El crimen de los pacíficos

>> 30/11/10

Gandhi nunca recibió el premio Nobel de la Paz. El comandante en jefe del ejército de los Estados Unidos, Barack Obama, lo recibió en el año 2009. También lo recibió en su día Henry Kissinger, a pesar de que hoy es considerado por muchos, como el mayor criminal de guerra que anda suelto por el mundo. Experto asesor en genocidios. Apoyó y alentó a la junta militar argentina. Su aportación a la paz mundial consistió en introducir de forma sistemática las desapariciones forzadas, como forma última de marketing dictatorial. Tras su participación en la organización del golpe de estado contra el gobierno de Salvador Allende en Chile, Henry Kissinger organizó la Operación Cóndor, un plan sistemático de eliminación de opositores. Se podría decir que su especialidad es el genocidio por motivos ideológicos. Su currículo nos lleva a Indonesia(genocidio contra la población de Timor Oriental), Uruguay(golpe de estado), Laos y Camboya(bombardeos secretos).

Henry Kissinger asesoró y preparó a los marroquíes para la Marcha Verde(1975), una estrategia semejante a la de izar bandera blanca para consumar un genocidio. Auspició las negociaciones secretas entre los representantes marroquíes y sectores del gobierno franquista, que concluyeron con la retirada del Ejército español del Sáhara y la ocupación del territorio por Marruecos y Mauritania. EEUU proporcionó a Marruecos logística y armamento, y Arabia Saudí aportó grandes sumas de dinero para esta operación, que favorecía (y aún hoy favorece) a los intereses estratégicos y comerciales de los EEUU, a costa de la libertad del pueblo saharaui.
La Marcha Verde fue vendida a la opinión pública europea, como una invasión pacífica de pobladores autóctonos (que diferían bastante en usos, ritos y costumbres con los naturales), a pesar de que paralelamente y más al este se producía la invasión militar del territorio. Desde luego el nombre estaba bien diseñado. Una Marcha Verde. Suena bien, a ecología, pacifismo... quien iba a esperar la construcción de un muro de mas de 2000 Kilómetros, el desierto minado, torturas, asesinatos, abusos y como no, la especialidad del señor Kissinger: las desapariciones forzadas. Se puede vender una mentira y además cobrar por ello. Escenificar una marcha no violenta, frente a la prensa, y ejercer una ocupación brutal a puerta cerrada.

La lucha no-violenta se caracteriza por la coherencia entre medios y fines, dicho de otra manera: el fin NO justifica los medios y desde luego no tiene nada que ver con cruzarse de brazos. Es frecuentemente mal entendida y peor interpretada, así que intentaré hacer un paralelismo con la lucha política y militar convencionales.
En términos generales podríamos decir que todo enfrentamiento, necesita de unos combatientes, una causa, unas armas y algo muy importante, un campo de batalla, amén de unos aliados y una estrategia. ¿Por qué una sola mujer saharaui, Aminetu Haidar, consiguió ganar un pulso con el rey de Marruecos?
Tenía una causa: el derecho a vivir en su país, junto a su familia.
Unas armas: la valentía, la dignidad y la verdad. Añadir a esto, que no es igual estar dispuesto a morir por una causa, que a matar por ella.
Y un campo de batalla: ¿un aeropuerto? Algo mucho mas que eso. Las armas que han distinguido siempre a su enemigo han sido, la traición, la mentira y la mas absoluta iniquidad y cinismo. Pero en este campo de batalla las terribles armas de Marruecos resultaron inútiles: demasiados periodistas, demasiados testigos, demasiadas resoluciones de la ONU, demasiada vergüenza que esconder. En una palabra, cuando en la contienda no se pudieron usar otras armas que la valentía, la nobleza, el coraje y la verdad, el rey de Marruecos quedó en franca desventaja. No son sus armas. Y mucho menos sus virtudes.

Pero el gran enemigo de la no-violencia es la mentira. Por eso no hay dictadura ni tirano que soporte la libertad de expresión. Por eso Marruecos ha cerrado las puertas a los periodistas: Para cometer sus pacíficos crímenes. Por eso en Estados Unidos ya hay voces que piden que Wikileaks sea considerada organización terrorista. Porque la verdad es peligrosa. Porque en ese campo de batalla, lo que llamamos poder resulta ser puro, simple y despreciable parasitismo.

El campamento de la Dignidad ha sido destruido en el Aium. Pero no han sido los saharauis quienes han perdido su dignidad. Ha sido el gobierno español, en ese último intento de complacer a la mara liberal, al dinero. La dignidad no es un escenario serio y "moderno". En él, los poderosos estarían perdidos y desnudos. La razón de estado, los ejercicios malabares del eufemismo en nuestras conciencias, parecen suficientes. España no vende armas a Marruecos: ¡es solo un intercambio cultural en materia de logística de la seguridad!

31 comentaris:

Txema 01 diciembre, 2010  

Camino creo en la solución de los problemas sin recurrir a otras armas que los arguementos y los razonamientos.

Pero también recuerdo algunos hechos de la historia. Quienes creyeron que se podría aplacar al monstruo nazi a base de pactos y concesiones, vendieron a la República en España, permitieron la anexión de Austria, la desintegración de Checoslovaquia.

Hicieron la vista gorda en los inicios de la represión brutal contra todo lo que no fuera ario y nazi y, finalmente todo esto llevó a una guerra con 55 millones de muertos y un holocausto sin precedentes.

Ahora todos los historiadores coinciden que hubiera bastado una leve acción en el Rhur para evitar todo esto.

Algunos no entienden otro idioma que el de los palos.

saludos

Eastriver 01 diciembre, 2010  

El gran enemigo de la no violencia es la mentira. El gran aliado sería por tanto la verdad. Tu texto es un canto a la verdad, a no perder la esperanza de que la verdad sea quien guíe el camino del Sahara, no los intereses, no el engaño, no la barbarie.

César Vallejo escribió un libro de versos memorable, cuando la guerra civil española: "España en el corazón". Hoy nos sumamos al Sahara en el corazón. Porque de momento es lo único que tenemos para defenderlo.

Txema 01 diciembre, 2010  

Ramón, el gran enemigo de la no violencia es también la injusticia. Y frente a la injusticia históricamente sólo una respuesta, también violencia, ha dado resultados.

Ningún régimen tiránico ha sido derribado con buenas palabras. Las injusticias no se eliminan con paciencia y tacto.

Claro que llevamos al pueblo del Sahára en nuestro corazones pero, ¿será suficiente?

saludos

Antònia Pons Valldosera 01 diciembre, 2010  

Camino, a veces la Dignidad, la Razón, la Justicia y la Verdad no son suficientes porque el enemigo no conoce la dinidad, entroniza la sinrazón, instituye la injusticia y hace bandera de la mentira. Algunos lo saben, es más diría que los poderosos lo saben y callan cuando no ayudan al opresor.
Los saharauis lo tienen ahora más claro que nunca: están solos frente al gigante, solos y abandonados a su suerte. Saben que si no se salvan ellos mismos no habrá ningún deus ex machina que les rescate. Y se disponen a hacerlo.
Cuando la sangre salpique las mesas de negociación tendrán al menos, que mirarles, y con un poco de suerte hablar de ello.
Bil bundukhia nananlu el horria, con el fusil arrebataremos nuestra libertad, cobra hoy más vigencia que nunca, como al principio de todo. Los viejos fusiles volverán a rugir entre las arenas empapadas de sangre.
Un abrazo.

Txema 01 diciembre, 2010  

Antonia muy bien. Lo has dicho sin tapujos: el Polisario está legitimado para defense por todos los medios a su alcance.

saludos

Camino a Gaia 01 diciembre, 2010  

Txema, sigo pensando que el gran enemigo de la no-violencia es la mentira.
El propio diccionario define la cualidad de violento como:
7. adj. Que se ejecuta contra el modo regular o fuera de razón y justicia.
Por lo que por propia definición, podríamos identificar la violencia como injusticia. En cierto sentido, la injusticia es el origen del resto de formas de violencia. Por eso he titulado el post "EL CRIMEN DE LOS PACIFICOS", porque considero que en la ocultación de la verdad, en el ejercicio de la hipocresía, se esconde también la injusticia y con ello la violencia. Al fin y al cabo la impunidad, es el triunfo final de la violencia.
En cuanto a la capacidad de la no-violencia para obtener una victoria, podríamos pensar que si Marruecos consiguió la ocupación del Sahara fingiendo sus formas y traicionando sus principos, habría que tomar mucho mas en serio esta estrategia de lucha. Sobre todo cuando nuestras reivindicaciones son justas, y la posibilidad de acceder a ellas mediante la violencia son poco menos que peregrinas.

Camino a Gaia 01 diciembre, 2010  

Antonia, he releído una vez mas el post y no he encontrado nada que insinúe siquiera la intención de deslegitimar al Polisario, ni el derecho a la propia defensa de un pueblo. Tampoco creo que en ningún momento se diga que la no violencia se baste por sí misma para la resolución de problemas. De forma resumida, lo que se dice en el post es que Marruecos fingió una marcha no violenta, la famosa Marcha Verde, con el asesoramiento de la inteligencia norteamericana y su experiencia en perpetrar genocidios y obtener no solo la impunidad, sino además el prestigio internacional. Se contrapone a este maquiavelismo político una verdadera acción no violenta, como fue la huelga de hambre de Aminetu Aidar, y se denuncia finalmente al gobierno español por el uso de la misma estrategia hipócrita que Marruecos, Francia y Estados Unidos.

Pero al margen de la ética están los resultados. Los saharauis están solos, no tienen aliados. Incluso en la guerra convencional las estrategias de lucha son fundamentales. Me gustaría mucho equivocarme, pero cuando el Polisario empiece a actuar, sus acciones serán presentadas a la opinión pública mundial como acciones terroristas. Porque hoy se ha convertido al terrorismo en la bestia negra contra la que están justificadas todas las violaciones a los derechos humanos. Y se está demonizando a las víctimas de las violaciones de los derechos humanos por parte de los estados, como elementos terroristas. Por eso mi referencia a Wikileaks, porque a veces estos métodos para desacreditar a las víctimas, llegan a lo grotesco y lo ridículo. Ya lo hemos visto en Palestina, adolescentes luchando con piedras contra soldados con armas automáticas y tanques. Los terroristas eran los adolescentes, los asesinos, las fuerzas del orden. Y el mundo creyendo lo necesario para no mover un dedo.
Solo la mentira trae la paz que conocemos y practicamos.

Antònia Pons Valldosera 01 diciembre, 2010  

Camino, en mi comentario tampoco he dicho nada que pudiera hacerte pensar que deslegitimabas al Frente Polisario. Si hubiese hecho esta lectura lo hubiera dicho sin ambages.
No, me he limitado a constatar que están solos y que nadie va a ayudarles ni siquiera el Consejo de Seguridad o la Comisión de descolonización de la ONU porque están atados de pies y manos a causa del derecho de veto de Francia, otra de las grandes culpables en la tragedia del Pueblo Saharaui. Ni siquiera MINURSO tiene competencias en DDHH y es la única en el mundo que carece de esta prerrogativa. Y que tal vez se muevan si la sangre salpica sus guantes blancos impecables, siempre.
Nada más y que, no el POLISARIO, sino los saharauis están cansados y están pidiendo armas. En Los Campamentos no hay hombres adultos, sólo niños, ancianos y mujeres que también se muestran dispuestas a tomar el fusil cuando sus maridos, hijos, hermanos hayan muerto. Tal como me lo manifiestan, lo manifiesto.
Mi opinión personal sobre si deberían seguir negociando y muriendo lentamente en la Nada, me la reservo y nunca voy a manifestarla porque los que tienen la última palabra son ellos, los saharauis.
Decidan lo que decidan yo seguiré apoyándoles, como siempre.
Si deciden romper el alto el fuego, no sé si serán considerados terroristas o no. Marruecos lleva años intentándolo y nunca lo ha conseguido, ni cuando peleaban, ni en la tregua.
Lógicamente no tengo la bola de cristal para saber qué pasará si retoman las armas. De lo que estoy segura y no sabes cuánto desearía equivocarme es que después de Gdeim Izik no hay vuelta atrás.
Un abrazo.

RGAlmazán 01 diciembre, 2010  

La no violencia puede dar sus frutos cuando hay tiempo y apoyos internos o externos. En el caso saharaui, treinta y cinco años son muchos para poder seguir aguantando. La acción de Aminetu fue un ejemplo, pero desgraciadamente insuficiente. Yo creo que el pueblo saharaui tiene todo el derecho a defenderse y a luchar por su tierra, aunque en ello les vaya la vida. Porque lo que se puede conseguir por vías pacíficas lo hemos visto hasta ahora y lo veremos en Diciembre donde la ONU aprobará una resolución que me temo que tampoco se aplique.
Es un pueblo que no puede sobrevivir mucho más tiempo así. O lucha o se rinde, y no están por lo último.

Salud y República

Eastriver 01 diciembre, 2010  

Txema, creo que son dos cosas diferentes. Mi canto era como el de Vallejo a la España humillada por los fascistas: un canto de afecto y comprensión. Pero no digo que eso sea lo único. Pienso, en la línea de lo que se viene diciendo, que todo pueblo tiene derecho a defenderse cuando sus principios básicos son atacados. La barbarie que citaba en mi comentario es la barbarie de quienes abusan, persiguen, castigan y amordazan. Frente a esa barbarie, naturalmente que reivindico el derecho a la defensa de un pueblo. El afecto no implica la inacción. Saludos a todos...

Camino a Gaia 01 diciembre, 2010  

Ante todo Antonia, disculpa el malentendido.
Quizá una de las cuestiones que no está desarrollada en el post es la importancia de la opinión pública en este tipo de conflictos. Y la prueba es lo mucho que importa a Marruecos lo que pueda aparecer en los medios de comunicación. Podría haber resumido lo referente a las estrategias de lucha diciendo: mira lo que teme tu enemigo y descubrirás su debilidad. Marruecos está perfectamente preparado para enfrentarse a una acción armada y además pagar los gastos militares con los beneficios de la explotación de un territorio ocupado. Pero no lo está para enfrentarse a 100 Aminetus.
Nadie quiere ver la sangre. Ese es el problema. No queremos que nadie nos diga que somos cómplices de un genocidio. Pero lo cierto es que lo somos como país.

No creo que ni yo, ni nadie pueda exigir al pueblo saharaui que soporte mas de lo que ya ha soportado. Tampoco para juzgar moralmente su decisión de tomar las armas.

Un saludo

Txema 01 diciembre, 2010  

Ramón te he entendido. Lo que pasa es que me estoy empezando a hartar y no hay nada más peligroso que un moderado desencantado.

Si, el Polisario deberá volver a la lucha armada porque será la única forma de que sea escuchado.

saludos

Camino a Gaia 01 diciembre, 2010  

Hola Rafa, no creo que aguantar treinta y cinco años, tenga que ver con la no violencia. La no violencia no es dejar las armas. Tampoco resignarse ni negociar. La no violencia es la no tolerancia a la injusticia. Es mas, siempre se ha dicho que es preferible usar la violencia, que caer en la indolencia y la tolerancia hacia los crímenes.

Aminetu, es una mujer muy inteligente. La valentía no es suficiente ni en las luchas armadas, ni en las luchas no violentas. Hacen falta inteligencia y también entrenamiento. Aminetu no ganó el pulso a Marruecos por casualidad. No era su primera huelga de hambre, pero en esta batalla había testigos, muchos testigos, que en definitiva podían generar aliados potenciales. Y eso era lo que no quería Marruecos. Y lo que tampoco quería España, la difusión de la verdad.
Hay organizaciones muy combativas que usan por principio estrategias de lucha no violentas. Y se entrenan para eso. Greenpeace es una de ellas. Una de las claves para que una acción no violenta tenga éxito es su difusión. De ahí que cada una de sus acciones disponga de la correspondiente cobertura mediática.

Si entendemos confiar en la legalidad internacional como medios pacíficos, yo estoy en contra de esos medios pacíficos, porque generan crímenes pacíficos. He intentado realizar una crítica de la no violencia fingida y de las contra estrategias que han usado los poderosos para defenderse de la no violencia.

En cuanto al derecho al pueblo saharaui a tomar las armas, en ningún momento lo he negado. El tiempo nos dirá si estratégicamente ha sido la decisión mas adecuada para sus propios intereses.

Ciberculturalia 01 diciembre, 2010  

Os he leído a todos, primero tu intersante entrada (gracias por el guiño, me ha gustado mucho) y el debate después.

No se. Hoy no estoy yo muy fina de mente pero si creo, tal y como dices, que el enemigo de la no violencia es la mentira.

Pero ¿qué hacer cuando no se encuentra salida? ¿Cuando esa "no violencia" es tan sólo correspondida con intolerancia e injusticia?

Yo me pregunto qué haría si supiera que durante décadas me han estado engañando, que además no hay futuro para mi familia, para mis hijos.
¿Podría conformarme con una acción, con una lucha no-violenta?

En todos los casos entenderé al pueblo saharaui. Están legitimados para defender su futuro.

Siempre me gusta leerte. Un placer.
Besos

Camino a Gaia 01 diciembre, 2010  

EastRiver, si concebimos la no violencia como la no tolerancia a la injusticia, necesitamos ineludiblemente de la verdad.
Si analizamos la conocida formula del juramento "¿Jura decir la verdad, toda la verdad y nada mas que la verdad?". Encontramos un inventario de las formas mas refinadas para mentir: no decir toda la verdad y mezclar la verdad objetiva con otras cosas como suposiciones, insinuaciones, ironías, mentiras, eufemismos, etc.
Los regímenes totalitarios mas groseros no permiten la libertad de expresión. Pero se está evolucionando hacia formas mas refinadas de mentira. Cuando en una de tus entradas exponías tus dudas sobre Wikileaks, creo que dejé un comentario abogando por este periodismo que no respeta los secretos. Las mentiras de hoy están hechas de verdades a medias, de secretos, de verdades que se dicen una vez y de medias verdades que se repiten cincuenta. De tolerancia a los crímenes pacíficos, a agonías interminables como la del pueblo saharaui.

Camino a Gaia 01 diciembre, 2010  

Txema,se me ocurre que hay algo mas peligroso que un moderado desencantado y es alguien que no tiene nada que perder.
Posiblemente nadie tome en serio al pueblo saharaui hasta que inicie una guerra. Rafa lo dice muy claro: ...aunque en ello les vaya la vida.

Sabemos que ya han perdido muchas vidas, demasiadas. Y eso es lo que mas me preocupa, que sean exterminados ante el silencio del mundo.

Camino a Gaia 01 diciembre, 2010  

Carmen, la no violencia casi siempre es correspondida con intolerancia e injusticia. Buena parte de los líderes no violentos han terminado asesinados. Pero también lo han sido los líderes violentos o guerreros. La lucha no violenta es ante todo lucha, afronta la violencia oponiéndose a ella. No es una huida. No es resignación. Solo intenta garantizar que tras la victoria, no encontremos a quien fue víctima con su nuevo traje de verdugo. Algo que ocurre muchas veces.

Antonio 02 diciembre, 2010  

Llego tarde, pero llego. Como siempre, Camino, da muestras de una exquisita sensibilidad y buen uso de la razón. Globalmente comparto tu análisis. No obstante, estas situaciones y todas las que genera el uso del poder y de los intereses de estado, pasando por la geoestrategia, los intereses económicos y un amplio etc. pasan por la criba del llamado orden mundial y sus normas y cambalaches, chalaneos de salón del trono e intereses de los grupos de poder. En esa especie de club, se puede hacer casi todo, siempre que no salpique y sea en beneficio del colectivo que integra el club. Que salpique o no dependerá de los medios de comunicación y de la trascendencia de los actos a la opinión mundial.

Estamos hartos de ver el sufrimiento ajeno y la injusticia en infinidad de partes del mundo, y en ningún caso se resuelve, en parte, por la indiferencia general de la ciudadanía del primer mundo. Optamos por la caridad, por lo testimonial, o por la justificación del sino histórico de los pueblos, pero los Henry Kissinger de turno siguen actuando. Tal vez en el fondo, sepamos que su pobreza sustenta nuestra riqueza.

El alauita podrá contar con el beneplácito de las potencias occidentales, con el silencio cómplice de España y con lo que quiera, pero, curiosamente, esos gobiernos que lo apoyan, se pondrán contra las cuerdas cuando sus propios ciudadanos, sus votantes, se rebelen contra esas políticas, desvelen los oscuros intereses y dejen manifiesto que los derechos humanos, que dicen defender sus gobernantes, están siendo pisoteados y eso es intolerable. Si sus ciudadanos callan, les importará un bledo que esos derechos sean pisoteados, pero si lo denuncian y descalifican a sus gobernantes la cosa cambia.

Al conflicto armado no le veo salida, sinceramente. Al final, la manipulación informativa hará que se presenten los actos de defensa en atrocidades y terrorismo, cambiando el papel de agresor y víctima, sin obviar el genocidio en “defensa propia” que el cinismo político internacional toleraría. Sin embargo el uso racional de la no violencia, entendida como la postura de denuncia de injusticias, recurriendo a cuantos métodos sean precisos para que trascienda y se conozca la situación, implicando a la ciudadanía de los países que apoyan la política expansionista de Marruecos, sí puede dar resultado, en tanto, como decía, pongan a sus propios gobiernos contra las cuerdas y tengan que reconducir su apoyo hacia otra salida más beneficiosa para el pueblo saharaui, sin obviar las acciones como la de Aminetu Aidar que ha tenido gran trascendencia.

Al menos esto es lo que yo pienso desde mi desconocimiento en profundidad del tema, pero desde el convencimiento de que este mundo no tiene arreglo si no hay un rearme moral de la ciudadanía en general, que se oponga a los atropellos que se están llevando a término desde el poder establecido.

Txema 02 diciembre, 2010  

Camino no creas que soy un fanático de la guerra, ni mucho menos.

Pero ese pueblo (y otros) están en la situación que señalas. Ya no tienen nada que perder y en esas circunstancias cualquier cosa es posible.

No creo que existan las guerras justas. Cualquier conflicto armanado es un crímen. Pero qué hacer cuando todos los caminios están bloqueados y tirarse al vacío parece la única solución.

saludos

Maruxela 02 diciembre, 2010  

Paz y amor , es lo que siempre debe prevalecer , entre nosotros... los seres humanos.Me agrada el escrito
Un abrazo

Antònia Pons Valldosera 02 diciembre, 2010  

"La lucha no violenta es ante todo lucha, afronta la violencia oponiéndose a ella. No es una huida. No es resignación. Solo intenta garantizar que tras la victoria, no encontremos a quien fue víctima con su nuevo traje de verdugo. Algo que ocurre muchas veces".

Amigos, la permanencia de los saharauis en la Hamada durante 35 años, en tregua desde principios del 91 no es resignación, es una lucha pacífica , diaria y sin treguas. Quien conoce la terrible Hamada argelina, lo sabe. El desierto se cobra su tributo: las pocas plantas se agostan, las casas de adobe se caen, las haimas se queman, ni siquiera las alimañas pueden sobrevivir al verano del desierto. Y ellos, los saharauis han luchado contra el viento, contra el sol, la lluvia, las privaciones y el olvido, a cada minuto porque si no, ya habrían desaparecido. Los niños van a la escuela porque piensan que un pueblo culto tienen las llaves de su libertad, cuidando a sus ancianos, y a sus enfermos, rehaciendo las infrastructuras, una y otra vez, arrancado los raquíticos frutos que esta tierra terrible a veces da, y esperando volver a sus hogares. Es el ejemplo de resistencia pacífica más imtenso que he conocido.
Los que no pudieron huir y se quedaron dentro también luchan pacíficamente: Gdeim Izik es un ejemplo de lucha no violenta pese a las intoxicaciones de la prensa del majzeniana.Su única arma: las haimas.
Camino, tienes razón en que los activistas saharauis como Aminetu o como H'mad, el gigante, saben cómo luchar con la no violencia. Les conozco personalmente y no podrían aguantar huelgas de hambre ni detenciones y palizas si su cuerpo y su alma no estuvieran preparados.
Hay muchas Aminetus, y muchos Hmads a ambos lados del muro.
No creo que nunca se pongan el traje de verdugos aunque tampoco me gustaría que los responsables de tanto sufrimiento quedaran impunes. La Historia les juzgará y creo que será más severa que las propias víctimas.
Maruxela, paz y amor es lo que encuentras cuando compartes unos días con nuestros hermanos saharauis. Es un lugar desangelado y terrible y sin embargo, para mi, es el único lugar donde puedo dormir sin mis viejas amigas, las pastillas. Allí olvidas el tiempo y las preocupaciones de nuestra vida diaria llena de estrés. Ellos me han enseñado que no se necesita mucho para vivir y que el hogar no es una casa sino un estado de ánimo que hace que te sientas querido y en paz.
Un abrazo a todos.

Maruxela 02 diciembre, 2010  

En mi casa de Barcelona duermo de maravilla, sin pastillas.No estuve nunca en el Sáhara, ni tampoco me llama la atención.Creo en lo que me dices.Que tu felicidad dure mucho.Siempre se ha de estar en dónde uno es feliz consigo mismo y con los demás.No todos pueden hacerlo.Hay que adaptarse

Camino a Gaia 02 diciembre, 2010  

Antonio, nunca es tarde si la dicha es buena. Sigo como puedo las filtraciones de Wikileaks que ponen en evidencia esa criba de información que nos llega. Así vemos confirmadas nuestras sospechas sobre la presión de grupos de poder sobre el gobierno español y sobre el poder judicial. Todo para conseguir recortar con una ley la jurisdicción universal, que hacía tan peligroso a Garzón. No se cuanto tardarán en eliminar a Wikileaks, pero estoy seguro de que lo harán. El club de los poderosos, no puede permitir que las verdades campen a sus anchas. Además, ahora pueden hacerlo con el beneplácito de un premio Nobel de la Paz.

Ahora los crímenes contra la población civil, se llaman "efectos colaterales", el secuestro de personas y su posterior envío a países torturadores se llama "entrega extraordinaria". Y así los vuelos de CIA podrían calificarse de la "elevación de la inocencia". Resulta esperpéntico y vergonzoso, cómo se usa la palabra para encubrir. El hambre en el mundo no desaparece por la misma razón que no se curan las heridas de quién está siendo torturado: porque se realizan de forma deliberada.

Coincido contigo respecto al conflicto armado. No cuestiono los derechos del pueblo saharaui. Pero dudo que sus efectos sean los deseados. Sin embargo también pienso que aguantar un minuto mas es un error. Desde un principio, Marruecos partió de la política de los hechos consumados y la invasión fue diseñada para poder disfrazar cualquier intervención militar como una forma de poner paz en un conflicto civil. El pueblo saharaui fue engañado para aceptar una espera, que no tenía otra función que la del desgaste. Henry Kissinger diseñó una no violencia fingida, una operación maquiavélica basada en la mentira, instauró una era de crímenes pacíficos.

Camino a Gaia 02 diciembre, 2010  

Txema, es cierto que todos los caminos parecen bloqueados, pero prefiero pensar, que puestos a suicidarse, mejor hacerlo como tu enemigo no quiere que mueras: dejando en evidencia su mentira y su miseria.

Camino a Gaia 02 diciembre, 2010  

Maruxela, la paz y el amor me parecen muy bien, siempre que no rindan homenaje a la hipocresía. Concibo la paz como algo activo, una forma de no tolerar la injusticia.
No me importa perder el sueño por una causa justa.

Camino a Gaia 02 diciembre, 2010  

Antonia, he intentado abordar la cuestión de la no violencia desde una posición lógica. Creo que a poco que conozcamos la situación del pueblo saharaui, hemos de reconocer la justicia de sus reivindicaciones y el sufrimiento a que se ha visto sometido. Su comportamiento también ha sido ejemplar y para colmo, aquello que reclaman se haya respaldado por una resolución de la ONU. En una palabra, cumple los requisitos fundamentales para que una estrategia de lucha no violenta activa y bien organizada, pueda tener éxito.
No conozco los efectivos militares del frente Polisario, pero tengo la impresión que en ese escenario, el de la guerra, los saharauis se encuentran en desventaja. Por otra parte, Marruecos utiliza una estrategia no violenta fingida y desde el principio ha usado a la población civil como escudos humanos y punta de lanza. De hecho, se ha servido de civiles o fingidos civiles, para realizar el asalto de las viviendas saharauis.
"Hace tiempo que voces airadas piden el regreso a las hostilidades, en una confrontación armada desigual y muy peligrosa."
No es una frase mía, la leí en tu blog, que he seguido a traspiés junto a otros. No ando bien de tiempo. Pero en definitiva he intentado no dejarme influir por el dolor, ni por la rabia, intentando pensar como un jugador de ajedrez. He buscado ideas para una salida no solo moral sino también exitosa.

La lucha no violenta ha evolucionado mucho y desde posturas religiosas y éticas ha despertado el interés de disciplinas como la etología, la antropología o la sicología. Desde luego también se ha estudiado desde la política. Y todo para desentrañar las razones por las que a veces David vence a Goliat y lo derriba sin arrojar una sola piedra. No voy a extenderme sobre el asunto. No parece apropiado que desde fuera de un problema, pretenda dar lecciones sobre como resolverlo.

Antònia Pons Valldosera 03 diciembre, 2010  

Cierto, yo escribí esta frase. Va a ser una lucha desigual y peligrosa al menos eso parece a priori. Y hablo desde el sentimiento y la inquietud que me causa que niños a los que quiero entrañablemente, ahora adolescentes, tengan que ir al frente.
Sin embargo, hoy El País publica una artículo en el que se dice que el ejército marroquí es considerado como una amenaza para Mohamed VI. También se ha publicado por ahí que Marruecos se prepara para una confrontación armada con Argelia. El tablero cambiaría substancialmente si estas informaciones fueran verídicas. Otra información no confirmada, dice que hay efectivos militares marroquíes destinados en el Muro que se han pasado con vehículos y armas al Polisario.
Los Servicios de Inteligencia saharauis funcionan y no creo que quieran autoinmolarse.
Los próximos meses van a ser cruciales, nada volverá a ser igual en el Sahara Occidental. Marruecos tiene aliados pero hace oposiciones a perderlos todos con el comportamiento de M6, más propio d'un enfant mal enlevé (como le llamó Chirac) que de un estadista.
Respecto a las acciones pacíficas: ayer un grupo de activistas interrumpió la sesión del Congreso y fueron tratados como criminales peligrosos por ese paladín de la democracia que es Pepe Bono. Hay en marcha una campaña de autoinculpación al estilo: Yo también estuve en el Congreso, que me detengan.
Un abrazo, Camino

Camino a Gaia 04 diciembre, 2010  

Antonia, las monarquías han usado a menudo las guerras como una forma de eliminar súbditos sobrantes, enfrentados los unos con los otros. También como una forma de distraer la ira y el descontento con un enemigo exterior, exaltando el nacionalismo. Desvían así la atención sobre los entramados de corrupción con los que parasitan a los gobernados. El reino de Marruecos puede ser un antro de corrupción, quizá por eso esté especialmente entrenado en el engaño. Fingida o no, Marruecos puede estar interesado en una guerra civil en el Sahara. Ya usó a civiles como escudos humanos y no creo que tenga reparos en volver a usar esta estrategia hasta este extremo. Prepara así el escenario en el que pueda conseguir el exterminio o el sometimiento del pueblo saharaui.
Pienso que estos treinta y cinco años han sido mas útiles a Marruecos que a los saharauis y han sido un engaño para su buena fe. Por eso estoy de acuerdo contigo en que no se puede esperar más.
Me temo que se intentará provocar una desafección entre saharuis y Polisario, así como su división entre moderados y radicales. La represión llevada a cabo por Marruecos intenta descabezar, confundir y amedrentar, la protesta surgida en los territorios ocupados.
Sé que es muy difícil controlar las emociones que nos piden actuar con contundencia y beligerancia, pero hay que ser conscientes de que son las que se manipulan para llevar al enemigo a la emboscada.

Antònia Pons Valldosera 04 diciembre, 2010  

Camino, por lo poco que conozco a los saharauis, una guerra civil entendida como saharauis contra saharauis es casi imposible. Para un saharaui lo primero es la familia, luego la tribu, después los parentescos entre tribus y finalmente la política. Hablo de saharauis no de adopción sino genuinos. Ellos no consideran saharauis a los nacidos en el Sahara Occidental. Pueden ser oriundos de Mali, de Mauritania, del sur del actual Marruecos de la zona argelina de Tinduf, de los Campamentos... la condición de saharaui la dictan los ancestros: mi padre musa, mi madre ulad el lab, por tanto yo no puedo pelear contra mi familia, contra los lab, ni contra los gailanis parientes de los oulad el lab y así hasta remontarse a la generación que quieras. Los niños pertenecen siempre a la tribu del padre pero eso no obsta para que recuerden los lazos tribales y de parentesco con las tribus de las ramas femeninas de la familia. Si alguien comete un delito muy grave, cometía, no era encerrado sino expulsado de la familia y ya no tenía a dónde ir.
Promarroquíes o propolisarios, son parientes y eso puede más.
La resistencia interior es muy interesante y hoy el país publica unos documentos publicados en VIKILEAKS en que se dice que el Polisario anima a los saharauis de los Campamentos a volver al Sahara, lo cual comporta un sueldo mensual, una casa y a veces un coche. Cuando son pocos no ocurre nada pero si son muchos el problema se agrava, además de tener un caballo de Troya dentro.
El sentimiento de parentesco y de pertenecer a una tierra usurpada hace que se apiñen alrededor del Polisario aunque haya también sectores críticos que no se esconden ni hablan en voz baja. Pero estas diferencias políticas se aparcan o se olvidan cuando un sólo miembro de la Comunidad está en peligro. Provienen de un pasado nómada y eso condiciona su forma de pensar y de ver la vida.
Nuestro pensamiento occidental nada tiene que ver con el suyo.
El tribalismo ha sido potenciado por Marruecos para fomentar diferencias y superado por el Polisario en aras de un objetivo común. Marruecos no ha conseguido sus propósitos y el Polisario sí aunque no del todo. El poso de pertenencia a una familia se nota hasta en los nombres que ponen a sus hijos.
me he desviado del tema. Luego continuo a pesar de que esta cuestión tribal es delicada porque los saharauis sólo hablan de ella cuando te tienen mucha confianza y aún así, cuesta.
Un abrazo.

Camino a Gaia 04 diciembre, 2010  

Antonia, yo tampoco creo en una guerra civil entre saharauis. Me refería a unas declaraciones de Aminetu Aidar, publicadas en el País que así lo afirman "Ahora, cuando hablo con usted [tarde del lunes], los colonos entran en las casas de los saharauis, les golpean, saquean sus tiendas y queman sus coches". "Marruecos les utiliza para amedrentarnos... Hay mucho miedo... Marruecos quiere provocar una guerra civil entre colonos y saharauis".
Me alegro que el pueblo saharaui cuente con este fuerte carácter identario porque como tu bien expones, los lazos familiares y tribales, son mucho mas sólidos que los que resultan de compartir ideario político. Es algo que no se ha tenido en cuenta en muchos procesos de descolonización, donde la delimitación de fronteras no ha respetado las identidades de los pueblos.
Guardo mis mejores deseos para los hijos de la nube y espero que finalmente alcancen sus justas aspiraciones.

Un abrazo

rafa hortaleza 06 diciembre, 2010  

yo creo que era marcha verde por el color verde color del islam, no por el ecologismo... saludos.

Publicar un comentario

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP