta el día siguiente, en que, de buena mañana, cinco oficiales alemanes, enarbolando una bandera blanca, salen a parlamentar.
Parecen estar dispuestos a rendirse y quince oficiales alemanes vienen a parlamentar con el mando español. Como condición previa dicen que solo se rendirán a los oficiales del Ejército Regular y no a soldados de ocasión. Por parte de la guerrilla les proponen que, si vienen con dos o tres de sus oficiales de alta graduación, les acompañarán a ver al comandante de la gendarmería francesa de Anduze, lugar más próximo de donde se encuentran.
Les dicen estar de acuerdo y es decidida una tregua de dos horas. Dos oficiales enemigos son conducidos a Anduve para negociar con los jefes españoles en presencia de la Gendarmería francesa, representada por el comandante de puesto, única representación regular de la región. Los alemanes insisten para que se les deje el paso libre, comprometiéndose, a cambio, a no atacar a los guerrilleros. Cristino, de acuerdo con el comandante de la Gendarmería, propone, en cambio, la rendición incondicional.
Los alemanes, antes de terminar la negociación, creyendo sorprender a los sitiadores, rompen la tregua, lanzando un furioso ataque a las posiciones guerrilleras con artillería, tanquetas, morteros y armas automáticas, que se prolonga más de dos horas. Mientras combaten, les llega un pequeño refuerzo de varios guerrilleros y media docena de gendarmes franceses, que insistentemente habían solicitado al puesto de mando de las Fuerzas Francesas del Interior (F.F.I.). Esto les permite reforzar las líneas de defensa, colmando los huecos existentes en sus posiciones y cerrar un poco mejor el cerco a las fuerzas atacantes.

Mediada la mañana, aparece un soldado alemán enarbolando bandera blanca; uno de los oficiales se levanta y va hacia él. Apenas da unos pasos, recomienza un intenso tiroteo, seguido de otro fortísimo ataque contra las posiciones guerrilleras. Ante las dificultades que tropiezan para penetrar en nuestra línea de defensa, desesperados e impotentes, se lanzan en tromba en un tercer ataque, dispuestos a romper el ariete que les impide avanzar, y posiblemente lo hubiesen conseguido de no haber intervenido a tiempo, como “caída del cielo”, la aviación inglesa, que volando a ras de tierra para no errar el blanco, comienza a vomitar fuego y a lanzar bombas en las filas alemanas, sembrando el pánico, el desconcierto, y dejando en el terreno decenas y decenas de muertos y heridos alemanes. Desmoralizados ante el inesperado ataque de la aviación inglesa, al filo del mediodía levantan bandera blanca y se rinden, en esta ocasión sin condiciones.
Unos seiscientos alemanes son hechos prisioneros; además, dejan en manos guerrilleras y francesas importantes cantidades de armas y municiones, más ametralladoras, anti-tanques, camiones y blindados ligeros. Su jefe Konrad A. Nietzche Martin se desnuda, quema la ropa y documentación, se rocía de gasolina, se pega fuego y se dispara al parietal, incapaz de afrontar el pánico de caer en manos de un puñado de guerrilleros y avergonzado por haber capitulado ante tan insignificantes fuerzas. Consumada la rendición, sus mismos compañeros proceden a recoger los heridos y enfermos, en número aproximado a los doscientos, para evacuarles a los hospitales franceses, mientras los muertos son enterrados en los alrededores del que había sido el campo de batalla. De parte española, hay solamente tres heridos de bala, por suerte sin gravedad ninguna de ellos.
Los nombres de los guerrilleros que participaron en la contienda fueron: Gabriel Pérez, Gregorio Izquierdo, Antonio Fernández, Joaquín Arasanz, Pedro Vicente, Ángel Suárez, Francisco Carranque, Antonio Espada, Francesc Estévez, Luis Fernández, Joaquín Almazón, Alejandro Moreno, Eduardo Fuertes, José Sanz, Sabino Encina, Eduardo Puente, Victoriano Huerta, Severo Ferrials, Pascual Fernández, Julio Béjar, Francisco Esteban, Julio Rodríguez. Por su participación en la batalla de la Magdalena, todos ellos fueron citados en la Orden General número 35, por el general de la división Ollería, comandante de la IX Región Militar, que comporta la atribución de la Cruz de Guerra, con Estrella de Plata, en Marsella, el 25 de octubre de 1946. Esta memorable batalla ganada al ejército alemán ponía punto final a la participación de la guerrilla española en la lucha contra las tropas de ocupación germana en Francia. Para muchos de ellos era, no obstante, el comienzo de otra página, en realidad continuidad de la lucha contra la dictadura franquista que, seis años después de terminada la guerra civil española de los años 1936-39, seguía persiguiendo, torturando y fusilando en nuestro país por el solo hecho de tener ideas políticas y tratar de organizarse para poderlas defender mejor. En esta ocasión, la lucha sería en el suelo patrio, contra el régimen opresor y en defensa de la libertad y la democracia en España.
---------------------------------------------------------

¨Obreros de chantier¨. Factorías forestales donde los españoles iniciaron la resistencia organizados bajo la bandera del Partido Comunista. Centenares de obreros de chantier diseminados por los cementerios franceses. Por la fecha de la muerte estaban luchando contra el nazismo, salvo los que muriesen de otra muerte.  Muertos sin memoria, que Franco los olvidase me parece normal, muy normal. Pero ¿y la ¨democracia¨? No interesan, no murieron contra Franco. No son mediáticos. No tienen su Garzón. Sólo fueron unos tipos que murieron tras llevar años en guerra contra un enemigo que cambiaba de nombre, pero para ellos siempre era el mismo. Unos tipos que a estas alturas ya probablemente se hayan quedado sin trozo de tierra, sin lápida y sin nombre al finalizar la concesión. Unos tipos que, a diferencia de los franceses caídos por su patria, no tenían flores, nadie cuidaba sus tumbas y había que aguzar la vista para distinguir, entre la porquería, su nombre insctrito en la lapida. Unos tipos que un día lucharon por un mundo mejor y tuvieron la suerte de morir, espada en mano, sin saber la mierda en la que se iba a convertir el comunismo. Solo eran obreros de chantier con nombre español. Sólo son olvidados de la historia y olvidados de su país.
Pensé que algún día escribiría algo acerca de esto. Ya lo he hecho.

Para saber más acerca de esta apasionante historia de la liberación del Sur de Francia, lo mejor que conozco es ¨La última gesta. Los republicanos que vencieron a Hitler.¨ de Secundino Serrano. 




24 comentaris:

Antònia Pons Valldosera 31 marzo, 2011  

Los maquis, se negaron a capitular al "glorioso ejército nacional".
En cuanto a los franceses... reconozco que no les profeso simpatías especiales porque he crecido con las historias que contaban los refugiados de nuestra guerra: confinados y maltratados en campos infectos. Los que tuvieron la suerte de salir, fueron explotados laboralmente en fermes y fábricas con sueldos de miseria. Ahora bien, cuando tuvieron al monstruo nazi encima sí que les aceptaron en la Resistence.
Eso por no hablar de los colaboracionistas que también los hubo.
Hace unos años los exiliados españoles que padecieron la ocupación de Vichy, cobraron una indemnización y otros que se unieron a la Resistencia fueron condecorados por De Gaulle con la Legión de Honor. Aún recuerdo como la exhibía un amigo de la familia.
Hace poco leí una novela que hablaba de la deportación de judíos en París, como fueron concentrados en le Vel D'Hiv, el velódromo de invierno ante el silencio cómplice de los inventores de la liberté, egalité et fraternité.
Me permitiréis que os recomiende una novela sobre el maquis en Catalunya: Les veus del Pamano. Está magníficamente construída hasta el último capítulo en que todas la piezas encajan como en un cubo de Rubik.
Descla con clase, no me parece en absoluto una entrada sentimentaloide ni mucho menos, al contrario. Recuperar la memoria, en estos tiempos inciertos, me parece un ejercicio más que saludable.
Un abrazo.

Ataúlfa Braun 31 marzo, 2011  

Descla, ¡buen estreno! Me gusta tu entrada, sí señor. Nada más cruzar la frontera ya te encuentras con tumbas de republicanos y claro con algunos de los campos de concentración improvisados (ahora sin rastro) en los que estuvieron como el de Argelés sur Mer. Pero...al menos los franceses empiezan a desvelar lo oculto y reconocen la enorme participación republicano española en las distintas contiendas, cosa que en este terrunio, en el corral, en el cortijo funesto no pasa.
Así que enhorabuena, compañero, porque esta lectura ha merecido mucho la pena. Ojalá llenemos más espacios con recuerdos.

Un beso!

emejota 31 marzo, 2011  

Tan interesante, para variar. Me alegra encontrarte por aquí. Un fuerte abrazo.sy

Eastriver 31 marzo, 2011  

Descla, qué interesante artículo. Sabía algo de lo que hablas, desde luego no a ese nivel sino de forma mucho más general. Sobre todo de cuando los aniversarios de la Segunda Guerra, en que se habló de tema. Pero claro, nada de esto nos extraña, porque si hasta el Presidente Azaña sigue ahí, figúrate... España, gran país, justo con sus antepasados como es fácil comprobar.

He leído tu artículo este mediodía, con el café. Pero, sin tiempo para contestar, he vuelto ahora a leerlo, así como los comentarios. Estoy de acuerdo con Ata cuando te dice que esta es una buena manera de empezar con nosotros (nos pones el listón alto, y eso está bien). Y también estoy de acuerdo con Antonia cuando recomienda Les veus del Pamano, muy ajustada a la realidad pero sin olvidar la excelencia literaria. Porque el tema del maquis sería, efectivamente, otro tema.

Te felicito por dos motivos. Por el texto, tan documentado y bien escrito. Y segundo, por ser un rara avis de esos que escriben mails cuando consideran que se está cometiendo algún tipo de injusticia. Por ambos motivos, me quito el sombrero.

fritus 31 marzo, 2011  

Me tocas un tema muy hondo.



En su momento, en el mundo frito, dediqué una trilogía de entradas a los combatientes republicanos en el ejercito aliado, y una de ellas, fue un monográfico de Cristino García Granda, un desconocido en España, pero si miras este enlace...

http://3.bp.blogspot.com/__mx9oSXPMQ4/ScuFxgwX0wI/AAAAAAAACUA/cOxeGJJ11C0/s1600-h/GOOGLE+CRISTINO+PAR�S.jpg



te encontraras con esta bonita sorpresa.Cinco calles importantes y hasta un Carrefour ( quizás da nombre al polígono industrial dónde está el Carrefour)



Heroe nacional en Francia y un desconocido en su propio país. Pero, al fin y al cabo, la derecha francesa es heredera de De Gaulle, republicano, antifascista y jefe de la resistencia y la derecha española es heredera de Franco, el que, tras tomarse el café, firmó la sentencia que condenaba a Cristino el dinamitero a morir fusilado en las tapias del cementerio de la Almudena.



Crsitino fue un luchador hasta su último aliento. Un gran tipo, pero para un abogado, ( supongo que es deformación profesional) un pésimo cliente, las acytas de su juicio recogen que al final de la vista oral que le condenaría, cuando le dieron la posibilidad de declararse inocente o culpable de los cargos, soltó esta perorata:



“ es falso lo que dice el abogado, que nosotros somos gente engañada. Somos patriotas antifranquistas convencidos, que no hemos abandonado la lucha contra los verdugos que oprimen a nuestro pueblo. He sido herido cinco veces en la lucha contra los nazis y sus lacayos falangistas. Sé bien lo que me espera, pero declaro con orgullo que cien vidas que tuviera las pondría al servicio de la causa de mi pueblo y de mi patria”.



Ya no fabrican tipos así. Si hubiese sido americano, te aseguro que ya hubiésemos visto cinco pelis de su puta vida.



Un abrazo

ana 31 marzo, 2011  

Este tema me parece muy interesante y muy injusto a la vez, de hecho en mi blog escribo mucho sobre ello, gracias por los nuevos datos que se unen a la solidaridad de los que queremos que se haga justicia de una buena vez.

Un saludo cordial

Txema 01 abril, 2011  

Muy bien Descla, me alegro de que te hayas incorporado a este grupo de aulladores esteparios que pretende que, por lo menos, las cuestiones no queden en el olvido, sea por la indolencia, sea por la maldad.

Fíjate que llevo años y años cerca de aquella zona y no conozco esos cementerios pero, ahora, gracias a tu escrito me parece que voy a hacer alguna "inspección".

Así que te doy las gracias por partida doble. Una por tu pedagógico comentario y otra por el homenaje a aquellos luchadores que, como bien dice Ataulfa, aquí en el cortijo del borbón no reciben nada de nada.

un saludo

Anusky66 01 abril, 2011  

que sorpresa mas agradable encontrarte por estos lares querido descla!!
magnifica entrada y muy interesante todo lo que hoy me has permitido aprender de ese periodo de nuestra historia que tanto se han empeñado en que continúe perdido en el olvido.

UNbesazo

Desclasado 01 abril, 2011  

Os contesto a todos en general porque de los comentarios de todos me nutro.
En su día, para enviar a un concurso literario, novelé basándome en Cristino García una historia de resistentes. Es un absoluto crack.

Esta historia no interesa a nadie, por eso esos muertos no tienen voz y, seguramente a estas alturas de 2011, ya ni tienen tumba.
A la derecha no le interesa, sería perogrullada explicar el porqué.
A la France le interesa menos: que una panda de bandoleros les dieran lecciones de resistencia frente al nazi, pues... mejor olvidarlo. Eso sí: tienen placas conmemorativas de los hechos, no son peores que nosotros.
La izquierda (¿qué será hoy eso de la izquierda?) se autoanestesió en la transición para pillar poltrona y decidió que París en forma de escaño bien valía una misa. O dos. Eso unido a la asquerosa actitud de Carrillo jugando con el maquis a "sí, pero no", hace que mejor estas cosas no removerlas.
Por último, remover tumbas en España da rédito político, removerlas en Francia no daría nada más que problemas burocráticos, seguramente.
Y qué más da... Basta con recordarlos para que estén ahí. Si tampoco soy yo muy de tumbas ni de otras vidas...

Saludos.

Ataúlfa Braun 01 abril, 2011  

Remover este cementerio que es Europa daría mucho que hablar y todavía más que pensar...

Salud

Eastriver 01 abril, 2011  

Descla, no interesan porque interesan poco las cosas importantes (y la de novelas-churro que se publican a diario). Supongo que tienes razón: lo que importa es recordarlos. Siempre ocurre así con los referentes de eso tan extraño y prácticamente pieza de museo que se llama coherencia.

Txema 01 abril, 2011  

Si se remivieran las conciencias, las tumbas dejarían de ser olvidades.

Saludos

Antònia Pons Valldosera 01 abril, 2011  

La izquierda y la derecha españolas pactaron una Transición sin rupturas. Había que desmantelar el ejército mayoritariamente franquista y llevar a cabo eso "tan modélico" que nos vendieron. En el 75 todo el mundo tenía miedo. Este es un sentimiento difícil de desterrar de hoy para mañana. En el 81, el 23-F para acabarlo de rematar. A los republicanos que habían sufrido prisión, heridos de guerra del bando republicano así como a viudas y militares con graduación en el 39 se les indemnizó con una pequeña cantidad y todo el mundo a callar, total llevaban casi 40 años de silencio y eran viejos, muchos enfermos arrastrando tras de si un sinfín de penalidades y humillaciones para solamente sobrevivir, no les iba a venir de un poco más. Y todos callamos e iniciamos un ejercicio de amnesia colectiva del que todos somos responsables.
La izquierda no podía hacer otra cosa o nunca hubieran permitido su legalización, la del PC, quiero decir. Yo aún recuerdo la ejecución de Julián Grimau por ser comunista. Por no hablar de las últimas ejecuciones cuando el franquismo agonizaba.
Los responsables de los desmanes nacional-católicos nunca tuvieron que asumir las consecuencias de sus actos y sus cachorros actuales confían en esta impunidad con lo cual se crecen y se crecen y abominan del sistema de partidos mientras van comiendo el coco al personal que ya los he oído que para "salvarnos" de la crisis se deberían suprimir las Autonomías y la partitocracia. Mirad el cisco que han armado con la ley de la memoria histórica.
De aquellos polvos de ayer estos lodos de hoy.

Antònia Pons Valldosera 01 abril, 2011  

Por cierto, Descla, si no te aceptaron la novela en ninguna editorial (este negocio es muy complicado porque no se trata de literatura, es negocio y punto) autopúblicate. Es gratis, no te garantizo que ganes dinero con las ventas, pero una compradora, al menos, la tienes.

Desclasado 01 abril, 2011  

Antonia: gracias, me has puesto contento, jaja. Pero... soy un desastre y no acabé la novela, por algún cajón anda.

Yo entiendo el miedo en la transición, entiendo el miedo el 23-F, lo que no entiendo es la renuncia constante. LO que no entioendo es que estos fulanos que están ahora se autocalifiquen de "izquierdas" y nos les caiga un puto rayo del cielo y los fría, jajaja.
Si son de izquierdas y les manda Botín... ¿Botín será bolchevique, no?

Saludos.

Antònia Pons Valldosera 01 abril, 2011  

Pues manos a la obra, Descla, que tu escribes muy bien. Tienes estilazo.
Venga anímate y termina la historia.
Bueno digamos que son de izquierditas en un sistema que no les permite ser más radicales porque cierran la llave de paso.
Y no, que no les caiga el puto rayo, si antes no fríe a "los otros". A los fantasmas, digo, porque eso sería salir del fuego para caer en las brasas. Y me temo que vamos derechitos hacia ellas. Ya nos podemos preparar porque en Cataluña ya han empezado con la tijera y lo que te rondaré, morena.
Menos mal que lo hace "amb il·lusió".
Me refiero al¡guapo!, gràcies.
Abrazotes.

Camino a Gaia 02 abril, 2011  

Un comienzo excelente.
Como dice el dicho: quien no tiene memoria está condenado a repetir los errores. El escenario es muy diferente, al menos en los decorados, pero los valores del fascismo se están desarrollando a marchas forzadas en nuestra sociedad. Tenemos a la elite de los jueces comprometidos con los valores del nacional-catolicismo, un partido socialista de corte neoliberal, un mundo que se acerca al colapso y una izquierda que llora el fin del capitalismo.

Ciberculturalia 03 abril, 2011  

Tal y como te han dicho, una primer entrada magnífica y de altura. Gracias por recordar aquello que nunca deberíamos olvidar qu es el recuerdo de los nuestros.
Un abrazo y bienvenido

Desclasado 04 abril, 2011  

Camino y Ciber: gracias.

Hablaba hace un tiempo con Ataulfa y con Txema en el blog de este último, acerca del fascismo, así, en bruto.
Yo creo que no es que el fascismo se esté desarrollando, es que siempre está ahí, latente, y determinadas circunstancias hacen que aflore. Sólo hace falta que el caldo de cultivo social sea el apropiado y el viejo fascismo de siempre asoma la cabecita en todo su esplendor. Últimamente vestido de demócrata y todo, el tío, que parece un virus de esos que muta.

Ataúlfa Braun 04 abril, 2011  

¿Sabes aquello que de tanto pronunciar la palabrita va perdiendo su significado? Pues eso, que ya ni significado tiene y por ello no es necesario ya ni el disfraz.

Desclasado 04 abril, 2011  

Eso es lo que ha pasado, Ata, que ya "fascista" es aquel que no piense como yo.

sacco y vanzetti,  04 abril, 2011  

Democracia en el siglo XXI es sinónimo de fascismo.

Desclasado 04 abril, 2011  

Hombre, Sacco, sinónimo lo que se dice sinónimo...
Sé por donde vas: la dictadura de las partitocracias, de los medios de comunicación, de las listas cerradas, de... todo eso tiene paralelismos claros con sistemas totalitarios. Pero la diferencia está en que puedas decir lo que quieras sin que nadie te lo publique, o que no puedas decir lo que quieras o acabes en el talego de hacerlo.
La "democracia" es más refinada, no te entalega fácil; sencillamente te deja pudrirte de aislamiento social.

Antonio 05 abril, 2011  

Llego tarde a darte la bienvenida y aprovecho para felicitarte por el tema y su desarrollo.
La memoria da vida a la gente que murió y sobre todo a los que lucharon, pero pretenden matarlos en el olvido. Vivimos durante muchos años la ignominia en este país, olvidando y demonizando a los grandes que dieron su vida por las ideas… ahora, en una democracia olvidadiza intencionadamente, se sigue boicoteando una memoria histórica que solo pretende poner las cosas en su sitio. Es como dice, creo que Camino, nuestra derecha es hija del fascismo y la derecha francesa de los que lucharon contra él… ¿Se ve la diferencia?
Un abrazo y adelante que el proyecto.

Publicar un comentario

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP