LIBERTAD CON IRA

>> 21/7/10

En los tiempos de la transición, las cabezas pensantes de la época tuvieron a bien encumbrar la famosa canción Libertad sin ira. Estoy convencido de que la polémica que rodeó la canción fue justamente para hacer que los grupos discordes la adoptaran como lema. Porque esa letra les venía como anillo al dedo a los capitostes franquistas. A aquellos convencidos de que debía irse hacia una democracia. Es decir, a aquellos que, bien que mal, se cambiaron la chaqueta.

Tras el ritmo progre (adorado grupo Jarcha, una cosa no quita la otra) se escondía una advertencia: si queremos construir un futuro en paz, libertad y democracia, no sintamos rabia, antes bien generosidad y anchura de miras (glups, ¿quién dijo eso? ¿quién repite eso cada poco?). No exijamos justicia ni removamos demasiado las aguas. Con ese mensaje nos la colaron doblada.

Cuando hoy en día sigo oyendo lo de la generosidad y la anchura de miras ya me planteo otra cosa. Que son siempre ellos quienes nos advierten a nosotros que debemos ser mansos. Pero al final siempre ocurre que ellos llaman ira a nuestro lógico enfado inofensivo. Y que son ellos precisamente los dueños de la ira silenciosa: la que les lleva a negar, manipular, silenciar, mentir, censurar. No sacaré a colación nuevamente el nombre de Garzón. No repetiré nuevamente lo enfadado que estoy con el Tribunal Constitucional, ese tarrito de las esencias franquistas.

Por eso propongo cantar Libertad con un poco de ira. Que nadie se confunda: no estoy en la cocina preparando bombas de mano. Amo demasiado la paz y prefiero la vida a la muerte, la brisa a las aguas estancadas. Pero esa ira buena que nos lleva a reclamar justicia sí que la reclamo. Ni que sea la justa para que no nos vuelvan a tomar el pelo.

23 comentaris:

Txema 21 julio, 2010  

Pues ciertamente no vendría mal un poco de ira o de firmeza o contudencia o como se quiera llamar.

Vamos a ver qué pasa el 29 de septiembre. Veremos si los que se manifiestan por la roja son conscientes de que si la huelga es un fracaso estamos perdidos.

saludos

RGAlmazán 21 julio, 2010  

¡A cantar con ira, ya! Que parece que la ciudadanía esta adocenada.
Y llevas razón con ese mensaje y una ganas de libertades tremendas nos la clavaron. Y hoy nos siguen pidiendo, con el mismo mensaje, que escondamos parte de la historia, que dejemos a nuestra gente en las cunetas, que lo pasado pasado está.
La reconciliación total sólo se puede dar con justicia, dignidad y respetando la memoria. Todo lo demàs no hará sino abrir más la herida.

Salud y República

Jordi Pascual Morant 21 julio, 2010  

Ramon, no me engañas, seguro que estás cocinando algún artefacto explosivo. Según la real academia de la lengua imaginaria, ira, significa enfado o rabia de grupo paramilitar.

MAMÉ VALDÉS 21 julio, 2010  

Sin aquella "Tolerancia impuesta" no se hubiera sido de una democracia cogida por alfileres, tenemos que recordar el 23 de febrero con aquel intento de destruirla, ese "Olvido momentaneo" por desgracia fue necesario, de todas formas LIBERTAD SIN IRA pero sin pérdida de MEMORIA, un saludo.

Despotrikator 21 julio, 2010  

El eufemismo de la "libertad sin ira" podría traducirse hoy, con la perspectiva temporal, en cosas como "reforma pero sin ruptura", "no os cabreéis demasiado si los antiguos privilegiados del franquismo nos convertimos en la élite de la joven democracia" o "os hemos estado pisandoo la cabeza durante 40 años pero ahora ¡de buen rollito! ¡eh?"

Coincido contigo. Un poco de ira no iría mal.

Un saludo

Antònia Pons Valldosera 21 julio, 2010  

Todos estamos enfadados con el Constitucional, con la crisis y las medidas erráticas de nuestro presidente, con los recortes y las congelaciones, el paro, las inyecciones de capital a los bancos, la subida del IVA. Menos mal que ganamos el mundial, que a mi me da lo mismo porque el fútbol me la trae al pairo.
"Dicen los viejos que este país necesita palo largo y mano dura para evitar lo peor..."
Ya no siento ni tan siquiera ira, hace demasiado calor.
Las ansias de Libertad siguen intactas.
Disculpad si entro poco, con las vacaciones en paz, el trabajo se acumula y el calor no ayuda nada.
Os envío un abrazo a todos.

Antonio 21 julio, 2010  

Saludos a todos. De nuevo por esta tierra de nuestros amores y sufrimientos. Yo le da la ira hace tiempo que lo dejé atrás. Pero no olvido ni desisto de la justicia social, de repudiar la mentira y el engaño que nos hacen y nos hicieron los de siempre, disfrazándose de demócratas y pidiendo olvido a sus atrocidades para soltar un poco la cuerda de la sumisión en que estábamos. Quiero reflexionar sin ira, pero con criterio, con un discernimiento aséptico que no me nuble la razón.
En este sistema no habrá democracia verdadera hasta que el gobierno democráticamente elegido no sea servidor del pueblo y deje de mandar el poder fáctico de la banca y los grupos afines. ¿Es ira lo que hace falta, o concienciación?
Un abrazo amigo Ramón y demás colegas.

Pulgarcito soñador 21 julio, 2010  

Bueno, justamente, el otro día comentabla en otro blog sobre los que propugnan el "consenso". Son, en efecto, aquellos que ni bien ven la oportunidad te la "embuten" sin escrúpulos. Son también, los que no tienen un carajo de idea de como se vive en democracia, y por supuesto, no tienen ningún deseo de que las democracias prosperen.
A propósito, el otro día anduvo Garzón por aquí. Me puso contento que haya defendido a Abuelas de Plaza de Mayo. Un orgullo.
Abrazos.

Maia 21 julio, 2010  

Tú no estabas en Grecia??
De política mucho no hablo porque no domino pero esto que tú defiendes a mi manera de ver se llama humanismo. Creo que entre la ira y la mansedumbre existen otras posibilidades sin saltar ni a la agresión ni ser una marioneta. Está la posibilidad de ser enérgico y defender firmemente nuestros derechos. Democracia con censura no es democracia, si hay miedo tampoco. Si la idea es que se queden unos cuantos quietitos sin chistar en el lugar, pues obviamente eso conduce a la rabia. Yo en ese caso grito, aunque probablemente esos gritos no llevan a nada más que a la ceguera y a un grito de contrapartida y a un loop interminable. Decía Artigas (caudillo uruguayo) "con la libertad ni ofendo ni temo" y yo creo que pasa un poco por ahí...
Un gran abrazo,

emejota 21 julio, 2010  

Mis mejores deseos de descanso sin ira y con libertad. Como Antonio, hace tiempo que me deshice de mucho lastre, ahora todavía ando peor, me planteo el sistema, el género humano, etc. Vamos, que seguramente, el calor me este afectando al ánimo y algo más. Un abrazo.

mariajesusparadela 21 julio, 2010  

Ira ya no, que me quedan dos inviernos.
Pero, gritar, grito contigo.

Cayetano 21 julio, 2010  

Era otra época. No se pensaba en el revanchismo poque había miedo a que no cuajara el invento democrático después de casi 40 años de dictadura. Con la mentalidad de hoy es más difícil entenderlo.
Un saludo.

Camino a Gaia 21 julio, 2010  

Ya ocurrió con la segunda república, la primera democracia que conoció este país, cuando la derecha perdió, recurrió al ejercito, uno de los poderes no representativos del estado, para imponerse. Lo de Garzón solo es el comienzo. Otro poder no representativo, el poder judicial, está siendo tomado por la derecha. Supongo que ya la conoces, pero aquí: (http://www.losgenoveses.net/Personajes%20Populares/juecesconestrella/prego.html) hay una entrevista que puede servir para hacernos una idea sobre el nuevo programa de interpretaciones para las próximas sentencias de los altos tribunales, incluyendo lo que ha sucedido con el estatuto.

No me preocupa tanto la ira, como lo que puede hacer contra la mentira y la manipulación. Contra el control de los medios de comunicación, la iglesia, el poder judicial y por supuesto al poder del dinero. No creo que de la democracia quede mucho después de esto. Aunque como dice Saramago nuestro problema con la democracia es que damos por supuesto que existe y eso es una falacia.
Un saludo

Dilaida 22 julio, 2010  

¡Venga Ramón!, que estás de vacaciones... Esto es lo de siempre, pero tú olvidate en estos días, ya llegará el invierno para hablar de cosas serias.
Bicos

Anna Jorba Ricart 22 julio, 2010  

Ramon...

Τι λέτε για την Ελλάδα, φίλος;
Ο προγραμματισμός καλά, ευχαριστώ.
να μιλήσει πίσω.
φιλιά

Ciberculturalia 22 julio, 2010  

No, querido Ramón, no seamos mansos. Libertad con ira, con la ira que nos de la gana. Incluso podemos hacerla compatible con sonrisas. Eso sí.

Un beso fuerte y espero que estés disfrutando de tu maravilloso viaje griego

Eastriver 23 julio, 2010  

Abrazos enormes, gigantescos y griegos para todos, aunque sean abrazos sin acentos por razones evidentes. Deje preparada la entrada antes de salir y me ha gustado mucho leeros a todos. Lo que no puedo hacer es contestar pormenorizadamente. Pero si mandar un abrazo a todos.

Ataúlfa Braun 23 julio, 2010  

Libertad, libertad sin adjetivos ni complementos.

Un beso y felices vacaciones, Ramón

Isabel Romana 25 julio, 2010  

Bien dicho. Seguimos comulgando con ruedas de molino... Saludos cordiales.

MR. MC.DONALD 26 julio, 2010  

BUEN BLOG!!! ME GUSTA EL CONCEPTO CREATIVO Y ORIGINAL QUE LE IMPRIMES A CADA MENSAJE!!! DE VERDAD TE FELICITO Y DESDE AHORA TE SEGUIRÉ!!! ESPERO QUE PUEDAS PASEARTE POR MI OSCURO Y DEPRESIVO BLOG Y ME DES TUS COMENTARIOS. CUÍDATE Y NOS ESTAMOS LEYENDO!!! SALUDOS

Susana 27 julio, 2010  

Ramon, una vez más estoy contigo. Y me refiero a la ideología, aunque me encantaría estar en tu circuito egeo!! La no-ira, la mansedumbre, el creernos condenados a... todo eso es lo que aprovechan para que no haga falta más ejército que el que nos imponemos nosotros para no conseguir todo aquellos que queramos.
Pero la ira, el no conformismo, seguir creyendo (aún) es lo que sacamos a pasear cuando nos tocan suficientemente la cresta de las injusticias: en la guerra de Irak, en la sentencia del Tribunal pre-constitucional... algunas veces es imprescindible recordarnos que nuestra ira es la que ha conseguido giros radicales e incluso revoluciones. Por la ira, por el grito.

Un abrazo.

Jose Vte. 28 julio, 2010  

No se si hay que tener o no ira, pero si que hay que gritar bien fuerte.

La canción "Libertad sin ira" fue un himno para muchos, yo tenía 18 años cuando murio Franco y empezó la transición, y aunque en aquel tiempo era bastante mas radical que ahora, esa canción me inspiraba tiempos nuevos y posiblemente mejores.
Hace tres años, cuando el PP la utilizó profusamente en una de sus manifestaciones, pensé que algo de esa canción y de la palabra libertad se había prostituido, y ya nunca volvería a ser la misma, ni a representar lo mismo.

Un saludo y disfruta de Grrecia

Abedul 05 agosto, 2010  

Que bueno tropezarme con tu blog!!! si la ira es expresión de lucha por libertad auténtica...la debemos sacar para que sepan que no renunciamos a una democracia cada vez más madura....hay que barrer todos los rincones de lo sucio del pasado que todavia estan, "intocables"...al menos nadie puede detener ...nuestro grito de protesta !!!!

Publicar un comentario

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP