CELEBRAMOS ¿QUÉ?

>> 6/12/10

Ha querido la casualidad que mi entrada coincida en el tiempo con la trigésimo segunda conmemoración de la Constitución. Una celebración que este año va a ser difícil de olvidar. Está el país en una situación crítica en lo que se refiere a derechos sociales a lo que hay que añadir una recesión económica descomunal y, desde hace 48 horas,  en estado Alarma.


No es mi intención, ya lo he hecho en mi blog, volver a repetir los argumentos sobre la actuación de los controladores aéreos que ha dado lugar a la citada declaración. Todo está allí y,  si a alguien le interesa puede pasar por él y seguir o participar el animado debate.

Sin embargo,  si quiero resaltar el hecho grave de que para resolver un conflicto de carácter social,  el gobierno haya recurrido nada menos que a declarar el estado de Alarma y militarizar el trafico aéreo con el pase de los controladores a la jurisdicción militar. Es una decisión de una gravedad extrema de la que se pueden derivar consecuencias nefastas,  pese al amplio, y en mi opinión poco meditado,  apoyo,  inicial que ha recibido.

De todos es sabido que los gobiernos débiles y desacreditados recurren a hechos de fuerza para intentar demostrar aquello de lo que carecen,  es decir, de autoridad moral.  El hecho de militarizar un servicio prestado por empleados de una empresa estatal de ámbito civil es,  cuando menos,  una demostración de su incapacidad para resolver el conflicto por otra vía que la de la fuerza.

Y es precisamente esta demostración de fuerza,  apoyada en el estamento castrense,  lo que no augura un buen futuro.  Desde ahora,  cualquier trabajador de un servicio que pueda ser considerado esencial,  porque afecte de forma inmediata a los ciudadanos,  podrá ser militarizado para evitar que se produzcan situaciones similares a las de este "puente"  de la Constitución de infausto recuerdo.

Como desde hace ya tiempo se vienen escuchando peticiones más o menos veladas y algunas meridianamente diáfanas,  de que hay que endurecer el derecho de huelga y proteger a quienes no la quieren hacer ,  es más que probable que,  entre las medidas que se le ocurran a este gobierno,  esté precisamente la reforma de la Ley de Huelga.

Y ya tenemos experiencia de que tipo de reformas hace este Ejecutivo y a quien satisfacen permanentemente.

En fin, lamentablemente, en este asunto se han mezclado de tal forma las cosas que al final sólo queda resaltado el aspecto mediático de la cuestión:  que es el hecho cierto de que muchas personas no han podido tomar sus aviones, unos para sus vacaciones, otros para otros asuntos.

Pero,  no por ser esta la parte más visible,  más explotable,  se ha de suponer que no hay otras igualmente importantes.  Esto es algo que habrá que aclarar cuanto antes.

Me gustaría que toda la energía que algunos han demostrado a la hora de reclamar su derecho al descanso,  merecido sin duda,  la firmeza con la que han pedido sanciones y el despido de los controladores,  los gritos con los que les han increpado,  la tuvieran también cuando este gobierno tan preocupado ahora por el derecho a poder volar, nos recorta los salarios, nos quita la ayuda por desempleo, retrasa la edad de jubilación o cualquiera otra de las muchas reformas que ha hecho y hará sin que parezca que le importe mucho la Constitución.

Me gustaría que pepiño, que no admite el chantaje de los controladores, hubiera defendido con el mismo entusiasmo la modestísima propuesta de que la entrega de la casa para los que no puedan pagar la hipoteca fuera suficiente para saldar la deuda y no que tengan que pagar incluso por algo que les ha sido arrebatado.

Me gustaría ver que los jueces impiden el desahucio de las personas de sus casas y se les priva de sus derecho constitucional a tener una vivienda digna.

En definitiva, me gustaría que la Constitución no fuera un simple papel mojado para celebraciones de salón regio.














25 comentaris:

ana 06 diciembre, 2010  

Eso digo yo, se celebra una democracia establecida en una Constitución de mentirijillas.

Un abrazo

Antònia Pons Valldosera 06 diciembre, 2010  

Cabreadísima con toda esta historia. Mañana vuelvo y comento.
Mientras decirte que suscribo toda tu entrada desde la primera a la última línea.
Un abrazo.

Eastriver 06 diciembre, 2010  

Me levanto y te aplaudo, Txema, como he aplaudido algunas (pocas) entradas sobre el tema. Y la suscribo.

Este verano pasado, cuando mi viaje a Grecia, me tuvieron tres horas (que se dice rápido) metido en un avión en el Prat sin poder salir y sin movernos. Los controladores... En aquellos momentos te da una rabia que no veas, es comprensible y humano, porque te tienen ahí metido, con calor (no iba el aire), a punto de entrar en la pista, sin despegar, parados los motores... Me hubiera comido un controlador empezando por el hígado, te lo juro. O sea que la rabia hace decir muchas barbaridades. Yo estuve 3 horas, ahora ha habido gente que ha estado 24 o más. Comprendo la rabia, entre otras cosas porque yo la sentí.

Lo peor es que yo pienso que los controladores lo han hecho muy mal. Deberían haber convocado huelga y hacerlo como lo hacemos todos, apuntándonos 24 horas antes, anunciándolo con tiempo, avisando a la gente, cumpliendo los servicios mínimos. Si esas normas, probablemente injustas no digo que no, sirven para ti y para mí, también deberían servir para los controladores. Es eso lo que da rabia, esa trampa en el último momento. Todos al médico y todos con dolor de muela. Es poco elegante y tocan los huevos a mucha gente. Y para protestar, si se ha de tocar los huevos al personal, que sea de forma elegante entre trabajadores. No dando la patada en los morros, que es lo que han hecho ellos.

Pero dicho esto añado, los controladores están luchando por su trabajo, por sus privilegios (joder, qué mal visto está eso, cuando lo hacemos todos... qué mal visto está eso y cuánto rédito les da a algunos decirlo, justo a esos que están llenos de privilegios disimulados). Mira, estamos en una época espantosa de muermo generalizado. Nadie protesta, todos callamos, parecemos tontos. Yo, visto un conflicto, siempre me posicionaré del lado del trabajador que defiende lo suyo. ¿Cómo he de actuar? ¿Con las envidias típicas de todo el mundo? NO, jamás criticaré que tú cobres más que yo. En todo caso procuraré currármelo para cobrar tanto como tú. Y esperaré dos cosas. Primero, que la sociedad me permita a mí acceder a donde has llegado tú (igualdad real). Y, por otro lado, esperaré que tú contribuyas al sistema más que yo, puesto que cobras más.

Eastriver 06 diciembre, 2010  

Yo pienso que la igualdad no consiste en cobrar todos lo mismo, ya ves qué poco comunista soy, sino en que todos tengamos la opción de, con formación y sin que existan enchufes, todos podamos llegar a cobrar lo mismo. Por valía y por formación. ¿Tengo que meterme con que ellos cobran más que yo? No lo haré. Entre otras cosas porque sé que los cuentos de navidad no existen: ellos tienen un trabajo de mayor responsabilidad que el mío y trabajan justo cuando nosotros nos divertimos, que es cuando más apetece. Es decir, cada trabajo tiene lo suyo. Y la prensa, en este caso, no nos ha contado lo que tienen ellos.

Lo que me espanta es tanta gente pidiendo que se despida a los controladores. No era por la rabia del momento, no... Era por rabia, por inquina, por veneno... por celos. Los putos celos. En el fondo era eso. Que los despidan a todos que yo quiero mis vacaciones. Y naturalmente tenían derecho a las vacaciones, naturalmente los controladores lo han hecho fatal, pero ellos luchan por su trabajo con rabia, con rebeldía, con fuerza. Y frente a eso yo sí que tengo celos: no de lo que cobran sino por cómo luchan.

Y finalmente, Txema, qué acierto el tuyo al ligarlo todo con el tema de la constitución. Lo confesaré: estoy acojonado. Porque la palabra militarización suena horrible. Y porque ahora ya lo han probado y porque le van a tomar gusto: unos trabajadores protestan por cierta cosa: se militariza todo y en paz. ¿No es horrible? ¿No es espantable? ¿No es espantoso? ¿O sólo nos lo parece a cuatro? (POrque todo el mundo lo aplaude, Txema, la gran mayoría aplaude la medida... Es cierto, la gente quiere mano dura. Vivan las caenas, me temo).

Gran artículo, Txema. Tú con pocas palabras dices lo que yo necesito líneas y más líneas. Qué suerte leerte siempre, Txema, aquí o donde sea. :)

Eastriver 06 diciembre, 2010  

Simplemente quería dejar claro un aspecto, pues pienso que mis dos comentarios anteriores podían llevar a entender mal mi planteamiento: defiendo los derechos adquiridos, no las injusticias adquiridas, naturalmente. Pero incluso en este caso, si las hubiere en el caso de los controladores, ¿por qué no se han depurado nunca?

Antònia Pons Valldosera 07 diciembre, 2010  

Amigos Txema, Ramon, llamadme paranoica pero tengo la impresión que estamos asistiendo al inicio ( beceroles en catalán) de una involución de consecuencias gravísimas propiciadas por esta crisi no sólo económica sino de valores. Y digo involución porque para mi revolución significa avanzar y en estos momentos estamos retrocediendo.
Despojemos el affaire de los controladores de todos los aditamentos: el sueldo generoso, aunque no más del que van a percibir Montilla, Benach y de la pensión vitalicia que les va a quedar en cuanto cumplan los 65 años, el colapso de los aeropuestos, el linchamiento mediático y casi físico y dejemos lo esencial: un conflicto laboral enquistado y podrido, un órdago, un coup de force del gobierno, resultado: estado de alarma, militarización y suspensión de las negociaciones mientras los medios se apresurar a hacer sangre aireando los sueldos de estos trabajadores ante un montón de parados a los que se les ha retirado la prestación de los 426 euros, la indignación de los que no han podido viajar y son los que más chillan en contra de estos sueldos gritando a favor de los mileuristas y los parados cuando sabemos que ninguno de ellos estaba en el aeropuerto porque los viajes y las vacaciones no se las pueden permitir.
De un plumazo se han cargado la única fuerza de los asalariados: el derecho a la huelga.
Hace años viví algo parecido pero sin que interviniera el ejército: una huelga de enseñantes en la que todo el mundo nos echaba en cara las pocas horas de trabajo, el buen sueldo (joder!) y los 2 meses de vacaciones.
He de decir que el derecho de huelga me parece descafeínado, en nombre del derecho a trabajar se pactan servicios mínimos que minimizan el impacto y que convierte la huelga en algo meramente folklórico.
Conservo un reglamento de los trabajadores del muelle de Barcelona de principios del siglo XX, mi abuelo era estibador. No le conocí pero sí a la abuela que explicaba lo que ocurría en las huelgas de arrieros y de estibadores: las mercancías se pudrían el los muelles y a nadie se le ocurría trabajar, es más en el reglamento citado se vetaba a cualquiera que tuviera antecedentes de ser esquirol. Era el germen de las mutualidades , cada mes donaban una pequeña parte del sueldo que se destinaba a obreros enfermos, huérfanos de asociados y para cuando estaban en huelga.

Antònia Pons Valldosera 07 diciembre, 2010  

La abuela junto con otras mujeres de huelguistas se iban a la estación de Francia, creo recordar, y los maquinistas que transportaban carbón frenaban para que cayeran trozos de combustible en las vías que ellas recogían para encender la cocina y preparar lo que hubiera si es que había. Mientras los hombres reivindicaban un sueldo que les permitiera vivir, las 8 horas de jornada, el día de descanso semanal, ellas con una pala de lavar subían a los pisos del Ensanche, paseo de Gracia para ofrecerse como lavanderas a cambio de lo que quisieran darles.
Poco a poco se constituyó una clase media que sin ser rica vivía razonablemente bien.
Ahora con esta crisis que los especuladores y chorizos han propiciado van a destruirla y cada vez va a haber ricos más ricos y pobres más pobres.
En Lleida en la parroquia de San Martí las colas para pedir alimentos cada vez son más largas y con personas que hasta este momento nunca hubieran pensado en que esto les iba a ocurrir. Se nota por cómo van vestidos y en su embarazo y vergüenza visibles.
Los padres que podemos y que tenemos hijos hipotecados mileuristas, autónomos o parados tenemos que ayudarles para que no les desahucien y ellos se encuentran con que deben más dinero al banco de lo que vale realmente su casa.
Próximamente van a revisar la edad de la jubilación y a tocar las pensiones cargándose el pacto de Toledo y los 2 sindicatos mayoritarios gritarán un poquito aunque a mi me da que no lo bastante para incomodar al señor ZP.
Volveremos a ser esclavos con capataces que no blandirán látigos reales sino virtuales: usarán los medios para manipular a las masas escasamente críticas y bastante alienadas por un consumismo salvaje propiciado y alentado por los poderes públicos, hasta ahora.
En lugar de apoyar a los que osan rebelarse les criticamos y les linchamos, pero como yo no soy controlador sino oficinista, o maestro o cajero del Hipercor... Y cuando nos ocurra a nosotros? Esto es sólo el principio.
Un abrazo.

Eastriver 07 diciembre, 2010  

No sé qué dirá Txema, pero estoy totalmente de acuerdo contigo, Antonia. Totalmente. Por eso estoy asustado, porque percibo no el inicio sino la materialización de algo muy turbio. El inicio fue hace ya un tiempo. Ahora estamos añadiendo nuevas piezas. Involución, desde luego.

Antònia Pons Valldosera 07 diciembre, 2010  

Añadiré que siento un profundo desprecio por los esquiroles, no quisiera ofender a nadie y si lo hago vayan mis disculpas por delante, pero la posición de "yo tengo derecho a trabajar, no me meto en huelgas, no me descuentan el sueldo, no estaré mal visto. Que los pringados la hagan, que realicen el trabajo sucio. Después si la huelga tiene éxito me aprovecharé de las mejoras que otros ganaron para mi y yo seguiré con mis guantes blancos impecables".
Estos, me dan arcadas. Palabra de honor.

Camino a Gaia 07 diciembre, 2010  

Txema, día tras otro denunciamos el secuestro de las democracias. La Constitución reconoce el derecho al trabajo pero no se ha declarado ningún estado de alarma para solucionar un problema que afecta a mas de cuatro millones de personas. La Constitución reconoce el derecho a la vivienda pero no se ha declarado ningún estado de alarma para solucionar el problema de las personas que pierden su vivienda. La constitución garantiza la igualdad ante la ley y las leyes se modifican, para que al final sea el dinero el único garante de los derechos fundamentales, si se tiene, claro, que no es el caso. No se han intervenido los bancos, sino que se han salvado con dinero público. El intervencionismo del estado parece limitarse a cubrir las pérdidas de los especuladores, pero no a parar los desmanes de los "mercados".
Sin embargo se declara el estado de alarma para eliminar los "privilegios" de un colectivo de trabajadores porque a "eso" no hay derecho. Me llamó la atención desde un principio que nadie se hiciera eco de cuáles eran sus reivindicaciones y esa unanimidad mediática ceñida a las versiones oficiales. Se ha hecho demasiado hincapié en lo mucho que ganan cuando sus reivindicaciones no tenían que ver con ello.
Como dice Antonia estamos asistiendo a una involución de los valores democráticos y ya desde el gobierno se impulsa el enfrentamiento entre trabajadores, los que ganan mas contra los que ganan menos, los que trabajan contra los que están parados, buscando en la envidia la motivación de los conflictos.

Eso no significa que la manera de llevar el asunto por parte de los controladores me haya parecido correcta, pero sobre ello ya se ha hablado lo suficiente.

Camino a Gaia 07 diciembre, 2010  

Antonia, estoy contigo sobre lo que dices de los esquiroles. Porque si alguien reclama su derecho a trabajar y no meterse en problemas, debería rechazar para sí, las mejoras que los que han luchado hayan podido conseguir.

emejota 07 diciembre, 2010  

Muy buena entrada Chema. Antonia e Eastriver, no podría estar más de acuerdo, pero he de recordar que esto ya se veía venir, solo que no nos lo queríamos creer. Involución si, absoluta y lo más triste es que se salvarán los más aptos para sobrevivir en un sistema terrible.
Un fuerte abrazo.

Antònia Pons Valldosera 07 diciembre, 2010  

Mañana, podemos hablar de horas y de sueldo y hacer una comparativa con los de los políticos. Hoy en El País se habla de horas y de retribuciones que en conjunto escandalizan pero que a poco que lo analices vemos que se han dedicado a cargar las tintas sin ningún pudor.
Mi hija tiene una amiga que es licenciada en Traducción e Interpretación. Viajó al Sahara con nosotras el pasado abril. Nos contó que los traductores e intérpretes que tienen la suerte de trabajar en lo suyo pueden ganar de 300 a 400 euros por hora trabajada. Esto es un pastón pero... María después de licenciarse en la UAB se fue a trabajar a Glasgow no sé si de camarera o algo por el estilo. Después ha estado 2 años de recepcionista en un hotel de París. Ahora proyectaba irse a Rusia y buscarse la vida para practicar bien el idioma. Si sus padres fueran millonarios que le pagaran los viajes o la estancia la cosa tendría menos miga pero no es el caso.
Si alguna vez entra de traductora simultánea o de interpréte y gana pongamos 16.000 euros por semana trabajando 10 horas semanales sólo, supondría un montante de casi 800.000 euros al año ¡una cifra escandalosa ¿no?
Pero lo que hay detrás, el trabajo, el sacrificio, el talento, el desarraigo familiar...nadie se lo va a tener en cuenta.

m.eugènia creus-piqué 07 diciembre, 2010  

Txema, difícil asunto este, La verdad es que los controladores peor no lo podían haber hecho y esto ha tocado los cataplines al gobierno que parece estar de ellos hasta el gorro.
Despues tambien pienso en todas estas familias que a lo mejor han estado todo el año ahorrando para poder pasar las navidades en su país...Por una parte y por la otra , es deplorable.
El gobierno se ha pasado un pueblo con lo que ha hecho pero creo que si no lo hacen así, los aeropuertos continuarían cerrados como el primer día, porque este gobierno es incapaz de llegar a un dialogo y los otros no quieren bajar del burro, a todo eso, los que tienen que volar, tirados en los aeropuertos con criaturas y sín darles de comer. Me parece todo una salvajada, por una parte y por la otra.Petons.

RGAlmazán 07 diciembre, 2010  

De acuerdo total con que la militarización es una salvajada. Pepiño y cía han tenido tiempo y oportunidad, en un coonflicto que dura más de un año, de arreglarlo y preparar un plan B. Sin embargo, han preferido cortar por lo sano de la forma más abusiva y autoritaria que hay.

Si estos desalmados han sido insensible e incapaces de pensar el daño que han hecho, la respuesta ha sido gravísima.

Y, Antonia, estos trabajadores --muchos años en el aeropuerto me han hecho ver lo que son-- son insolidarios, incapaces de sentir más allá de su propio bolsillo y de sus condiciones de trabajo, con sueldos que son escandalosos, eso es así. En todas las huelgas se han comportado de forma egoista y no se han integrado en ningún caso con los otros trabajadores. Al revés, si han podido la han roto. Lo recuerdo en la de 1989 y en la de 2000. Y creo, aunque ya no estaba, que ha pasado lo mismo con la de este año. Yo no me siento trabajador compañero de estos privilegiados, son esquiroles en las huelgas que no montan ellos.

Desde luego, las consecuencias son nefastas para los trabajadores pues nos puede venir una regulación de huelga y es un precedente para los servicios públicos que dejan a sus trabajadores con el culo al aire, por los que los culpables son los insolidarios controladores, con grave responsabilidad, por no anticiparse y atacar con el estado de Alarma, del gobierno.

Son malos tiempos para la lírica. Otra razón más para movilizarnos y no quedarnos parados.

Salud y República

Txema 07 diciembre, 2010  

Ante todo daros a todas y todos las gracias por vuestras aportaciones que son estupendas, como es habitual.

Creo que en lo que respecta a los controladores Rafael García Almazán ha resumido con acierto lo que yo mismo pienso y me sirve de base para argumentar.

Recuerdo ahora, porque me tocó cubrir informativamente esa huelga, la de los trabajadores de AUTO RES.

Pararon, salvo los servicios mínimos, durante el puente del 15 de agosto y afectó a unas 80.000 personas, es decir todos los que quisieron viajar a Levante por ese medio.

El Gobierno (pepiño) no dijo ni pío. ¿Por qué? Porque los sindicatos (CCOO y UGT) hicieron las cosas bien.

Ante la posición cerril de la dirección convocaron asambleas, informaron a los trabajadores y a los medios de comunicación y fueron a la huelga sin más historias.

Las personas que viajan en autocar suelen ser las de menor poder adquisitvo y nadie acusó a los conductores, ni pidió su despido, ni se les militarizó.

Creo que los controladores carecen de algo esencial: conciencia de clase. Actúan como un grupo de presión fuera de los cánones sindicales. La Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) es una agrupación corporativa y por eso es insolidaria desde el punto de vista social. No es sólo un problema de sueldo, sino de concepto de clase.

Si a esto le añadimos el aderezo de la prensa y las descalificaciones oportunistas del miserable pepiño ( a quien detestan hasta los yankis) el resultado es que son odiados.

saludos y sigo

Txema 07 diciembre, 2010  

Dicho lo anterior, añado que la actuación del gobierno es "memorable". Ha actuado de la forma más autoritaria posible militarizando el servicio.

Es decir, se ha privado de sus derechos constitucionales a una serie de personas que, en su estupidez supina, le han puesto a pepiño la cabeza del bautista.

El gobierno ha detectado que la "masa" no se ha rebelado contra esa medida, al contrario, parece que un 65% la apoya. ¡Que horror!

Ahora ya existe la base para cambiar la Ley de Huelga. Hay un consenso, hay un clamor para que estas cosas no vuelven a suceder.

Ya veremos si los que hoy aplauden fervorosamente esa decisión, no son mañana o pasado las primeras víctimas de ella.

Se ha abierto una puerta que no sabemos a dónde nos conduce. No puedo por menos que expresar mi preocupación.

saludos

Ciberculturalia 07 diciembre, 2010  

Txema ya sabes que también estoy contra la militarización y así lo he expuesto en varias ocasiones en mi blog.

Es un gobierno que improvisa y toma decisiones sin medir, a mi juicio, la repercusión y la gravedad.

Es cierto que ya en ese momento, en ese viernes-sábado, poco margen de maniobra les quedaba.

Como bien apuntas, ¿por qué razón en los ocho años que llevan gobernando no han dado una solución a este conflicto netamente laboral, y a través de una mesa de negociaciones?

Además han tenido que cambiar el discurso cuando les han advertido que su famoso decreto tiene varias "pegas", importantes errores, desde el punto de vista jurídico.

Ahora ya el Ministro Blanco ya no dice ir contra cada uno de los controladores, sino contra los cabecillas.

Es una gestión pésima de un conflicto laboral.

Tambíen decía yo que me gustaría haber visto esa contundencia en otras ocasiones, en aquellas en que se ataca al bienestar del ciudadano.

Me pregunto qué medios podriamos nosotros, los ciudadanos, utilizar, de forma contundente, para evitar el próximo ataque a nuestro estado del bienestar con la reforma de las pensiones.

Sólo se me ocurre MOVILIZARNOS.

Un beso, Txema

Txema 07 diciembre, 2010  

Si, ahora sólo son las cabecillas. De alguna forma hay que buscar una cabeza de turco.

Carmen ¿a tí no de alarma la visceralidad con la que se ha reaccionado en este asunto?

Porque, al margen de la opinión que nos merezcan los controladores y sus cabecillas, lo importante es defender el Estado de Derecho que es para todos igual.

Hay dudas sobre la legalidad del decreto. eso es muy grave. Y nadie se queja, salvo en la red y el pobre Llamazares.

besos

josep estruel 07 diciembre, 2010  

Dice un miembro del Gobierno de España:
"Venimos actuando con firmeza y determinación durante más de un año para acabar con los privilegios de un sector de personas que permanentemente plantea problemas a nuestro país".
Y yo me pregunto?. ¿Se refiere a los banqueros españoles que ya han enviado a la calle a 200.000 familias (casi un millón de personas), por desahucios que no pueden pagar las hipotecarias?
O acaso se refiere a los propios altos cargos, diputados y senadores españoles, cuyos privilegios ofenden más en tiempos de crisis, por ejemplo con pensiones máximas que logran con siete años de cotización, con indemnizaciones por cese de trabajo parlamentario, con compatibilidad legal de dos y tres sueldos y pensiones?

De todas maneras, yo, al igual que la portada de la revista EL JUEVES (extra) digo que son unos HIJOS DE PUTA.
No han tenido ningún tipo de sentimiento, y como siempre son insolidarios. No olvidemos que nunca han ayudado a otro colectivo que no sea el suyo.
Lo que digo es duro -ya lo se- Pero si tan mal están que no hagan este trabajo, y veremos donde se esta peor. Esta mañana por la radio decía una controladora: "trabajo 16 meses al año" claro que si señora, claro que si. Pues visite la cola del paro y verá cuantos quisieran trabajar (de lo que sea) 16 meses al año. Si todos fuéramos tan egoístas....
Y que conste con todo esto que cuando tenia 17 años y estudiaba, ya me bullia la sangre por los trabajadores.
El otro dia mandé por correo a algunos de vosotros el enlace a un blog de una controladora de Palma de Mallorca. Es para leer....
Un abrazo.

josep estruel 07 diciembre, 2010  

Hola Txema. No se si verás correcto mi comentario,me hubiese gustado hacerlo de otra forma. Mi cabreo ha empezado dos minutos antes de escribir este comentario, justo después de leer esto:
Una empresa noruega ha llevado al límite el control sobre sus empleadas, a las que obliga a llevar una pulsera roja cuando tienen la menstruación para controlar y justificar las veces que van al servicio y medir así la productividad de las mismas. Daily Mail.
La madre que los hizo.....
Un abrazo.

Txema 07 diciembre, 2010  

Veo tu comentario perfecto, muy centrado. Es posible que la portada de El Jueves no sea de lo más adecuado pero en fin, cada uno puede expresarse de la forma que considere más conveniente.

También conozco (de oídas) el famaso blog. No sé que decirte. Espero que este asunto se arregle cuanto antes.

Estoy seguro de que nos vamos a llevar más de una sorpresa. ya verás.

saludos

Anónimo,  08 diciembre, 2010  

Siento no comentar la entrada pero me quedé absorto con esto "de ámbito civil es, cuando menos, una demostración...".

¡Hacía tanto que no veía esa expresión bien utilizada!

Un saludo.

Antonio 09 diciembre, 2010  

Acabo de volver a casa tras pasar estos días fuera. Me fui con mi coche y no sufrí las consecuencias del plante de los controladores, pero anduve viendo la tele y las noticias…

He visto la razón mediatizada por la viscelaridad, la opinión a bote pronto, el posicionamiento político oportunista y un sinfín de variables que me han llenado de dudas y que condicionan mi argumentación. He leído la excelente entrada de Txema y los comentarios habidos, todos ellos sobradamente argumentados y precisos, pero ello no me ha resuelto las dudas, sino, más bien, me las ha ampliado.

Soy un defensor del derecho a la huelga como un valor primordial en la defensa de los derechos de los trabajadores. Pero tengo mis dudas en apoyar a los huelguistas que pretenden defender privilegios cuando el resto de la ciudadanía lo está pasando tan mal. Reservaré mis fuerzas para gritar contra la retirada de la ayuda a los parados de larga duración y otros, y no para defender a los controladores. Pero entiendo la huelga como un derecho reglado que requiere unos tiempos y procesos a seguir en la convocatoria ajustándose a la ley, otra cosa es que la ley sea justa o la mejor. La huelga “salvaje” solo se justifica cuando “salvajemente” se agrede a los derechos de los trabajadores.

Pero la actuación de los controladores no ha sido una huelga o un acto defendible, bajo mi punto de vista, en tanto han dejado colgados a los ciudadanos sufridores, amparándose en su poder sobre el control de la circulación aérea y bajo el ardid o la argucia de una supuesta enfermedad, han abandonado el puesto de trabajo dejando tirada a la gente. Ahora, por cierto, su nivel de absentismo por enfermedad es inferior a la de cualquier empresa. No, no estoy por defender lo más mínimo a estos irresponsables.

Entiendo que los gobiernos están, entre otras cosas, para garantizar los derechos de los ciudadanos, aunque estos colisionen a veces; que la Constitución está para regular la convivencia entre los ciudadanos y establecer derechos y obligaciones; que la propia declaración de alarma está incluida en la propia Constitución y que no se ha incumplido la ley, pero mis dudas van más allá:
¿Dónde está el límite para aplicar esta situación?
¿Se pretenderá en adelante usar esta misma declaración de alarma para neutralizar situaciones de conflicto sociolaboral?
¿Es un acto deliberado para poder llegar a la privatización sin conflictos para las empresas que compren AENA?
¿Por qué no se ha tratado igual a otros sectores en la crisis que han llevado a la ruina a muchos ciudadanos, como la banca y la gestión de las hipotecas?
Si se lucha por garantizar los derechos constitucionales de libre circulación y demás ¿por qué no se pone el mismo empeño en garantizar el derecho al trabajo, a la sanidad, a la vivienda, a la educación, a la alimentación y a todo aquello que implique cubrir las necesidades básicas del ciudadano?

El que se celebre el día de la Constitución bajo una situación de alerta no implica nada, salvo que está vigente, pues el acto en sí mismo es constitucional, pero que se celebre bajo la situación de penuria que pasan muchos ciudadanos en el paro y carentes de la cobertura de sus necesidades que, en teoría garantiza cubrir dicha Constitución, es lamentable.

Txema 09 diciembre, 2010  

Antonio, disto mucho de defender los métodos de los controladores. Es más, los rechazo. Y no sólo porque dejen tirados a los usuarios. Hay más cosas rechazables.

Pero, dicho esto, hay que recordar que los privilegios están avalados por la firma de un acuerdo entre el Ministerio y los representantes de los trabajadores.

La habilidad del gobierno ha sido que el debate se produzca sobre esos privilegios y no sobre que desde 1999 este asunto colea.

Siento no poder ayudarte en el tema de la legalidad del decreto pero espero que en los próximos días quede demosrada mi primar impresión: esto es peligroso para el cojunto de los trabajadores de cara al futuro.

saludos

Publicar un comentario

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP