FANÁTICOS

>> 12/9/10

“He aprendido a discutir antes que a condenar”


Bobbio



Recuerdo una carta de Alfonso Sastre , dramaturgo e intelectual comprometido, a su amigo Pascual Serrano, periodista independiente, tal vez de los pocos, que titulaba: “Pero ¿qué pasa con los intelectuales?”. En relación con su obra “La Mordaza” dice: “la cuestión consistía en tratar de explicarse por qué razón operábamos la gente en general y los intelectuales en particular, en situaciones claramente injustas e incluso hirientes, como cómplices en un silencio que nos podría situar en el banquillo de los culpables objetivos de aquellas ignominias; y el drama aportaba una serie de razones por lo que la gente callábamos en situaciones que parecían exigir no solo la palabra sino el grito de la denuncia ¿ o nos encontrábamos bien recostados en aquel silencio?”


¡Cuántos motivos para gritar! ¡Cuántos con gran autoridad permanecen silentes! Se dice que Ortega cuando recibió su jubilación de catedrático y la aceptó, dijo: “a mí también me han comprado”.


En ocasión del éxito deportivo de nuestra Selección Nacional de Fútbol ha salido a relucir ese patrioterísmo excluyente con el que estamos tan familiarizados y no digamos de la prohibición de la llamada Fiesta Nacional en Cataluña. A nadie se le escapa que esa exhibición exagerada de las banderas que hemos vivido nada tiene que ver con el triunfo deportivo, o que la decisión tomada en el Parlamento Catalán se hace para no torturar a tan mítico animal. Es verdaderamente inconcebible.


Quiero gritar contra el fanatismo, contra el fundamentalismo, contra el integrismo, contra el patriotismo, contra las banderas excluyentes, que viene a ser todo una misma cosa. ¿Es el fundamentalismo el que nos hace fanáticos o el fanatismo es consecuencia necesaria del fundamentalismo? ¿Son los patriotas consecuentemente fanáticos? Todo para mí es el mismo concepto.


Europa, Occidente, se define en la Ilustración y, aunque comprendió también su peligro, se tomó la razón como norma suprema de comportamiento. Y con esto podríamos relacionar la definición de Adela Cortina, galardonada ensayista e insigne profesora, de fanático: tipo de persona que inmuniza sus convicciones frente a la crítica racional. El fanático es ajeno a nuestra cultura.


El fundamentalismo tiene su origen ligado al ultraconservador movimiento liderado por el Papa Pio IX, como una reacción contra la modernidad: por encima de nuestra razón, la fe. Dejando a un lado la utilización del término como un insulto descalificador, el fundamentalismo, en todo tratado de Ética tiene tres características perfectamente identificables:


- Identidad cerrada a una idea o a una tribu. No estamos tan lejos de los simios.


- Incapacidad democrática, pues la democracia exige participación pública basada en la deliberación, en el intercambio de opiniones, en la reflexión. Está el fundamentalista incapacitado, pues no escucha, repite, repite, repite.


- Es inmoral porque no respeta y es lógico porque para respetar hay que superar que los otros valen por sí mismos.


¿Alguien de los posibles lectores no los reconoce? Tras el triunfo deportivo hubo una explosión de alegría y lo expresamos a través de la bandera como símbolo. Pero pasado el tiempo, ¿dónde siguen expuestas?, ¿quién las lleva en el coche?. La contestación: los de siempre, los excluyentes.


He tenido ocasión de hablar con un amigo de toda la vida (y ésta empieza a no ser corta) que, confesado por él, nunca ha visto, ni por televisión, una corrida de toros y ahora es un profundo seguidor del arte taurino y argumenta con desparpajo las implicaciones antropológicas de la fiesta y la nación. Naturalmente ha regalado una camiseta de Casillas a sus nietos.


Y lo peor de todo es que no hay esperanza, porque no tienen rigor crítico, ni dudan, ni toleran.


Permitidme rematar con mi valorado Bobbio, el intelectual más crítico que haya podido leer y que escribió aquello que consideraba la más grande lección de su vida:


“He aprendido a respetar ideas ajenas, a detenerme ante el secreto de cada conciencia, a comprender antes de discutir y a discutir antes de condenar. Y puesto que estoy en vena de confesiones hago todavía una más, tal vez superflua: detesto a los fanáticos con toda mi alma”.

46 comentaris:

Thornton 12 septiembre, 2010  

Deseo agradecer a los "trece lobos que gritan" su invitación para escribir en este dignísimo rincón.

Gracias.

Manrique Cos Tejada

Eastriver 12 septiembre, 2010  

¿Gracias? Gracias a ti, Thornton. Tú también eres un lobo de espíritu, porque gritas, gritas bien, escribes mejor y además tienes razones. Sabemos que el grito gutural no es un grito de lobo. El grito de lobo es un grito con sentido (aunque no sea consentido). Los lobos aúllan porque quieren algo. O quizá porque no quieren algo.

Este tema no me pilla de nuevo, y tú sabes por qué lo digo, amigo Manrique. Estoy de acuerdo con la mayor parte de tu texto. El no acuerdo sería por algún matiz que sabes que respeto y sé que respetas. Por ejemplo, no me gustan los toros, creo que todos los que me conocen lo saben. Y aunque algunos hayan hecho de ese desprecio un tema identitario no creo que sea lo más común (sí lo que más ha aparecido en la tele, pero ese sería otro tema). No me gustan los toros, ni los bous embolats, ni los correbous, sean andaluces, castellanos o catalanes. Y sean una cosa u otra, yo lucharé contra ellos con la misma inquina. No todo es identitario, pienso.

Respecto al tema de las naciones, complicado tema, complejo. Cuesta tanto ser totalmente objetivo, yo me analizo y me doy cuenta de que me cuesta, de que no lo soy. Supongo que, como en todo, la gracia está en intentarlo una y otra vez, como cuando aprendía a aparcar el coche y me pasaba horas y más horas aparcando... Pues eso, que cuesta mucho ser un poco mejor, un poco más coherente. A mí, en general, no me interesan nada las naciones. Quiero ser ciudadano del mundo, de hecho todos somos eso: ciudadanos de un planeta, al que por cierto nos estamos cargando. Supongo que si todos lo viéramos así seríamos más cuidadosos.

................(Sigue)

Eastriver 12 septiembre, 2010  

(Continuación)...............

Pero a la vez, cuando veo que ese sentimiento internacionalista es esgrimido por algunos para ahogar ciertos nacionalismos, cuando veo que algunos que van de internacionalistas lo son solamente para uniformar desde otro punto de vista nacional, entonces mi espíritu rebelde me hace ir a contracorriente, porque veo el engaño, lo huelo, lo percibo. Y ahí no. Tenía una amiga argentina que, cuando comentaba viejas disputas fronterizas con Chile me decía: Claro, yo soy ciudadana del mundo, pero con engaños no es posible crear una verdadera unión. Y hay muchos que engañan con el tema de las naciones, y lo que hacen es que uno piense, si tú, y tú defendéis los vuestro, pues a mí me tocará defender lo mío. Ojalá, amigo Thornton, sea posible algún día que todos, absolutamente todos, seamos genuinamente generosos para implicarnos de forma limpia en los proyectos, dejando de lado las mentiras ni que sean inconscientes para construir un mundo efectivamente sin naciones. Sin ninguna, claro.

Estoy en contra de los fanáticos, absolutamente. Pero más en contra estoy de quienes, con buena o mala fe, construyen fanáticos a cada paso. Bin Laden es un fanático. Pero, ¿de quién es la culpa? ¿Sólo suya? ¿O de quienes le armaron hasta los dientes para que matara cuantos más iranís mejor? Lo peor, siempre, son los constructores de fanáticos. Los hay en cada esquina. A mí mismo, algunos abusos imperdonables (véase mi última entrada en este blog) me convierten en fanático. La culpa no es mía: es de quien vive como un rey a costa del dinero de todos.

Por lo demás, te aplaudo fuerte, y además te agradezco la entrada, el debate y la amabilidad. Eres un crack y es un orgullo tenerte entre nosotros.

Camino a Gaia 12 septiembre, 2010  

Un excelente artículo sobre la sinrazón. Quizá el hecho de que la razón se haya adoptado como norma fundamental de comportamiento haya podido provocar cierto olvido sobre la motivación, que en el ser humano como en cualquier otro ser vivo es básicamente emocional e instintiva. Así descubrimos con frecuencia que ha sido la razón la que se ha puesto al servicio de la emoción.
Si nos ceñimos a la definición que nos das sobre fanatismo, parece que tiene que ver con una referencia identaria del grupo o tribu, un tabú insoslayable. Parece por tanto que no tiene que ver tanto con el individuo sino con la tribu, quizás también con el uniforme.
Puede que por eso sean la religión y los nacionalismos los que con mas frecuencia no provean de intolerancia.

Antonio 12 septiembre, 2010  

Me gustó tu entrada. Tiene esa buena dosis de intelectualidad que lleva al cuestionamiento, a la duda sistemática y a la convicción de que el conocimiento no es patrimonio de nadie en particular. Es necesario, por definición, seguir pensando hasta ir siempre más allá de donde estamos. Está cargado de la modestia del sujeto que, sabedor de que la verdad se ha de buscar en todas partes, se plantea la comprensión de las cosas desde la empatía.

Los que escribimos, porque pensamos y desarrollamos ideas, andamos a caballo de esa intelectualidad. Pero el pensar no es un ejercicio positivo si no está acompañado de la libertad de hacerlo, si no está exento de dogmas y condicionantes que te dirijan o modulen el pensamiento hacia un lugar determinado. El control del pensamiento que fueron estableciendo las culturas cerradas, impermeables a las nuevas ideas, para seguir manteniendo el sistema y el poder establecido, se forjó y basó en la religión, en la idea de patria, Dios y Rey. Desde allí se fraguó el corsé que amordazó la boca y ató las manos del pueblo, hasta hacerlo partícipe alienado de esos planteamientos.

Pensador, librepensador, es la clave… Desde la serenidad, a mí no me llevarán los integristas al otro extremo de la cuerda a tirar de ella, sino que me harán más consciente de su irracionalidad desde el uso de mi propia razón, sin caer en la irracionalidad opuesta. Es verdad que, a lo largo de la historia, se ha usado y manipulado a la gente desde las emociones. Es cierto que las emociones controlan y someten la razón. Ellos lo saben y lo usan para despertar esas emociones colectivas, patrióticas, nacionalistas, excluyentes, ególatras, que solo llevan a provocar conflictos y confrontaciones al despreciar a las demás posiciones.

Vivimos en un sistema abierto, de continua comunicación e intercambio, para enriquecernos intelectualmente. El sujeto que mantiene un pensamiento encapsulado, irreductible a la argumentación lógica, es un sujeto alienado, un cadáver intelectual que se está pudriendo y quiere contagiar esa podredumbre al resto, bloqueando el pensamiento de los demás.

Un saludo afectuoso y gracias por escribir con nosotros en este lugar de encuentro.

Jordi Pascual Morant 12 septiembre, 2010  

Thorton, que descanso leerte, que ponderación incluso en tu postura anti fanáticos. Cómo me he sentido identificado con lo que dices. Qué cercanas a la verdad parecen tus opiniones.

Las banderas ideológicas las desgasta el tiempo, hasta que llega alguien que las limpia, remienda, y si es preciso incluye algún distintivo más para hondearlas como una zanahoria sujeta a un palo ante el asno colectivo.

Bravo y olé!

Bienvenido a los susurros.
Por lo de "Gritos y susurros" de Ingmar Bergman.

ParKer 12 septiembre, 2010  

Vengo de tu Club, allí acabo de opinar de María Callas, y aquí compruebo que eres un librepensador. Un hombre libre, sin prejuicios.

Leí la entrada que titulabas "Lantana", ya se adivinaba tu categoría como intelectual comprometido. Ahora confirmo mi primera impresión.

Felicidades por tan lúcido escrito.

Salu2

cabopá 13 septiembre, 2010  

Cada vez me gusta más ser tu amiga,querido profesor...Eres genial, no sólo escribes bien y compartes tus conocimientos,sino que tu espiritu crítico es sencillamente algo para no perder de vista...
Te va muy bien el retiro alberqueño. Besicos a gritos

Ciberculturalia 13 septiembre, 2010  

Extraordinaria entrada que comparto en su totalidad y junto contigo yo también quiero gritar contra cualquier fanatismo que tanto daño hace a la convivencia.
La frase final de Bobbio cierra de manera magistral tu artículo.
Un placer leerte.
Un beso

Curiyú 13 septiembre, 2010  

Ahí brota un patrioterismo burdo. Es verdad. Pero yo quiero verlo desde un lado positivo, y hacer notar que hay gente que puede festejar y discernir que es un triunfo deportivo que no involucra el "destino de una nación". Hay sólo un paso a la intolerancia, cuando confundimos.
Un abrazo.

RGAlmazán 13 septiembre, 2010  

Pues sí, un artículo de talla. Bien expuesto y mejor razonado.
Los fanáticos son creadores de odio, y por ello son despreciables. Defender ideas es encomiable, hacerlo sin reflexionar y como capítulo cerrado hace a las personas máquinas de algo o alguien. Ese es el peligro, el seguimiento ciego por mor de unos símbolos, unas siglas, o unos líderes.
Me ha gustado.

Salud y República

Thornton 13 septiembre, 2010  

Ramon, a mí tampoco me gustan los toros. Es evidente que no es un tema identitario pero lo convierten en identitario. Lo utilizan.

Un abrazo.

Thornton 13 septiembre, 2010  

Camino a gaia, creo que un fanático necesita pertenecer a grupo o tribu. ¿puede un libepensador pertenecer a un grupo? El fanático no es racional.

Un abrazo.

Thornton 13 septiembre, 2010  

Antonio, permíteme que te conteste con una cita que reconocerás: “desde allí se fraguó el corsé que amordazó la boca y ató las manos del pueblo hasta hacerlo partícipe alienado de esos planteamientos.” Ni más ni menos.

Un abrazo, maestro.

Thornton 13 septiembre, 2010  

Jordi Pascual Morant, has dado en el quid: Cercanas a la verdad. Cercano a la verdad, me hace pensar.

Un abrazo.

Thornton 13 septiembre, 2010  

Parker, eso me gustaría a mí ser: un hombre libre, sin prejuicios. Es un pirópo inmerecido aunque te aseguro que lo pretendo.

Un abrazo.

Thornton 13 septiembre, 2010  

Cabopá, decía el poeta que a las palabras de amor les sienta bien su poquito de exageración. Así las tomo.

Un besico alberqueño y septembrino.

Thornton 13 septiembre, 2010  

Ciberculturalia, los grandes son grandes por eso.

Un abrazo.

Thornton 13 septiembre, 2010  

Cariyú, no confundimos. Buena la haríamos.

Un abrazo.

Thornton 13 septiembre, 2010  

RGAlmazán, a mí también me ha gustado tu reflexión.

Un abrazo.

Anónimo,  13 septiembre, 2010  

¿Y de esta farsa que tienen que decir?

Anónimo,  13 septiembre, 2010  

http://eljardindeosca.blogspot.com/2010/09/vamos-tirando.html

Lola 14 septiembre, 2010  

Ya era hora de que leyera un artículo de gran calado y me enterara.

Gracias Sr. Thornton

Besos para todos.

Farallón 14 septiembre, 2010  

Felicidades Thornton. Me gusta porque coincido en todo lo que
dices y como lo dices.
Un abrazo. Miguel

Thornton 14 septiembre, 2010  

Anónimo, pues eso, que es una farsa. Tú lo dices muy bien.

Un abrazo.

Thornton 14 septiembre, 2010  

Lola, eres muy amable. Te lo agradezco.

Besos.

Thornton 14 septiembre, 2010  

Farallón, llegada una edad, ni el dinero, ni la fama , ni el poder...que nos den la razón. Eso es lo que perseguimos.

Un abrazo.

El Serrano 14 septiembre, 2010  

Estimado Thornton, en una comida con unos amigos tu "grito" ha sido el centro de la conversación. Hemos hablado de los silentes.!Pobre gente!. Ha dado tu entrada para mucho.Cada uno de nosotros ha comentado a conocidos que cuadraban perfectamente. Al final la conversación ha terminado con comentarios jocosos por la ridiculez de algunos individuos. (Ya se sabe, por no llorar). Valga de ejemplo: un conocido de un comensal hace viajes a Zaragoza y aprovecha para traer cintas con los colores de nuestra bandera que tienen la longitud de "La Pilarica" para decorar el coche. Ni un centímetro más ni un centrímetro menos.
Tu grito ha surtido efecto.
Supongo que entre los silentes habrá muchos que esperan la jubilación.
Para mí, los silentes son tan despreciables como los fanáticos.

José Martón 14 septiembre, 2010  

¡ Bien Thornton, bien ¡

Magnífica entrada que comparto totalmente.

Abrazos Pepe

Mariano 14 septiembre, 2010  

Thornton, siempre has sido un espíritu libre, crítico y comprometido socialmente. Tampoco a mí me gustan los fanatismos; detesto los políticos, de un signo y de otro, los religiosos, no me gusta que nadie se adueñe de la bandera nacional y tampoco me gusta que enarbolen las senyeras y banderas de comunidades contra nadie. Detesto el maltrato animal. Los toros se deberían prohibir en todas sus facetas. No me gusta que se haga de ellos y del flamenco una seña de identidad nacional. A mí que sea así me dá verguenza como español y siento que no tengo nada en común con esos "valores". Queremos ser ciudadanos del mundo y luego alardeamos de ser de tal o cual lugar, como si eso fuera más y mejor que lo de los demás. ¡Cuánta educación nos falta todavía! Espero que mejoremos. Un abrazo y a perseverar.

ParKer 14 septiembre, 2010  

Sr. Serrano.

No estoy de acuerdo con su valoración sobre los silentes.
Estos nunca pueden igualarse a los fanáticos.
Se lo digo con todo respeto.

Salu2

ParKer 14 septiembre, 2010  

Sr. Mariano

No todos los políticos son dignos de desprecio, creo yo. Sin ellos ¿cuál sería la alternativa?

Salu2

Thornton 15 septiembre, 2010  

Serrano, en mis reuniones con amigos también comentamos los gritos de estos lobos. Habrá que felicitar a los creadores de este blog y a su actual plantilla.

Un abrazo.

Thornton 15 septiembre, 2010  

José Martón, otro más a gritar.

Un abrazo.

Thornton 15 septiembre, 2010  

Mariano, ciudadanos del mundo, sí, pero con nuestras señas de identidad.
Esos matices que nos alejan de la uniformidad y que no se deben de esgrimir contra nadie ni ser rechazados por los demás. Creo yo.

Un abrazo.

Mariano 15 septiembre, 2010  

Sr. Parker, he debido expresarme mal, quería decir que detesto los fanatismos políticos de uno y otro signo, no obstante la "casta" política en la que se han convertido demasiados de sus miembros no me merece mucho respeto precisamente.
El sistema mejoraría bastante limitando el periodo de permanencia, confeccionando listas abiertas, modificando la ley electoral y que la representación fuera proporcional a los votos obtenidos y en mi opinión la composición de los gobiernos también.
De acuerdo en los matices y singularidades, pero nunca excluyentes ni para distinguirse como élites de nada. Un saludo a todos.

Antònia 15 septiembre, 2010  

Buenos días, he estado ausente de este mundo virtual últimamente por razones que no vienen al caso y hoy leo, con retraso, esta entrada magnífica. Permitidme en primer lugar felicitar al autor.
Los silentes que pueden influir en la opinión pública y se abstienen son tan culpables como los actores.
Recuerdo a un profesor de filosofía que era un sabio que siempre nos advertía que todos los -ismos tienen parte de la verdad aunque no toda la verdad lo cual contribuyó a vacunarnos contra todo tipo de fanatismos: nacionalistas, universalistas, políticos o religiosos.
Los fanatismos, convenientemente manejados, resultan muy útiles a los fines inconfesables de unos cuántos que de fanáticos tienen poco.
Un abrazo a todos los lobos aulladores.

Farallón 15 septiembre, 2010  

Mariano, el flamenco de Camarón, Tomatito……….que quieres que te diga.

Farallón 15 septiembre, 2010  

Que vivan los tomates mauros que dijo el patriarca en la Unión.

Mariano 15 septiembre, 2010  

Viví en Sevilla tres años y algo conocí de esos ambientes (La antigüa Taberna de "La Trocha"). Vamos, que no consigo verle el "ARTE" a Camarón por ningún lado; ni a él ni en general, al mundo del flamenco. No me parece mejor ni mas "jondo" que una dulzaina segoviana, por poner un caso, pero seguramente es una limitación mía. Lo que sí te aseguro es que por ese lado no voy a ocupar mi tiempo en intentar que me llegue; ¡con la Ópera y música clásica que me queda por oír!, si no voy a tener tiempo. !Vivan los tomates mauros¡ ¡Vivan las caenas! Un abrazo Farallón.

Thornton 15 septiembre, 2010  

Antónia, sí son fanáticos, fanáticos de su dinero, del poder y de la manipulación. Gente menor.

Un abrazo.

Thornton 15 septiembre, 2010  

Farallón y Mariano, como aquí se viene a gritar, convendremos que tanto el flamenco como la ópera son dos estupendos recursos.

Un abrazo.

Antonio 15 septiembre, 2010  

El flamenco es un desconocido para quien no reflexionó sobre él, para quien no vió la forma de expresarlo y el sentimiento que lleva dentro, para quien no llegó conocer como un pueblo marginado y oprimido pudo y supo mostrar con su cante y su toque sus penas y alegrías, amores, pasiones y, en resumen, la esencia de una vida singular frustrada por la injusticia...
Aconsejo oirlo, verlo y procurar entenderlo. Quien diga que eso no es arte, no sabe lo que es el concepto de arte... Pero, el arte, no está solo en el flamenco, también en otras expresiones populares a lo largo del mundo.
Saludos

Mariano 16 septiembre, 2010  

Antonio, sabe Ud. mejor que yo, que el concepto de arte es algo totalmente subjetivo y que actualmente hay muchas definiciones del mismo, desde el entendido como cualquier actividad o producto realizado por el ser humano con una finalidad estética o comunicativa, hasta la afirmación de Beuys diciendo que la vida es un medio de expresión artística, destacando el aspecto vital, la acción. Así, cada hombre es un artista.
Mi concepto del ARTE, sin duda por mis limitaciones, es mucho más reducido y circunscrito al ámbito de "Las Bellas Artes" y dentro de ellas a La Arquitectura, La Danza, La Escultura, La Música, Pintura y La Poesía/Literatura, no alcanzando de la misma manera a las otras tres, Cinematografía, Fotografía e Historieta, consideradas ahora mismo como tales.
Entiendo como ARTE, las "obras" producidas por individuos con unas capacidades extraordinarias, que plasman la sabiduría, belleza, armonía, originalidad y proporción de forma que destacan muy por encima de sus coetáneos, permaneciendo en el tiempo, por encima de modas y gustos momentáneos, que proporcionan un goce estético y emocional elevado a quien las contempla y siente ...

Mariano 16 septiembre, 2010  

Con mi limitado sentido del arte, le relacionaré algunas obras dentro de las disciplinas mencionadas, que a mí me parecen VERDADERAS OBRA DE ARTE.

ARQUITECTURA

- El Partenón
- Los Templos de Luxor y Karnak
- El Taj Mahal
- Las Catedrales Góticas, en especial las de Burgos, Sevilla, Chartres, Notre Dame, Barcelona, Toledo, León y Colonia.
- El Vaticano
- El Panteón
- El Coliseo
- El Duomo de Florencia
- Los Palacios de Venecia.
- San Marcos
- Santa Sofía
- Las Mezquitas de Estambul, en especial La Azul y la de Suleyman.
- La Mezquita de Córdoba, La de Isfhasan.
- La Plaza de España en Sevilla y Los Jardines de Mª Luisa.
- El Palacio Real
- La Granja de Segovia
- La obra de Gaudí: La "Sagrada Familia", La "Pedrera", La Casa Batlló, El Parque Güell...

DANZA

- Las de Isadora Duncan
- Los ballets de Nureyev y Margot Fonteyn

ESCULTURA

- El Discóbolo
- La Venus de Milo
- La Victoria de Samotracia
- La Piedad
- David
- Moisés
- Todas las de Bernini
- Los Obeliscos egipcios
- Toda la Escultura Egipcia.

MÚSICA

- Los Requiem de Mozart, Verdi y Berlioz
- Los Conciertos de piano 21 de Mozart, 5 de Beethoven, Grieg, 1 de Liszt, 2 de Chopín.
- Los de violín de Bethoven, Chaykovski, Mozart, Mendelssohn, Vivaldi.
- Las óperas de Verdi y de Puccini, en especial La Traviata, Rigoletto, La Boheme y Tosca.

PINTURA

- Velazquez
- Goya
- Rembrant
- Rafael
- Tintoretto
- El Bosco
- Murillo
- Vermell
- Durero
- Sorolla
- Picasso
- Dalí
- Rusiñol
..................................

Mariano 16 septiembre, 2010  

POESIA/LITERATURA

La poesía de:

- San Juan de La Cruz
- Antonio Machado
- Juan Ramón Jiménez, especialmente Platero y Yo (
como prosa poética) .
- Tagore

Las novelas de:

- Cervantes
- Quevedo
- Tolstoi
- Dostoyevki
- Shakespeare
- García Marquez


En fín, para que seguir.

Fuera de aquí, claro que hay infinidad de manifestaciones culturales, folclóricas y de todo
tipo, del ser humano, pero para mí no son ARTE, son "otra cosa".

Que a uno no le guste algo no significa, necesariamente, que desconozca el tema, simplemente es eso NO LE GUSTA.

Por mi parte no voy a insistir más en el tema. Tomo nota de sus puntos de vista y me despido con el deseo y la seguridad de que Ud. disfrutará de su amplio sentido del arte y yo del mío mas limitado. Un cordial saludo.

Publicar un comentario

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP