SIN FUTURO

>> 1/6/10


Tenía 24 años recién cumplidos cuando Franco murió. Recuerdo muy bien dónde estaba y qué estaba haciendo en el momento en que Arias Navarro lo comunicó: estaba desayunando.
Después vendría nuestra ”modélica Transición” y el paso a la Democracia. Dicen los entendidos que, para que fuera pacífica, hubo un pacto entre caballeros, padres de la Patria, para dejar atrás un tiempo de silencio, gris y preñado de miedos e impunidades.
Hoy, 35 años después, me pregunto si fue una buena opción. Ya sé que de nada sirve llorar sobre la leche vertida, ni tampoco especular con qué hubiera sucedido si en vez de esto, hubiéramos hecho lo otro. Lo que pasó, pasó y no hay vuelta atrás. Años más tarde, volvió a sonar el ruido de sables y todos reanudamos el ejercicio de amnesia colectiva que habíamos comenzado el día de la muerte del dictador.
Sin embargo, ahora, mientras camino por los jardines de mi pueblo, mis pensamientos se entremezclan. Me topo con el monolito erigido en loor a los caídos por Dios y por España, pienso en niños de piel canela, ojos brillantes y risas argentinas y en mi padre que hace años que murió y me digo que estos símbolos de un tiempo que todos quisimos olvidar no deberían estar allí, que los niños deberían poder crecer en su país, cerca del mar, y que a mi padre tenían que haberle ofrecido la posibilidad de ver su honor reparado. Me pregunto qué sentía al ver aquellas piedras con el águila, el yugo y las flechas, cuando llevaba a sus nietas de la mano.
También me pregunto qué sienten los saharauis hacia los españoles más allá de sus modales corteses y de su hospitalidad exquisita.
Y cuando veo como viven, esperando, sin perder la esperanza, el fin de un exilio terrible, me siento culpable, avergonzada, responsable de su situación.
Y no puedo dejar de pensar que mientras nosotros nos subíamos al autobús que nos llevaría hacia un futuro brillante, dejamos sin billete a otros que sólo pueden vivir el presente porque no tienen futuro. ¿Valió la pena sacrificarlos?
Y vuelvo atrás en el tiempo, cuando éramos tan jóvenes, mientras inconscientemente canturreo:
The answer is blowing in the wind.



ACTUALIZACIÓN
El pasado día 31 de Mayo dejé programada esta entrada. Aún no se había producido el ataque criminal a la flotilla por la Paz que se dirigía a Gaza, cargada de ayuda humanitaria.
Ante tan lamentables sucesos no podemos sino mostrar nuestra más enérgica condena. Me vais a permitir que os recomiende unos posts que han publicado unos amigos bloggers cuya opinión no puedo sino suscribir.


NUEVA ACTUALIZACIÓN - 4 de junio.
Vuelvo hoy y aún a riego de parecer pesada, os dejaré un nuevo enlace que lleva al blog de Lápices para la Paz.
Permitid que os recomiende, no sólo la lectura de la entrada, sino una visita atenta y pausada por este espacio en la red. Vale la pena.


Esta entrada va dedicada a Geni (un besito) que me propuso para que pudiera aullar en compañía. Sola, siempre le he gritado a la luna, aunque ésta no quiera saber nada de los lobos solitarios.

46 comentaris:

Isabel Martínez 01 junio, 2010  

Me ha gustado esta entrada, Antonia. Me gusta, sobre todo, tu recuerdo hacia el Sáhara. ¿Qué hemos hecho?
Fuimos dueños de un presente que suponíamos eterno y nos quedamos sin futuro.
Yo tenía 17 cuando murió Franco y todas las ilusiones en pie con la España que empezaba a caminar en otro sentido. Creo que fue acertado el pacto de silencio y pude aplaudir una Constitución que ansiaba. Con viejos rencores, no se construye un país. Otra cosa distinta es el olvido.
Un acierto tu dedicatoria a nuestra querida Geni. Desde aquí, un abrazo lleno de energía para ella.
Besos y encantada de conocerte.

Eastriver 01 junio, 2010  

Antònia, inauguramos imagen e inauguramos comentarista (a quien por cierto debemos la imagen). Está claro que eres un gran fichaje.

Me gusta la forma de unir nuestra realidad, y las reacciones que ella provoca (o que no provoca en muchos, a los que ya les va bien) con la realidad del Sahara, con las no reacciones porque también a la mayoría ya les va bien). Y en cambio fíjate tú que aquí, y en mucho otros blogs amigos, nos gusta gritar; solos, en manada, como sea, pero gritar. No somos los únicos, ahí están los amigos que propones. El nombre del blog lo debemos a la creadora del blog, Susana, y es un gan acierto porque esa es nuestra voluntad y eso es lo que nos une. Y respecto al tema saharaui casualmente ese fue el primer grito del blog inaugurado en diciembre del año pasado por María Jesús de Paradela (búscalo en las etiquetas). Quiero decir que creo que has ido a parar al sitio justo (Geni lo supo, un abrazo) y quiero decir también que nosotros salimos reforzadísimos porque estoy viendo que tenerte es un verdadero lujo.

belijerez 01 junio, 2010  

Yo también quiero aullar con rabia y desesperación por el pueblo saharaui y por la narcolepsia generalizada en España.

Auuuuuuuuuuuuhhhhhhhhhhh.

Antònia Pons Valldosera 01 junio, 2010  

Isabel, yo creo que hicimos lo que pudimos. Caminamos hacia adelante con ese optimismo propio de la juventud que cree que todo será maravilloso.
Sin embargo para los saharauis fué trágico. Y para los que esperaban un cambio y una reparación, un desengaño. Tal vez faltó coraje para defender a unos y para pedir perdón a otros. La reconciliación no puede basarse en fingir que los 40 años de dictadura no existieron.
Besos para ti también y un abrazo grande para Geni.

Antònia Pons Valldosera 01 junio, 2010  

Eastriver, leí el primer aullido del blog, dedicado a esa gran mujer que es Aminetu Haidar. La conocí hace ya unos años, la primera vez que pudo salir del Aaiún.
Cuando fue expulsada sin pasaporte estaba yo en Madrid aullando en manada por la Libertad del Sáhara. Lo primero que pensé fue en que nuestro gobierno no sabía en qué embrollo se había metido. Porque Aminetu es mucha Aminetu para Moratinos, para Zapatero y para M6.
Tiene un aspecto tan frágil y tan dulce que se diría que un soplo de viento la podría derrumbar y, sin embargo, alberga dentro tanta fuerza que parece imposible. Después los medios se llenaron con su rostro, siempre levemente maquillado y de los colores de sus melfas preciosas. De su voz rotunda diciendo que volvería a su casa: viva o muerta. Y al final la Dama puso en jaque a Moratinos y al rey.
Y si supieras...cuando se marchó tan débil como un pajarillo, me llamaron desde los Campamentos. levantaron el telefono y el estruendo de la alegría llegó hasta mi casa. Aminetu, es como nuestra madre, como nuestras hijas. Minetu es el Sáhara, me dijo un refugiado. Y tenía razón.
Gracias por tus amables palabras.
Un abrazo.

Antònia Pons Valldosera 01 junio, 2010  

Belijerez, aullemos todos por el Sáhara, con rabia pero también con esperanza.
Un abrazo y gracias por comentar.

josep estruel 01 junio, 2010  

Hola Antònia.
El problema del Sáhara es, probablemente, la última herencia del franquismo no resuelta en la Transición española.(que por fin el mundo se da cuenta que no fue tan modélica)
En relación a lo ocurrido a la flotilla por la Paz que se dirigía a Gaza, cargada de ayuda humanitaria,
en aquel instante me acordé de una famosa película: EXODO.
Aquella pelicula y los problemas de aquellas gentes dieron varias vueltas al mundo.
Que poca memoria les queda!!

I per tu Gènia rep des de aqui una abraçada molt gran. I encara que ara a mi també em toca escriure menys, vull que sàpigues que els meus crits també seran els teus...com sempre.
Un petó.

Moltes gràcies Antonia.
Una abraçada

RGAlmazán 01 junio, 2010  

Precioso y real como lo has contado y triste. Este episodio nuestro, la transición se ha demostrado ser una vergüenza, es hora de la reparación. Y qué decir del Sahara, que cobardía tan lamentable haber abandonado aquello y dejarlo en manos de los sátrapas alauitas.
Un beso.

Salud y República

Antònia Pons Valldosera 01 junio, 2010  

Hola Josep, el franquismo dejó muchas cuestiones no resueltas. Una las innumerables víctimas inocentes a las que nunca se les ha ofrecido reparación. Tal vez creyeron que con unas monedas estaba todo resuelto. Pero hay cosas que el dinero no puede comprar. Por ejemplo la dignidad que les fue arrebatada por aquellos verdugos y sus ayudantes. Publiqué un post, hace tiempo titulado:La guerra interminable, en él explicaba a grandes rasgos la historia de mis padres que es la de tantos.
Respecto al Sáhara no sólo fue el abandono sino las mentiras y la traición innoble. Recuerdo la visita al Aaiún del entonces Príncipe de España y lo que dijo. También las palabras de Felipe Gonzáles en los Campamentos. La frase: estos son mis principios pero si no le gustan tengo otros se les odría aplicar a ambos y a todos los gobiernos sucesivos, de un color o de otro.
Recuerdo la película, la he visto muchas veces. Al principio me gustó, ahora me parece propaganda sionista, pura y dura.
Dicen que los maltratados suelen reproducir conductas y acaban convirtiéndose en maltratadores. tal vez sea cierto.
Me sumo al abrazo a Geni.
Otro para ti.

Antònia Pons Valldosera 01 junio, 2010  

Rafa, yo también opino que no fue tan modélica porque allí hubiéramos tenido que caber todos. Y no fue así.
Respecto al abandono de nuestra ex-colonia, a mi me conmueven estas personas de mi quinta que aún guardan sus viejos DNI azules y sus permisos de conducir rosa.
Y esperan y esperan hasta que se cansen. ¿Y entonces qué? Volverán a masacrarlos con armas españolas.
Un beso.

Jordi Pascual Morant 01 junio, 2010  

Antonia,
A veces olvidamos que nuestras ideas con el paso del tiempo se van trasformando, entre la juventud y la vejez existe un transito de creencias que no todos digerimos de la misma manera. Los hay intransigentes totales, inmóviles en sus posiciones, otros más flexibles, sin perder por ello los principios idealistas y morales que los impulsa.
¿Cuáles son los métodos, el sistema, las acciones adecuadas para conseguir un entendimiento entre intereses opuestos? La negociación, a mi entender no hay otra.
Quiero suponer que eso ocurrió en nuestra democracia, y todos sabemos que en toda negociación ambos lados van a perder algo en sus demandas. Por supuesto quien negocia en posición aventajada cederá menos que el que nada tiene, aunque disponga de toda la razón del mundo. Creo que aquel paso fue beneficioso, aunque luego se olvidó que era una transición, no un pacto final, se debió seguir avanzando y solucionar muchas de las cosas que quedaron aplazadas, y ahí estuvo el error, los gestores de la democracia dedicaron más tiempo a enriquecerse y enriquecer a las grandes fortunas que comprometerse socialmente dentro y fuera del país.
La jugada de la izquierda fue inteligente, aunque dolorosa, lo que no esperaban era que otro peón coronara en dama, y jugar contra dos damas en ajedrez es arduo y condenado al fracaso.

El caso de Israel, utilizando la misma metáfora, es que empezó la partida con cuatro damas, mientras que el contrario, Palestina, jugaba sin dama y sin caballos.

Los hechos recientes del ataque israelí a los barcos en misión solidaria con el pueblo palestino, son una muestra de errores estratégicos por ambos lados. No era necesario una matanza como la que ocurrió, ni era necesario exponer a cientos de personas a un desafío que no fuera una resistencia pasiva a cualquier ataque israelí. Y sería muy grave que hubiera armamento en la carga solidaria, confío que no sea así.

El conflicto es entre David y Goliat, en este caso Goliat tiene la inteligencia de David unida a su fuerza y David solo tiene su honda. Israel acabará adueñándose de los territorios palestinos, tardará cien o doscientos años, pero con cuatro damas no puede perder la partida.

Es triste que sólo nos quede gritar, tendríamos que saber jugar mejor la partida.

Me solidarizo totalmente con tu entrada y los elevados principios morales que la sostienen.

También me uno a eso grito de ánimo a Geni.

Antònia Pons Valldosera 01 junio, 2010  

Jordi, gracias por tu comentario.
En el momento del pacto quien cedió más fue la izquierda, cierto, porque estaba en desventaja. Aunque el franquismo sin Franco tampoco tenía sentido.
Perdonar no significa olvidar, mirar hacia atrás no significa que se haga con ira.
En 1975 no había la distancia suficiente para enmarcar y/o enfocar todo lo que había sucedido y aún había muchísimo miedo.
Han pasado 35 años, y 71 desde la guerra civil. Creo que ya es tiempo para que empecemos a sacudir las alfombras y a tirar toda la porquería acumulada debajo de ellas.
Sobre el ataque: si fue en aguas internacionales, hubiera o no hubiera armas en la flotilla, yo no me lo creo, fue una violación, una más de todos los tratados internacionales. Israel carecía de legitimidad para atacar cualquier barco. Fue un acto de piratería. Estoy de acuerdo que la flotilla se puso en marcha para llamar la atención y para que el conflicto vueva a estar de actualidad, además de la misión humanitaria que por supuesto debemos apoyar.
Es muy difícil, en estos conflictos, el palestino o el saharaui, quedarse al margen de la militancia política. Porque no es que sean pobres y necesiten de la cooperación internacional. Ésta, ayuda a la resistencia pero no es el principal objetivo sino el que vuelvan a tener su Tierra que les fue arrebatada por la fuerza, que se derriben los muros que separan familias y que impiden el diálogo.
Desgraciadamente, Israel no quiere misiones humanitarias en Gaza porque el hambre y el derecho a la salud se utilizan como elementos de presión sobre las mesas negociadoras. El hambre es una arma más poderosa que cualquier bomba nuclear. La CIA lo reconoció en un informe. Si no fuera así los israelíes dejarían que la ayuda llegara por mar, por aire o por tierra.
De 600, he leído por ahí, sólo han muerto 10. ¿Sólo? por el amor de Dios ¿Y qué pasaría si estos diez fueran hijos míos, tuyos o de alguno de estos iluminados que han escrito esta frase? ¿Sólo serían 10?
Un abrazo.

Ps/Públicamente, darte las gracias por tu santa paciencia. Debéis saber que para cambiar el aspecto del blog, Jordi diseñó y volvió a rehacer, tropecientas mil veces, la cabecera.

Eastriver 01 junio, 2010  

Ahora llego del trabajo y he vuelto a leer, tranquilamente, tu entrada. Esta mañana, por las prisas, la he leido de forma más rápida y he querido volver a aprehenderla. Y me he dado cuenta que no he comentado la coda final: la vergüenza de ayer, lo de la flotilla, lo de Gaza. Hay días en que las noticias se empeñan en que sigamos muy tristes, pero en los cuales nuestra predisposición se ve aumentada para seguir gritando. Una abraçada.

Antònia Pons Valldosera 01 junio, 2010  

Eastriver, una verdadera vergüenza y una tragedia.Sobre todo para los familiares de los fallecidos.
Seguiremos gritando.
Una abraçada

mariajesusparadela 01 junio, 2010  

Tendríamos que estar todo el día gritando de rabia e impotencia. Poderosa y hermosa voz la tuya, Antonia.

Antònia Pons Valldosera 01 junio, 2010  

Gracias por tus amables palabras Maria Jesús.
Efectivamente, todo el tiempo gritando y combatiendo gigantes con apariencia de molinos.
Un abrazo.

Antonio 02 junio, 2010  

Cuando murió Franco yo tenía 24 años, trabajaba y estudiaba en Barcelona y ese día muchos brindamos con cava. Éramos unos idealistas que pensábamos arreglar el mundo. Una generación cargada de proyectos ilusionantes y con gana de llevar una nueva concepción de la justicia y la convivencia al mundo. Aún pululaban por el aire las ideas del mayo del 68 francés, el pacifismo cultivado por los hippies en torno al amor y el rechazo a la guerra. Tiempos duros en Vietnam.

El problema del Sahara lo viví con gran desconcierto. Pensé que España se portaría como una potencia en el proceso de descolonización y daría la independencia a un nuevo estado. Hubo promesas irrenunciables, amenazas del uso de la fuerza para impedir la anexión marroquí, etc. Pero bajo cuerda se jugaba la verdadera partida, la de los dineros y los negocios con Hassan II, los intereses de las multinacionales del fosfato y el mercadeo con las ilusiones, la vida y el futuro de un pueblo, el Saharaui.

Hoy se me cae la cara de vergüenza de aquellos hechos y de mi candidez creyendo en la bondad de los políticos de la época y del sistema. Me siento en deuda con ese pueblo y sé que lo tiene tremendamente difícil, por no decir imposible, para conseguir sus objetivos de independencia total. Los dueños del mundo han hablado y ya determinaron el final del asunto con sus correspondientes márgenes de error. La lucha permite márgenes de maniobra, pero no demasiados, al menos eso creo yo, salvo que ocurra lo impredecible.

Estamos en un mundo injusto, cargado de imposición y violencia, donde los pueblos no tienen más poder que el que determinen las grandes potencias, pero siempre bajos sus condiciones y dictados.

El Sahara y Palestina, esos dos casos que tocas en tu artículo, son clarificantes. Cuando hablan las armas no dejan oírse las palabras, aunque no conseguirán acallarlas, puesto que las palabras como vehiculizadoras de las ideas no pueden morir mientras exista una mente que piense.

Hoy, mi grito se une a tu grito y a todos los gritos que suenan por el mundo, por los blog, en la prensa y en todos los medios, para pedir justicia para los pueblos oprimidos y sometidos, especialmente a los dos que tú mencionas.

Un abrazo y excelente entrada la tuya.

Camino a Gaia 02 junio, 2010  

Hola Antonia, te felicito por la entrada. Porque vuelve a recordarnos no solo un problema, sino la historia de una mentira urdida desde las mas altas esferas de la política. No creo en la negociación con Marruecos. Simplemente porque a estas alturas la ingenuidad sería un pecado.
Creo en la lucha, en la lucha no-violenta.
La lucha violenta sería un suicidio. Porque en armamento, en manipulaciones, en mentiras, en actitud genocida y en falta de escrúpulos, Marruecos supera con creces al pueblo de los hijos de la nube. Pero Aminetu, demostró al mundo que en otro escenario, donde solo cuentan la verdad, la nobleza y la dignidad, los políticos españoles y el propio rey de Marruecos, se rebelaron como simples fantoches.
En ese duelo, esta mujer pequeña, con su determinación y valentía, demostró mas dignidad que un gobierno, mas nobleza que un rey y mas fortaleza que un imperio. Supongo que el secreto de la lucha no-violenta, está en elegir el campo de batalla y no permitir que se contamine, con artificios ajenos al noble arte de la paz.
Un abrazo

Ciberculturalia 02 junio, 2010  

Antonia querida, te he descubierto hace muy poco y gracias a este mundo tan atractivo que es la blogosfera, y especialmente gracias a Grito de Lobos.

Me ha emocionado tu entrada, plena de sensibilidad, y con algo de tristeza y melancolía. Es cierto que muchos nos preguntamos si esa transición que hasta ahora vendíamos como "tan modélica" fue realmente así o dejamos muchas cosas en la cuneta.

Preciosa también la música elegida.
Todo un placer leerte.
Un abrazo

Txema 02 junio, 2010  

Aquello fue un episodio siniestro en que el gobierno español con el dictsdor moribundo y el borbón de suplente de inclinaro, una vez más, a las presiones de EE.UU.

Algún día habrá que escalrecer también este asunto porque hay muchas responsabilidades que no se han aclarado todavía.

Suludos.

Antònia Pons Valldosera 02 junio, 2010  

Antonio, somos de la misma quinta, por lo que veo. España como potencia colonizadora lo hizo muy mal. De hecho todas las descolonizaciones españolas han sido traumáticas. En este asunto, embrollado, del Sáhara, el gobierno tardofranquista engañó no sólo a los saharauis sino también a su embajador en la ONU.
Lo único que hizo bien fue la defensa en el TIJ, aportó 6 tomos de documentación perfectamente elaborada y recopilada frente a la casi inexistente de Marruecos.
Quien crea que la marcha Verde fue un movimiento espontáneo se equivoca: fue una operación estratégica perfectamente planeada y diseñada en gabinetes londinenses. Y Henry Kissinger, Nobel de la Paz, uno de sus mentores. Todo el mundo conce el telegrama cifrado entre este personaje y el Majzén. Y Francia fue también culpable puesto que fueron Jaguars y Mirages los que bombardearon a la población civil que huía hacia el desierto. Los he visto con mis propios ojos, los saharauis los conservan en el Museo de la Guerra.
Volvieron a engañarles con el Plan de Arreglo y los Acuerdos de Houston. Y ahora también con las conversaciones de Manhasset.
Los políticos pervierten el lenguaje a su conveniencia: dicen partes en conflicto, poniendo en el mismo nivel a agresores y agredidos, a víctimas y a verdugos. Y siguen comprando productos saharauis cuando el Derecho Internacional prohibe expresamente la explotación de las zonas ocupadas ilegalmente: pesca, fosfatos, esquilman la flora y la fauna autóctonas y hacen lo posible para borrar todo signo diferencial a base de represión.
Los saharauis necesitarán mucha generosidad para llegar a un acuerdo, si es que llega.
Palestina y el Sáhara son conflictos paralelos, sólo que en el Sáhara nosotros tenemos más responsabilidad que algún dia algún gonierno tendrá que asumir.
Un abrazo.

Antònia Pons Valldosera 02 junio, 2010  

Camino a Gaia, el mejor activo que poseen los saharauis son sus mujeres.
Conocemos a Aminetu Haidar principalmente por su huelga de hambre el pasado diciembre pero en cada rincón del Sahara ocupado y en cada haima hay una en potencia: dignas, fuertes, valientes. Ellas construyeron los Campamentos, ellas son las que empujan a sus hombres y ella son las que guardan la llama de la Libertad y no van a dejar que se apague.
Mi hija saharaui, lo es en mi corazón, me dijo en abril pasado que unos jóvenes, cansados de este exilio sin fin le propusieron el retorno.
Y ella que sólo tiene 19 años les dijo que siempre serían bienvenidos a su haima pero que nunca más hablaran palabras de traición porque se había derramado mucha sangre por la Libertad. Que si volvían a abrir la boca ella misma los echaría. También me dijo que la Libertad no se la van a regalar y que, al final, tendrán que cogerla.
No añadió con el fusil pero se sobrentendía.
A los saharauis no les gusta la guerra pero volverán a ella si no les dejan otro camino. Hay señales inequívocas que antes no había visto y este año sí.
Ella, su hermana, su hermano fueron con su padre al Sáhara de verdad, me explicó, y me dijo lo que había visto. Con su prima, una pequeña de unos 7 años, estaban en la calle y un policía les preguntó qué eran, la pequeña dijo que saharaui y el policía la cogió por el pelo, la levantó del suelo y después la dejó caer. Lab, le afeó su conducta con un:
-¿Tu no tienes hijos?
Y el policía se marchó.
Hay muchas Aminetus en el Sáhara.
Un abrazo.

Antònia Pons Valldosera 02 junio, 2010  

Ciberculturalia, gracias por tus palabras.
En la Transición dejamos a muchos atrás, varados en un tiempo triste.
Hay quien opina que en 1975 no podíamos embarcarnos en una guerra colonial porque eso hubiera dado mucho poder al ejército franquista que se quería desmantelar. También hay quien opina que pedir responsabilidades, en aquella época hubiera sido nefasto porque habrían vuelto a emerger las dos Españas irreconciliables. Pero a la vista de lo que sucede hoy día me temo que las dos Españas siempre han estado ahí. Que hubiera baastado con reconocer los errores cometidos durante la dictadura y pedir perdón como ocurrió en Sudáfrica. Nadie, ni los represaliados querían confrontaciones pero sí algún tipo de reconocimiento.
Tengo una amiga historiadora que escribió un libro titulado: Vivir es sobrevivir. Se lo dedicó a su hija de 11 años para que entendiera que la historia debe ser contada para que no vuelva a repetirse.
Un abrazo.

Antònia Pons Valldosera 02 junio, 2010  

Txema, el Borbón tendría que explicar el porqué mintió en su visita relámpago al Aaiún. O porqué cambió después de opinión. Nunca lo ha hecho.
Yo creo que los utilizó para ganar una popularidad que no tenía. En aquella época nadie confiaba en una monarquía impuesta por Franco y él tuvo que ganarse la confianza de los españoles y creo que no escatimó esfuerzos. Recuerdo su visita a Barcelona en las que pronunció unas palabras en catalán y se metió a muchos en el bolsillo.
En el 81, su intervención en el 23-F nunca aclarada del todo, acabó con las renuencias de algunos. Ahora que está en horas bajas las TVes se encargan de recordar y de presentarle como el héroe que detuvo a los militares.
Confiemos en que los puntos oscuros de aquella época se aclaren algún día y que todos podamos verlo, como dicen los saharauis.
Un abrazo.

Txema 02 junio, 2010  

Esperem, ben segur que esperem Es l'espera dels que no ens aturarem fins que no calgui dir no és aixó.

una abrçada

Antònia Pons Valldosera 02 junio, 2010  

Txema.
Nno ens aturarem. Seguirem lluitant. Aquest és l'esperit d'aquest blog, al cap i a la fi.
Una abracada

Camino a Gaia 02 junio, 2010  

Antonia, dejando a un lado el tono un tanto poético de mi comentario, me gustaría saber si alguien tiene nociones de las técnicas de lucha no-violenta.
Grupos como Greepeace se entrenan en ellas. Aunque parezca extraño tienen una base antropológica. El ser humano es un ser depredador tribal, puede ser tremendamente cruel y despiadado, pero también tiene la conciencia de especie.
Podemos hacer una interpretación antropológica de los hechos que relatas:
"un policía les preguntó qué eran, la pequeña dijo que saharaui y el policía la cogió por el pelo, la levantó del suelo y después la dejó caer"
Se podría decir que la niña le dijo "soy de un grupo humano diferente al tuyo y no somos amigos".
Lab, en cambio, le afeó su conducta con un:
-¿Tu no tienes hijos?
Y el policía se marchó.
Lab le dijo al policia "acaso no somos de la misma especie".
De todas formas Antonia, no hay mas que mirar el panorama internacional para ver como están las cosas, cualquier intento de autodefensa de grupos minoritarios será tildado de terrorismo, da igual que enfrenten piedras contra tanques.
Aminetu a conseguido un reconocimiento internacional para la causa saharaui que no había conseguido el Polisario. Los poderosos tienen mas miedo a la verdad que a las balas.

Antònia Pons Valldosera 02 junio, 2010  

Camino a Gaia, yo creo que los activistas saharauis y la misma Aminetu tienen conocimientos profundos de la lucha pacífica.
En enero del 2008 tuvimos la suerte de contar en Lleida con el activista de DDHH H'mad Hamad, el gigante.
Antes de la intifada del 2005 ya se dedicaba a localizar a todo español que se paseara por las calles del Aaiún y adifundir lo qué ocurría.
Bien, fuimos a comer, te aseguro que es un hombre muy grande. Pedimos un menú sencillo: dos platos, un postre y café.
H'mad tomó sólo agua, un poco de arroz y un cortado.
Pensé que como le acababan de operar de la espalda en Euskadi no quería engordar. Por la noche no quiso cenar y para desayunar había tomado un café con leche.
Cuando Aminetu se puso en huelga de hambre y no era la primera se me abrieron los ojos. Los saharauis son frugales, cierto, pero no tanto.
Tanto Aminetu como H'mad son grandes comunicadores, cuando hablan, el silencio y la atención se pueden palpar. Eso puede ser innato o adquirido.
Desconozco otro tipo de entrenamiento como desconozco los que llevan a cabo los militantes de Geenpeace.
Respecto a la atención mediática creo que el efecto Haidar se produjo por la coyuntura de aquel momento. Los grupos de comunicación estaban furiosos por lo de la TDT y aprovecharon el pretexto.
Con el Polisario no ha sucedido lo mismo incluso en NNUU les desenchufaron cuando estaban hablando y después nadie cargó con la responsabilidad que atribuyeron a un fallo técnico que no hubo.
Yo creo que el reconocimiento de la RASD por Sudáfrica es un gran logro diplomático del Frente Polisario y que la afirmación de que Minetu ha conseguido més en 40 días que el Frente Polisario en 35 años no es del todo asumible. Minetu acaparó la atención de los medios y movilizó plataformas ciudadanas pero la situación en el Sáhara sigue siendo la misma.

fritus 02 junio, 2010  

Mi suegro hizo la mili en el antiguo Sahara español...era hijo de maqui y su padre y su madre pasaron muchos años en la cárcel...y él y sus hermanos pasaron su infancia en en instituciones religiosas que parecían instituciones penitenciarias....cuando, tras poco tiempo de libertad le tocó ir al antiguo Sahara español a hacer el servicio militar comobrobó con estupor que casi todos sus compañeros eran también hijos de "rojos".

A veces he pensado que uno de los intereses del Estado español en conservar ese lejano y árido pedazo de imperio era porque suponía un perfecto gran campo de prisioneros , donde tener controladitos por un tiempo ( largo, ...entonces la mili duraba dos años) a los enemigos del régimen, ni que fuera por vía hereditaria. Allí se pudrían aguantando el sol, las penalidades y los escorpiones...cuando años más tarde hubo oportunidad de mostrar un interés real, este nunca existió, y ahí se quedó el Sáhara y la gente que en teoría eran nuestros conciudadanos.

Un abrazo y felicidades por el post.

Camino a Gaia 02 junio, 2010  

Hola de nuevo Antonia, disculpa si en algún momento no he reconocido el valor y el esfuerzo realizado por la gente del Polisario en favor de los derechos del pueblo saharaui.
Has titulado el post "Sin futuro" y no he podido evitar pensar que si causas como la del pueblo saharaui fracasaran, o triunfaran totalmente, habría que buscar otras que se le parecieran. Porque por desgracia, el mundo parece que siempre andará aquejado de injusticias.
Conozco la lucha no-violenta por la oposición como insumiso al servicio militar, y las acciones de los cuatro gatos que llegamos juntarnos, andaban entre lo pintoresco y lo realmente temerario. Pero conseguir la paz en el mundo no era para pasado mañana, así que sencillamente llegamos a tomarlo como parte de la vida. Hay gente que escala edificios o nada entre tiburones. En este mundo de locos no ganaríamos el primer premio.
Ni siquiera contábamos con el apoyo de la izquierda, que en aquellos tiempos nos trataban de contrarrevolucionarios.
Hoy el servicio militar dejó de ser obligatorio hace mucho tiempo, aunque dudo que se debiera a nuestras acciones: el desequilibrio de fuerzas era tal, que nuestra lucha se movía entre lo insensato y lo patético. ¡Montábamos nuestras manifestaciones frente al cuartel militar en el sorteo de quintas!. Sin embargo, he visto desobedecer a los soldados la orden de apuntarnos con un arma. Tanta temeridad no es recomendable para la salud. Pero en los cuarteles he encontrado mas miedo a las palabras que a las balas. Algún poder deben tener.

Antònia Pons Valldosera 02 junio, 2010  

Hola Dani, en efecto al principio allí mandaban a los que querían "castigar" lo mismo que a Ifni, a Fernando Poo o a la Guinea. Más tarde cuando se descubrió uno de los bancos pesqueros más ricos del mundo y las minas de Fos-Bucraa ya no fue del todo así.
Desde luego, estos fueron factores determinantes que atrajeron la codicia de Hassán II, entre otras causas, como la necesidad de aglutinar al pueblo marroquí en frente de un enemigo común, había sufrido unos atentados de los que salió ileso.
Los soldados me consta que lo vivían mal, el desierto, la dureza de la vida militar. He hablado con personas que sirvieron allí: unos lo recuerdan con cariño porque los saharauis son amistosos y muy hospitalarios y califican el abandono de "verdadera putada", otros, ya en los últimos tiempos, prefieren no acordarse porque vivían con el miedo a que una bala polisaria acabara con ellos.
Nada de esto hubiera sucedido si el régimen franquista huiera obrado conforme a los dictados de NNUU que les instaba a descolonizar. Lo soslayaron con la provincialización.
Las tribus nómadas, llamados los ulad el mizna, hijos de las nubes, se sedentarizaron, en parte porque en el Aaiún había trabajo: hornos de cal, Cubiertas y tejados, minas de fosfatos, cobraban bastante menos que los españoles, y en parte porque para forzar estos asentamientos, cuentan que los españoles envenenaron pozos que unidos a unos años de sequía provocaron la muerte de sus rebaños de camellos.
El papel de la metrópoli fue penoso: analfabetismo, discriminación aunque las relaciones personales eran buenas. Y otras cosas más turbias que ahora no voy a detallar.
El nacionalismo empezó a germinar con Bassiri misteriosamente desaparecido, dicen que si buscaran en las dunas de la carretera de la Playa le encontrarían allí, después con el Frente Polisario que empezó a realizar acciones armadas en contra del ejército ocupante.
He estado investigando en la hemeroteca de la Vanguardia y hay acciones terroristas que el Polisario nunca ha asumido: incidentes en Mahbbes, una par de bombas en El Aaiún, que hoy se sabe que fueron provocados por Marruecos que tenía aspiraciones imperialistas, de hecho aún las tiene y el mapa de lo que denominan El Gran Magerb se encuentran con facilidad por la red.
Un cúmulo de circunstancias desgraciadas, coyunturales y de codicia, dicen que 5000 millones de pesetas de la época fue el precio de la venta, llevaron a los saharauis al callejón sin salida de hoy.
Los saharauis siguen esperando el día en el que puedan decidir. España y el mundo les debe la autodeterminación.
Un abrazo.

Antònia Pons Valldosera 02 junio, 2010  

Camino a Gaia, ¡qué casualidad! hoy mismo hablaba con mi marido de los objectores. Decíamos casi lo mismo: al principio era cuatro gatos y fíjate acabaron con la mili obligatoria. ¡Qué no podríamos conseguir si estuviéramos unidos! Y ahora me encuentro con este comentario tuyo.
El Frente Polisario, es el legítimo representante del pueblo saharaui, reconocido como movimiento de liberación por la ONU.
Hay opiniones diversas, unos opinan que lo han hecho bien y otros que no tanto, pero eso son cuestiones que afectan a los saharauis y ahí yo, por principios, nunca entro. Si tienen algo qué decir o que arreglar respecto de su gobierno en el exilio, tendrán que hacerlo ellos.
Mis relaciones personales con delegados en España van desde la cordialidad a la amistad personal aunque, ya te digo, nunca entro en cuestiones de su propia política. Cooperar con ellos no quiere decir que debamos ir de salvapatrias, actitud que es más frecuente de lo que creemos entre los que trabajamos como voluntarios.
Un abrazo, y nada de sentir. Estamos aquí para intercambiar pareceres y si se tercia para disentir y exponer nuestros puntos de vista.
Un abrazo.

Camino a Gaia 02 junio, 2010  

Por eso insisto Antonia, éramos cuatro gatos, incomprendidos por la izquierda, enfrentados al estamento militar recién salido de la dictadura, tan desorganizados que cuando los medios de comunicación se interesaron por nosotros no teníamos ni representantes, en una palabra SIN FUTURO. Éramos pocos pero muy activos, nuestras reivindicaciones no solo eran éticas sino que ponían en evidencia las contradicciones del sistema, empezamos a conseguir aliados, las primeras, las novias de los objetores. No estábamos preocupados por la victoria, aquella lucha formaba parte de nuestras vidas y en cierto modo nos dignificaba. Había riesgos, pero con nuestra juventud eso era un aliciente. Derrochábamos imaginación y buen humor. Recuerdo que después de varias detenciones nos encontramos con que daba igual lo que dijéramos, por insípido que fuera, a todo podían darle la vuelta y convertirlo en injurias al ejército, conspiración, sedición,... bueno, supongo que ya sabes como son los militares. Así que tomamos una frase de Unamuno "A los civiles se les puede militarizar pero a los militares no se les puede civilizar" y otra frase de Einstein "Los jóvenes que se niegan a hacer el servicio militar son los pioneros de un mundo sin guerra"
y con estas dos frases y un poco de pintura llenamos todos los muros donde se pudiera escribir, en la ciudad de Almería, de buena literatura. Si querían acusarnos de injurias ¡que leyeran! Nadie nos pagaba, nadie nos financiaba, nadie aspiraba al poder. Aquello nos hacía personas y eso era suficiente. ¿SIN FUTURO? Nosotros éramos el futuro.

Antònia Pons Valldosera 03 junio, 2010  

Camono a gaia, me acuerdo de aquellos días en que los objetores eran tratados como desertores y encarcelados, después llegó la prestación social y por fin la abolicióndel servicio militar obligatorio y el paso a un ejército profesional. Eráis el futuro y los pioneros de un mundo en paz. Aún falta mucho para esto porque los estados y sus gobiernos invierten más en Defensa que en Educación. El mundo dista mucho de estar en paz pero vosotros, los primeros objetores, pusistéis vuestro granito de arena. Quizás la Paz sólo sea una utopía aunque ¿qué sería de nosotros sin estas utopías? Que, al menos no nos roben la esperanza de conseguirlo, algún dia.
Un abrazo.

Txema 03 junio, 2010  

Alguien me puede explicar por qué Hamás no quiere recibir siete camiones que hay en el paso abierto con Israel con la ayuda que se han trasladado desde los barcos de la flotilla?

Hamás, una organización humanitaria, como todo el mundo sabe, dice que no lo recibirán hasta que Turquía de el visto bueno puesto que la carga es suya. Magnífico argumento y muy humanitario.

Alquien me puede decir por qué el 70 por ciento del suministro eléctrico que llega a Gaza proviene de Israel y sólo el 10% de Egipto?

Alguien me puede dar algún argumento razonable de por qué los homosexuales palestinos se tienen que refugiar en Israel, donde prefieren vivir sin papeles a riesgo de ser arrestados?

Alguien sabe por que en Gaza las mujeres tienenque usar velo obligatoriamente?

Palestina libre, por supuesto, pero tanbién de Hamás y su fanatismo, y me arriesgaré a ser considerado un pérfido sionista. ¡Que le vamos a hacer!

Antònia Pons Valldosera 03 junio, 2010  

Txema, tal vez por la misma razón que una niña saharaui tiró al suelo un helado cuando supo que quién se lo había comprado era un marroquí.
¿Tal vez por qué Israel no tiene derecho a bloquear la Franja de Gaza?
¿Por qué los turcos se lo enviaron a los palestinos y no a Israel que no es quién para administar esta ayuda?
Lo del suministro eléctrico supongo que no debe ser gratuito ¿o sí? porque como todo el mundo sabe Israel siempre ha respetado los DDHH en Palestina, nunca les ha dejado sin hogar y jamás hasta ayer, había asesinado con toda impunidad a 9 cooperantes. Todo el mundo sabe que lo que le ocurió a la joven de 23 añosRachel Corrie fue porque ella se lo buscó. Si se hubiera quedado en casita no habría muerto bajo las ruedas del bulldozer.
Sobre los homosexuales, no hace falta irnos de aquí dónde todavía por causas culturales y religiosas hay mucha homofobia, pese a la influencia que tiene el lobby gay.
El velo: he aquí la espinosa cuestión: salvemos a las mujeres musulmanas y liberémoslas del velo que atenta contra su dignidad. ¿Por qué no dejamos que se liberen solitas? Yo aún me acuerdo de como nos liberamos solas de la mantilla en las iglesias y no recuerdo que ningún hombre abogara por nosotras.
Algunas, incluso se liberaron de la parte superior del biquini en nuestras playas, pero ¿sabes? si a mi me obligaran a quitarme el sujetador en la piscina o en la playa, no iría.
Todas las sociedades evolucionan con ritmos diferentes, en ocasiones avanzamos tres pasos y en la generación siguiente se retrocede 2 y vuelta a empezar.
No me gustan los fundamentalismos religiosos aunque el velo o el pañuelo lo considero más como una cuestión cultural que religiosa. Tal vez porque con los musulmanes con los que he tratado son tolerantes y no fanáticos.
No podemos convertirnos en grandes padres blancos. El Pueblo palestino tiene derecho a decidir qué quiere ser, cómo quiere vivir y por quién debe ser gobernado. Cuando Occidente se ha dedicado a librar de dictadores a otros países el remedio ha sido peor que la enfermedad.
Las intifadas nunca suceden porqué sí. Hay detrás una nakba cruel que algunos simpatizantes de Israel niegan, como antes, otros negaron el Holocausto. Y en cuanto a fanatismos religiosos a mi también me preocupan esos judíos de pelo rizado, vestidos de negro que se golpean la frente en el muro de las lamentaciones.
Y me arriesgaré a que me consideren una peligrosa radical anti-semita, cosa que no creo ser, como tampoco creo que tu seas un pérfido sionista.
En estos conflictos es peligroso caer en el maniqueísmo de buenos y malos. Dejemóslo para las películas antiguas de indios y cowboys. Sin embargo debo confesar y confieso, mea culpa, que cuando veo que llega el séptimo de caballería al recate también he aplaudido más de una vez y más de dos.
Un saluso afectuoso.

Txema 03 junio, 2010  

Antonia sé de sobra que no eres nada antisemita, estoy seguro de ello. Por eso me atrevo a participar.

Pero, por dios, basta ya de demonizar a los judíos. Es que detrás del apoyo a Palestina y su libertad, con la que estoy totalmente de acuerdo, se esconde el antisemitismo más primitivo.

Pero ¿cómo es posible que no os deis cuanta personas como tú, progresistas, izquierdistas, solidarias, con las que comparto tantas cosas que por ese camino no vamos a nada?

Apoyadnos a los que queremos una solución justa que no suponga el exterminio de Israel.

Un saludo afectuoso

Antònia Pons Valldosera 03 junio, 2010  

Ese no es el debate Txema, no lo es en absoluto. Las particiones siempre son conflictivas y siempre hay detrás intereses que ni siquiera sospechamos.
Yo no acierto a ver en los post que he linkeado ninguna clase de antisemitismo, nadie condena a los judíos sino a los responsables de esta barbaridad que es innegable.
Lo que pasa que a veces el detalle nos impide ver el conjunto. Que detrás de la flotilla había una intención política no voy a discutirlo pero que detrás del bloqueo hay una intención clara de utilizar el hambre y el derecho a la salud del pueblo palestino para obligarle a ceder en sus reivindicaciones, tampoco podemos obviarlo. Y que la respuesta, como la mayoría de las que suele dar Israel, ha sido desproporcionada, ya que cuando se ataca impunemente a civiles miembros de ONGs prestigiosas la cosa puede complicarse a nivel diplomático y dañar su imagen como Estado. Eso lo sabían y, sin embargo actuaron.
Y que Turquía ha puesto en una disyuntiva difícil a los EEUU también ya que o se decanta por Israel o se decanta por Turquía. Por ambas, como hasta ahora, va a ser un ejercicio de equilibrio casi imposible. El recibir apoyo de Turquía ha sido una jugada de ajedrez magistral: un jaque en toda regla a Obama.
De todos modos no podemos pervertir el lenguaje. La solución justa sería, seguramente distinta para ti que para mi. Lo que no puede ser es que se construyan muros y que se masacre a la población civil ante la pasividad internacional. En la ONU hay unos estados más iguales que otros y en esta historia hay unas personas más perjudicadas que otras. Unos que actuan como verdugos y otros a quienes les ha tocado el papel de víctimas.
Nadie quiere condenar a los judíos a la diáspora pero ellos no dudaron en condenar al destierro a los palestinos.
Hay esperanza, dentro de Israel se alzan voces judías por la paz. Afortunadamente siempre hay hombres justos. Creo que Schindler fue uno de ellos.
Israel, el gobierno, no debería olvidarlo.
Un cordial saludo.

Txema 04 junio, 2010  

No creo que la solución sea tan distinta para tí que para mí. Estoy totalmente de acurdo con lo que dices en tu último comentario y es posible que los árboles no nos dejen ver el bosque.

Pero, sabes, lo que ocurre es que también a veces leo entre líneas. Y lo que deduzco, quizá apresuradamente, no me gusta o, mejor aún, me preocupa porque creo que es muy fácil dar ese paso que nos lleva al anti algo.

En todo caso te agradezco tus matizaciones que me parecen muy sensatas.

Antònia Pons Valldosera 04 junio, 2010  

Gracias Txema, aunque harán falta muchas voces judías por la Paz en Israel para influir en las elecciones.
Además hay muchas heridas abiertas para que la paz sea una realidad a corto plazo.
Quería comentarte que los que trabajamos para la Libertad del pueblo saharaui estamos a punto de comenzar las Vacaciones en Paz. Más de 9000 niños van a salir de los Campamentos para pasar el verano en zonas más amables, van a recibir una alimentación adecuada, atención médica si la precisan, verán lo que nunca imaginaron que existiera más que en los libros o en las teles y van a explicarnos sin palabras la historia de su pueblo injustamente olvidado en el desierto, silenciado en su país o sobreviviendo en la diáspora.
¿Es sólamente un proyecto humanitario? De ninguna manera, es un proyecto que lleva una alto componente político, si no carecería de sentido. No lo tendría y además sería una crueldad. Sin embargo ellos saben a lo que vienen y que son los embajadores de una causa medio olvidada y silenciada.
Algunos nos acusan de utilizar a niños inocentes.
Siempre respondo lo mismo: en casa tuvimos a un niño de 7 años que se llama Abdu y que ahora es casi un hombre, el primer año alucinó en las manifestaciones, una en Madrid, otra en Barcelona, por doquier que mirara veía la bandera que preside la habitación de adobe en la que viven todos. Al año siguiente trajo consigo su derrah. Me dijo que era saharaui y que si iba a gritar por la libertad de su país quería llevarla. También quiso mojar sus pies en el Atlántico en cuanto supo que aquel mar era el mismo que bañaba las costas del sáhara de verdad. Miraba altivo a una mujer marroquí que nos paró en la calle y nos dijo que ella era también saharaui porque había nacido en el Aaiún: hija de colonos. Le dijo que no, que de ninguna manera que no era saharaui sólo por haber nacido allí.
Y que aunque pasen mil años, mira que te digo Antònia, apréndelo, me dijo, el Sáhara es de los saharauis y siempre lo será.
¿Cómo dejar la política de lado?
Un abrazo.

Txema 04 junio, 2010  

Si, ciertamente es muy complicado dejar la política al lado. Por cierto esa ayuda al Sahara me suena algo con lo que yo colaboré el año pasado.

Creo que llevaron un cargmento de libros para montar escuelas. No me hagas mucho caso porque lo único que recurdo es que hice una contribución económica para comprar cosas de primera necesidad. Hurgaré en mi memoria.

saludos

Eastriver 05 junio, 2010  

¿Pesada? Para nada. Muy interesantes los lápices...

Antònia Pons Valldosera 05 junio, 2010  

Txema, ya nos contarás cuando recuerdes. hay muchos proyectos en los Campamentos.

Eastriver, gracias, yo lo considero un blog excelente. me alegro de que te haya gustado.

Antonio 05 junio, 2010  

Habéis establecido un interesante debate. De todas formas, yo pienso que cada cultura genera sus frutos en función de como evoluciona. Solo desde esa misma cultura se pueden modificar los resultados. Por tanto solo las bases de Israel y las bases de Palestina podrán generar el contexto que permita un cambio importante de política en lo referente a las interrelaciones entre las dos comunidades. Cuando los grupos minoritarios imponen sus intereses y sus ideas, dejan fuera a la gran mayoría, posiblemente debido a su apatía, cobardía o falta de implicación y motivación en el proceso; de esta forma permitimos que las minorías dirijan y gestionen las situaciones que nos afectan a todos.. El asunto está en saber qué intereses mueven los hilos, a quien le sirven y quien sale ganando con los hechos.
Espero que algún día, los pueblos sean capaces de entenderse y respetarse sin entrar en colisión, sino sabiendo que ambos son complementarios y no excluyentes. Mientras tanto, los integristas paranoicos de ambos bandos, deberán ser apartados de la lógica del entendimiento por pura lógica.
Un abrazo

Antònia Pons Valldosera 05 junio, 2010  

Antonio, creo que esta tu reflexión es una muy buena conclusión del debate.
Un abrazo.

Espero que algún día, los pueblos sean capaces de entenderse y respetarse sin entrar en colisión, sino sabiendo que ambos son complementarios y no excluyentes. Mientras tanto, los integristas paranoicos de ambos bandos, deberán ser apartados de la lógica del entendimiento por pura lógica.

Txema 05 junio, 2010  

Antonio yo también deseo que así sea.

Saludos

Publicar un comentario

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP