Capitalismo y Gaia. Duelo de titanes.

>> 20/6/10

Cuando el capitalismo optó por la globalización, jamás imaginó que debería enfrentarse a un ser tan humilde como inapelable. La mitología afirmaba que era una diosa. Pero ha resultado ser algo mucho mas cercano y hermoso. Solo puede contemplarse en toda su belleza desde el espacio. Desde el suelo, a veces, durante un eclipse, podemos ver su sombra proyectada sobre la Luna.El poder es importante, nos da la capacidad para transformar lo que nos rodea. Pero mas importante aún es tener el control de ese poder. Y mas importante que el control es el objetivo a que está destinado ese poder. El objetivo del capitalismo es usar el poder económico para obtener mas poder. El liberalismo aboga por la mínima intervención de los estados en el sistema. Pero cuando ha llegado el colapso ha faltado tiempo para exigir la intervención de los estados. La globalización de un sistema sin control y sin objetivo, solo puede llevar a un punto sin retorno. La actual crisis solo puede entenderse como un fracaso de nuestro modelo económico. Parece ser que los teóricos del liberalismo no han tenido en cuenta que cuando alguien adquiere suficiente poder, modificará las reglas de juego según su propio beneficio, primero liberalismo, después intervencionismo, pasado mañana esclavitud. El emperador está desnudo y todavía escuchamos como nos describen su hermoso manto de armiño.

A todo esto ¿quién es Gaia? Si fuera economista probablemente sería un ama de casa sensata y aplicada. Tiene un objetivo, usar toda la energía que recibe para mantener las condiciones apropiadas y estables para el desarrollo de la vida. El espacio y los recursos son limitados, así que dispone de un buen repertorio de estrategias de contención para afrontar las desgracias y los cataclismos. ¡Ah! y nada de basura. Todo vuelve a incorporarse al ciclo de la vida.

Gaia tiene una forma peculiar de impartir justicia. Todos somos Gaia. Inmersos en el entramado vital de la biosfera, el daño que hagamos a ese entramado nos lo hacemos a nosotros mismos. Si el capitalismo consiguiera destruirla, se destruiría a si mismo. Si el parásito provoca la muerte del huésped, morirá con él. No creo que pueda hablarse de venganza en Gaia, ni tan siquiera en forma de metáfora. Pero la unidad vital, tal y como hoy la conocemos puede colapsar si envenenamos o destruimos los mecanismos biológicos que se encargan de la auto-regulación.
Gaia se limita a enfrentarnos con las consecuencias de nuestros propios actos. Respeta nuestra libertad pero nos hace responsables del uso, la dejadez o la renuncia que hagamos de ella en favor de otros. No podemos criticar su falta de clemencia. Solo nos queda hacer algo para corregir nuestros errores. La contención y el respeto a la vida como objetivo, deberían incorporarse al sistema. La competencia salvaje debe conducirse a la simbiosis.

Asistimos consternados a un espectáculo lamentable: cuando el deterioro de una situación es gradual, podemos aceptar nuestra propia destrucción como algo inevitable, las malas costumbres son las mas difíciles de cambiar. El capitalismo intenta convertir en oro, esa materia brillante y muerta, todo lo que toca y llevarlo a los bancos. Pero eso no tiene sentido. No puede durar, es cuestión de tiempo.
Hay cosas que no se pueden entender porque nadan entre la mentira y el absurdo. No nos entra en la cabeza que sesudos premios nobel de economía, brillantes doctores en ciencias económicas, cometan errores que a un ama de casa medianamente avispada no se le ocurriría cometer. No son suficientes los masters en las mas prestigiosas universidades del mundo. Porque hay cosas que necesitan de la honradez para ser entendidas.

41 comentaris:

Eastriver 20 junio, 2010  

Camino, una vez más y con la ayuda de ese aliento poético, has dado en la diana. No, no hablemos de venganza, hablemos de justicia. Hablemos de karma incluso, esa bonita teoría oriental que dice que todo lo que hagas acaba volviendo sobre ti. Eso es Gaia, aunque no nos demos cuenta. (La entrevista a Lovelock es pavorosa). Y hablemos de honradez, eso tan tan extraño en lo que seguimos creyendo con fuerza. Por eso a veces siento que nuestra rabia es en realidad un intento de que no nos hagan caer del caballo de la honradez (y mira que tiran, y mira que nos lo espantan).

Isabel Martínez 20 junio, 2010  

Porque Gaia nos ampara a todos y somos todos, porque nuestros actos sí tienen un reflejo y son como la piedra tirada al agua que expande el líquido elementos en círculos que se ensachan, porque la honradez es precisa para salir del pozo que nos ha engullido a todos.

Gaia no perdona la violencia ni la falta de respeto. La globalización mal entendida conduce al cataclismo, cuando su camino más idóneo sería la solidaridad entre todos los habitantes del planeta.

Hermoso y muy complejo escrito, Camino. Dice tantas cosas...

RGAlmazán 20 junio, 2010  

Camino, por empezar por el final, los grandes doctores de la economía no se han equivocado, saben de las crisis cíclicas de este sistema y saben qué hacer y quién ha de pagar para solucionarlas. No dejan nada al azar, todo lo tienen atado. Sólo el exceso repetido puede hacer que esto cambie, puede hacer que se aviven las conciencias y todo salte por los aires, mientras tanto...

tula 20 junio, 2010  

Según algún sistema cosmogónico, Gaia es un ser vivo y como tal tiene conciencia, por supuesto bastante más que los humanos en conjunto.
Y yo me pregunto: ¿después de millones de años evolucionando, Gaia no es capaz de deshacer el entuerto?, mi opinión es que sí, que el problema me temo es nuestro y que en nuestra caída podemos arrastrar otras especies ...pero Gaia permanecerá.
Personalmente pienso que cada uno debe ocuparse de su propia conciencia-evolución aunque creo que debemos hacer piña para colaborar con la conciencia de Gaia...
Excelente entrada Camino a Gaia.
un abrazo.

Jordi Pascual Morant 20 junio, 2010  

A riesgo de no respetar las normas de cortesía en este blog, tengo que expresar algunas diferencias de visión sobre este mundo físico y humano que describe Camino a Gaia. Dejo a un lado el metafísico o espiritual, pues para ello tendría que hacer uso de la poesía, la música, las artes. Camino a Gaia mezcla ambas cosas, dice no poder ver la belleza de la tierra si no es desde el espacio, es decir alejándose de participar en ella. Pero al mismo tiempo dice que todos somos Gaia, afirmación que comparto. Para mi la belleza de la tierra debe verse en los innumerables entornos por los que transitamos. En catedrales formadas por las estalactitas geológicas, en la profundidad de los bosques marinos cuidados por los peces jardineros o los fines de fiesta que nos regala el cielo con relámpagos, auroras boreales o cometas atrapados por la tangente atmósfera.
Esa imagen alejada de la biosfera, diría yo mas propia de un astronauta, no me cuadra con la crítica a la gestión que hacemos los humanos de nuestro entorno.
El amor que sientes por Gaia, tan profundo y honesto, te hace temer por lo que pueda corromper el hombre. Si tan sabia es Gaia y todos somos ella, ¿que miedo nos puede producir los infantiles errores de la sociedad humana, incapaz de destruir un mundo que lejos de ser creado por el hombre ha sido él quien nos ha permitido evolucionar?, y no lo dudes, lo ha hecho para que continuemos su propio experimento de vida, o así lo creo yo, entre las diversas especies que lo pueblan. Nuestro destino es viajar hacia otros mundos, pues no lo olvides, venimos de otro mundo.

(parte 1)

Camino a Gaia 20 junio, 2010  

Hola Ramón, la teoría de Gaia nace en simbiosis con la literatura, Lovelock pidió ayuda a un premio nobel de literatura para darle nombre. Pienso que la literatura es la mejor forma de divulgarla, la idea de que formamos parte de un ser vivo y que la vida en sí misma puede ser un objetivo es tan hermosa como sensata. Me las he arreglado para ver el vídeo de Saramago. La democracia en la que muchos creemos es algo más que pasar cada cuatro años por una urna. Nuestra rabia puede ser lo que nos de impulso para salir del atolladero.

Jordi Pascual Morant 20 junio, 2010  

(parte 2)

El capitalismo forma parte de los experimentos humanos, simple juego de Monopoly (http://es.wikipedia.org/wiki/Monopoly, recomiendo leer la historia de ese juego, inventado por una mujer) en el que todos participamos, continuemos o no en la partida.
Pero no es el único experimento, muchos estamos en otros laboratorios. Y ya se sabe que no todos los experimentos son exitosos, algunos incluso dramáticos.
Pues no te quepa duda que los doctores en ciencias económicas se equivocan tanto como los adivinos en numerología.
Honradamente, estoy contigo en vivir equilibradamente con el medio que nos mantiene, pero también creo que no somos la única especie elegida para equilibrar ningún medio vital, y por supuesto estamos muy por encima de las decisiones que se maquinan en los despachos financieros.
Disculpa mi extensión, aunque comparado con la Madre Tierra, es insignificante.
Abrazos

Camino a Gaia 20 junio, 2010  

Isabel, como bien dices, no hay acto pequeño ni insignificante, para bien o para mal. Nuestra responsabilidad sobre la vida tiene una escala, pero necesitamos de una visión global para entender el lugar que ocupamos nosotros mismos y nuestros actos. Dar sentido a nuestra vida no solo en lo inmediato, familia, amigos, compañeros o compatriotas, sino también como seres humanos y finalmente como seres vivos.

Camino a Gaia 20 junio, 2010  

RGAlmazán, creo que el fenómeno de la globalización es único en la historia de la humanidad. En estos tiempos de crisis, he buscado cuanto he podido las opiniones de economistas y de expertos. La crisis es global, todos coinciden, y no hay antecedentes históricos de esta situación.
Todos hemos olvidado ya el fracaso de Copenhague. Aunque el nombre de Gaia no aparecía por ningún lado, la teoría forma parte de la ciencia del clima. Todos los países reconocían los riesgos de seguir con el modelo económico consumista. Pero parecía casi imposible lograr un acuerdo y de hecho no lo hubo: había que conseguir un parón de la economía mundial, un decrecimiento y un replanteamiento de objetivos de un modelo económico insostenible.
Y curiosamente es eso lo que ha pasado.
Estoy de acuerdo en que es necesario que se aviven las conciencias, pero esa nueva conciencia debería ser también global. ¿Pero qué pueden tener en común personas de distintos credos políticos y religiosos, de diferentes nacionalidades, idiomas y culturas?
Pienso que la experiencia de la vida y su propia humanidad.

Camino a Gaia 20 junio, 2010  

Tula, Gaia permanecerá a pesar de nuestra caía pero ¿por qué tenemos que caer?
La vida seguiría en la tierra posiblemente sin el ser humano, pero Gaia se concibe como una unidad y no será la misma sin nosotros. Pensamos qué es lo que puede hacer Gaia. Posiblemente lo que nosotros seamos capaces de hacer. Somos una creación de la Naturaleza, dependemos de ella. A fuerza de vivir en ciudades nos parece que ser humano y naturaleza son entidades diferentes. Nos podemos alejar del campo pero nuestros alimentos, el aire que respiramos, el agua que bebemos son naturaleza. Si envenenamos todo eso, nos estamos envenenando a nosotros mismos.
En cuanto a si Gaia como ser vivo tiene conciencia, es posible que nosotros seamos parte de esa conciencia, pero ni como ser vivo ni como conciencia se parecería a nada de lo que conocemos.
La realidad termina superando a la fantasía.

Txema 20 junio, 2010  

El problema de Gaia es que es demasiado rouseauniana por un lado y cartesiana por otro.

Gaia no quiere venganza, sólo justicia pero no nos indica el camino para lograr que impere la justicia que -necesriamente- implica algún tipo de venganza. Esa es -creo- la parte rousseauniana. Gaia cree en la bondad.

Pero también se da cuenta de las causas y efectos y, entonces, reflexiona y se pregunta cómo los "sabios" pueden equivocarse. Esa sería la parte cartesiana. Acude a la razón.

Pero, Gaia parece no querer darse cuenta de algo que me parece importante. ¿Y si la crsis no fuera tal crisis? ¿Y si todo fuera en realidad un gran engaño urdido por y en colaboración con los sabios?

Puede que todo esto sea sólo la parte visible de una operación de mucho mas calado y profundidad. Y al final es cuando Gaia percibe que "pasa algo" que nos llevará a la esclavitud. Si, pero ¿a todos?

saludos

Camino a Gaia 20 junio, 2010  

Jordi, nunca interpreto un desacuerdo expuesto con respeto como una falta de cortesía. Siempre es de agradecer la franqueza. Creo que la visión de nuestro planeta desde el espacio, es una imagen tremendamente hermosa y a la vez resume de manera visual lo que es Gaia, una totalidad, un sistema donde la vida expone sus obras maestras.
Y hablo en plural porque el ojo que contempla la visión, que ha encontrado la manera llegar a ese punto de vista forma parte de la misma totalidad.
Me vienen a la memoria unos versos de amor:
"...quiero hacer contigo
lo que la primavera
hace con los cerezos"
Cuando contemplo la imagen de este planeta pienso algo parecido: esto es lo que la vida hace con una piedra perdida en el espacio.
Pero entender la vida como un todo no significa en absoluto huir de perspectivas o escalas menores, sino aportarle un sentido a la vida dentro de la vida, a nuestra existencia dentro de propia existencia.

Aunque todos sabemos, al menos de oídas, lo que es capitalismo y liberalismo económico, he incluido links a sus correspondientes artículos de la Wikipedia. Creo que de ahí pueden deducirse las bases sobre las que se cimenta la crítica realizada en el post.
Capitalismo y liberalismo se inspiran en la Naturaleza(aunque parezca mentira) para imitar un sistema autorregulado en el que se genera un orden espontáneo (http://es.wikipedia.org/wiki/Orden_espont%C3%A1neo), la evolución de la vida sobre la tierra se considera un ejemplo de este orden. Estas teorías económicas parten de un modelo darwinista o neodarwinista, del orden existente en la naturaleza. El egoísmo y la competencia, son los valores básicos. ¿Y todos los desgraciados machacados por el sistema? Ahí aplican la selección natural que promueve la supervivencia de los mas fuertes.
La base sobre la que se fundamenta esta crítica también parte de la evolución y del orden en la naturaleza, pero a la luz de nuevos descubrimientos y nuevas teorías en la materia.
Antes de la teoría de Gaia se concebía el planeta como un lugar increiblemente raro, donde se ha daban las condiciones
necesarias para la vida. En la teoría Gaia se afirma que ha sido la propia vida quien ha modificado las condiciones iniciales hasta llegar a la situación actual. Por otro lado, los trabajos de Margulis demuestran que al menos una buena parte de la novedad genética proviene de relaciones simbióticas. Así pues, el modelo competitivo, egoísta y desconsiderado para con el medio ambiente que ha servido de base al actual sistema capitalista liberal, sencillamente esta superado y contiene errores que pueden resultar catastróficos.
Así pues, aunque el mensaje pueda resultar confuso expresado en forma literaria tiene un hilo conductor que yo creo bastante sólido.
Un saludo

Camino a Gaia 20 junio, 2010  

Txema, la teoría de Gaia nace apadrinada desde la literatura. Y eso no gustó nada a muchos científicos.
Pero si hubiera dicho en este post que en realidad Gaia responde a la definición de la totalidad de la biosfera concebida como un sistema en homeostasis biológica.
Que ha servido, como sistema autorregulado, de inspiración a la teoría económica del capitalismo neoliberal actual, pero siguiendo las tesis del darwinismo y que estas tesis están siendo sometidas a profunda revisión, por lo que podríamos decir que el capitalismo nace fracasado en su intento de emular la "economía de la naturaleza". Supongo que abría sido mas riguroso, mas aburrido y dudo que mas fácil de entender.

Me gustaría creer en una conspiración que controla el mundo, porque siempre será mejor que admitir que vamos dirigidos a un precipicio, mientras que los poderosos se dedican a dar mas potencia al motor pero en realidad no saben donde ir. Y nosotros paralizados entre el temor, la confusión y la indolencia. Esta crisis puede tener nombres y apellidos, responsables directos e indirectos. Unos pocos saldrán de ella mucho mas ricos y la mayoría mucho mas pobres. Las democracias secuestradas y en manos de los mercados. El poder económico en manos privadas ¿volvemos a al tiempo de los emperadores?
Txema, intento ir mas allá de la crisis. Si no hubiera llegado seguiríamos en nuestro consumismo feroz y dudo que muchos trabajadores se hubieran apuntado a globalizar sus derechos, a defender causas ajenas.
¿Qué es lo que hay que afrontar? ¿la crisis o el fracaso del sistema?

Eastriver 20 junio, 2010  

Txema, yo sí creo que Gaia nos da la respuesta de cómo lograr la justicia. Creo que Gaia misma es la respuesta, ella misma es la justicia. Cierto que todos somos Gaia pero no somo el cerebro de Gaia, somos flora intestinal, bacterias probablemente necesarias, pero tan poco importantes. ¿Por que´tendemos a creernos el centro del Universo cuando no somos más que ese puntito molesto que, ignorantes, rascamos con las uñas sin saber que tiene su cometido? Somos importantes pero no fundamentales. Por eso, justo por eso, no escuchamos los consejos de Gaia y seguimos pensando que Gaia no nos escucha. ¿La escuchamos nosotros a ella? Ese es el tema.

Txema 20 junio, 2010  

Lo que hay que afrontar es el fracaso del sistema. Y no estoy seguro de que tengamos una solución porque creíamos que el sistema era perfecto.

¿La democracia secuestrada? Pero, ¿esto era democracia? O, ¿más bien una ficción, una especie de drama en el que cada uno tiene asignado su papel? Los poderosos y los débiles son elementos de la misma obra.

No es necesaria la conspitación porque, si esto es así, una vez acabada la obra, echamos el telón y volvemos a la realidad hasta que encontremos otro autor que nos quiera dar un papel. Pero en realidad el escenario (el sistema)sistema permanece.

saludos

Camino 20 junio, 2010  

Ramón, creo que Gaia nos da una nueva visión de la justicia, el problema son las escalas. La justicia que necesitamos los seres humanos es muy inmediata. Es algo que nos daría para un debate largo.
El problema que surge con Gaia, aparte de las escalas de tiempo, es nuestra tendencia a humanizar a otros seres vivos. Recuerdo la foto del post de Jordi, sobre las mascotas, ese perrito al que se viste como un niño. No sabemos mucho de Gaia, apenas que una frontera del conocimiento se ha roto. Gaia no es como nosotros. Nosotros somos Gaia. A nadie le parecería extraño escuchar una campaña que nos dijera que todos somos Europa, aunque Europa sea un personaje mitológico. Como bien dices, el concepto de Gaia nos despoja de nuestro antropocentrismo, porque incluye en esa totalidad a toda la vida, pero a su vez nos hace conscientes de que es nuestro soporte vital y eso es muy importante en sociedades urbanas donde cuesta pensar que somos naturaleza, somos vida.

Creo que cualquier modelo económico que pretenda sustituir con éxito al que tenemos debe contar con Gaia. Medio ambiente, naturaleza o biosfera, nos dan conceptos de recursos que podemos agotar. Cuando descubrimos que la biosfera es un sistema autorregulado, con sus correspondientes mecanismos de compensación, También encontramos que si alguno de esos mecanismos es destruido, o su capacidad de regeneración superada, el sistema puede colapsar, Gaia puede "morir" y aunque quedara un mundo de microorganismos, y pudiéramos decir que la vida sigue en la tierra, a escala humana Gaia, nuestro soporte vital, habría caído y nosotros con ella. La explotación de los recursos naturales o la contaminación deben contenerse en valores simbióticos y de forma global. Por otro lado, desde el punto de vista económico, los recursos naturales son recursos públicos y debe existir una fuerte conciencia de que todo es de todos, y por tanto una fuerte presencia de lo público en la sociedad.

Jordi habla que nuestro destino es viajar a otros mundos, es una idea que está en la mente de casi todos. Pero antes supongo que habrá que arreglar este. Ahora sabemos de la capacidad de la vida para transformar planetas muertos. La humanidad superará esta crisis con mayor o menor sufrimiento. Confío en el ser humano.

Camino 20 junio, 2010  

Txema, creo que esa es la idea, crisis ha habido muchas, quizá demasiadas. Va siendo hora de afrontar el fracaso del sistema, acometer reformas profundas y hacerlo a nivel mundial, nacional y local.
Se nos van a exigir muchos sacrificios, pero lo cierto es que el ciudadano de a pie no ha buscado esto, se vio obligado a hipotecarse de por vida para tener acceso a un derecho fundamental como el de la vivienda, con unas expectativas de trabajo que ya no existen, pero que yo sepa aquí nadie se ha negado a trabajar. No creo que exigir profundas reformas en el sistema sea ninguna insensatez.

Antonio 20 junio, 2010  

No me cabe el comentario en una sola entrada, por lo que pondré dos:

Enhorabuena Camino a Gaia por haber colgado este tema tan interesante y acertadamente. Comparto prácticamente todo lo que dices. Soy sistémico por definición y cuando Bertalanffy propuso su teoría general de sistemas abrió una puerta al entendimiento de las interacciones globales desde la perspectiva organicista, pero también dio paso al desarrollo de otras teoría interactivas de desarrollo social, como la familia y los grupos sociales. Ello nos puede hacer ver a Gaia como un macrosistema donde habitamos en equilibrio con otras especies y aprovechando los recursos que la tierra nos proporciona.

A mí me da gran pena y preocupación que el ser humano sea tan miope. Pero es que nuestra cultura es prepotente con Gaia. La propia religión nos interpreta como reyes de la creación, señores y dueños de todo. Si a eso se le suma la codicia y la avaricia del ser humano como elemento nutriente del desarrollo material, nos encontramos con que la tierra es sobreexplotada entendiendo que es nuestra, que está a nuestro servicio hasta su extinción. Es más, no es del ser humano sino de los señores que la conquistan, que la registran notarialmente, como si la hubiera creado. Nada es de nadie, ni siquiera si ha sido creado por ese alguien, y la tierra está ahí, antes que nosotros, nutriéndonos y alimentando nuestro propio desarrollo personal en su sentido más amplio en integral.

No existe la propiedad unidireccional sino la interactiva en función de las potencialidades y las capacidades. La propiedad no es más que el uso de una cosa por parte de otra cosa (el ser humano en este caso) pero en ese uso existe dependencia y dado que la propiedad es poder, tener aquello que se necesita, la cosa tiene el poder sobre nosotros, pues la necesitamos.

Los animales son más sabios, comen de la tierra y devuelve sus heces como abono y su cuerpo como alimento cuando mueren. Nosotros hasta las heces y los desperdicios los arrojamos al mar o a otros lugares donde no se reciclan, que dañan en lugar de nutrir. Nuestros cuerpos, cuando morimos los dejamos en nichos evitando que alimentemos a las plantas. Estamos por encima de todo, somos los dioses de la creación…

También tocas el tema de la homeostasis y es que no nos damos cuenta de que la homeostasis es incontrolable en tanto es el resultado de un proceso interactivo entre todos los miembros del sistema, a los que no podemos controlar por muy inteligente que seamos. Véase el efecto mariposa. El proceso homeostático de un sistema actúa sobre el propio sistema pero a su vez, en menor grado, en el macrosistema al que pertenece y, en mayor grado a los subsistemas que están implicados en el proceso de la interacción. Si nosotros agredimos a la tierra, el proceso homeostático se encargará de eliminarnos, aunque con nosotros caigan otras especies adláteres que forman nuestro propio subsistema, como el resto de mamíferos, aves o animales que viven de aquello que estamos destruyendo.

Antonio 20 junio, 2010  

Sigo con el segundo:

Las crisis llevan a cambios, pero los cambios no siempre son controlables. Pueden haber planificado lo que quieran, pero sigue existiendo un margen de actuación que no controlan y ese margen es el que no estamos sabiendo detectar y utilizar. Al ser humano lo mueven dos cosas básicas, su instinto de conservación por encima de cualquier otra cosa y las ideas que le llevan a consolidar ese instinto. Si nos convencemos de que por aquí no vamos por buen camino y empezamos a entender que la vida en la tierra y su futuro tiene que pasar por otras alternativas, entenderemos que hay que reconducir el sistema, pero si entendemos que nuestra obligación inmediata es resolver el problema personal o del colectivo en el que nos hemos integrado, acabaremos con todos los recursos sin importarnos su trascendencia, por eso digo lo de la miopía.

La tierra no es nuestra, nosotros somos de la tierra, de ella nacemos, nos alimentamos y a ellos volvemos cuando morimos… Pero sí hay algo que, me parece, se ha de ir dilucidando en los próximos tiempos. El modelo actual no sirve, la cultura nuestra es obsoleta y agresiva con el entorno, la simbiosis debe imponerse al parasitismo y al saprofitismo imperante. Me gusta la filosofía precolombina de la pachamama, la de Gaia, y de la una concepción integral del sistema biológico que, como seres de mayor inteligencia, debemos gestionar.

Lo dejo aquí, pues casi me pisaste mi próxima entrada. Un abrazo.

El Pinto 20 junio, 2010  

Terminas contundente, hay cosas que necesitan honradez y esta está en función de las circunstancias. Siempre se dice que hay soluciones, pero estas siempre aparecen de la mano de intereses particulares o empresariales, mentiras normalmente. La realidad no existe, la verdad es manipulación y toca reclamar al maestro armero.
La vida tal como la sentimos tiene el consuelo de compartirse en estos rincones, algo es algo.
Saluds

Txema 20 junio, 2010  

Camino no creo que en absoluto que pedir reformas en el sistema sea una insensatez. Todo lo contrario.

Es más, creo que hay sencillamente que destruir el sistema. Por eso hablaba de la venganza necesaria.

Si no hay destrucción no hay cambio, y si no hay cambio hay esclavitud.

saludos

PD: no trato de abrir una polémica estéril, posiblemente no te he entendido bien y por eso he podido confundir algunos conceptos en mi comentario inicial.

Ten en cuanta que disto mucho de ser un filósofo. Me muevo en el terreno de la política y eso condiciona bastante.

saludos de nuevo.

Jordi Pascual Morant 20 junio, 2010  

Camino a Gaia,

Por supuesto que es hermosa la imagen de la tierra vista desde el espacio, pero imagínate ver otro planeta cualquiera, Urano, por ejemplo. No tenemos ni idea que esconde tras sus gases, sus rocas, bajo la corteza, en su interior. Son visiones tan diferentes que no se puede hablar de la política de los hombres observando la circunferencia de nuestro planeta. Yo no creo que esa visión exterior resuma lo que realmente ocurre en la tierra.

Lo del capitalismo no lo sabemos de oídas, lo vivimos en carne propia. Wikipedia es la historia contada por los vencedores, existe mucha manipulación y ya empiezo a dudar de su veracidad, aunque recomendé leer la historia del Monopoly.

Respecto al inicio de la vida en la tierra, hay muchas teorías, entre ellas una especialmente provocativa. Se compara a lanzar en el espacio todos los componentes de un reloj y que al caer quedaran situados de forma que permitiera su funcionamiento.
Además, cuando hablamos de la vida hay un elemento ( a parte de los cuatro ya conocidos) que supone un cambio radical en todo ese proceso evolutivo, la inteligencia, ese minúsculo conjunto de chips cerebral que es capaz de destruir y construir, opinar o “gritar”.

Camino 21 junio, 2010  

Antonio, tenemos en común que somos bastante sistémicos y entendemos sin dificultad que un sistema global o un metasistema nos proporcione descripciones de la realidad coherentes y sólidas, imposibles de obtener considerando a las partes por separado. Se podría decir que en este post, el esquema de PODER, CONTROL o contención de ese poder y OBJETIVO, aplicado a Gaia y al capitalismo, nos proporciona un isomorfismo muy potente de donde podemos extraer conclusiones útiles al comparar ambos sistemas. La introducción de un tercer sistema, el de una economía familiar, nos permite también acercar a una escala individual y cotidiana, la información que hemos extraído al aplicar el isomorfismo.

El capitalismo tiene como objetivo la acumulación de poder económico en manos privadas, el resultado ha sido precisamente ese, pero la autorregulación ha brillado por su ausencia.

Haces referencia a la propiedad privada. Pienso que el día que la definamos sin eufemismos, como el derecho de los individuos a PRIVAR a otros del acceso a un bien, habremos dado un paso adelante para clarificar muchas cosas.
Y llegamos a la conclusión de que el antropocentrismo es una pesada carga, no se puede afirmar como lo hizo nuestra querida Esperanza Aguirre que primero son las personas y después la naturaleza, por la sencilla razón de que sin naturaleza no hay personas, sin soporte vital no hay vida.
Un abrazo

Antònia Pons Valldosera 21 junio, 2010  

He leído varias veces esta magnífica entrada y la verdad, no sé qué decir.
Percibo a Gaia o a Gea como una madre tolerante que no sobreprotege a sus hijos sino que los deja libres para que se equivoquen y aprendan de sus errores.
Nos alejamos de ella como adolescentes rebeldes para volver cuando la época crítica ha pasado.
Y ella nos acoge sin reproches, contenta porque al fin, entendimos su pedagogía.
Hoy entramos en el verano y en mi casa se ha encendido la calefacción, tal vez mañana tengamos que poner en marcha el aire acondicionado. La Madre nos advierte, sin imponer.
Dejadme ser optimista y esperar que todos sus hijos aprendamos de nuestros errores y salgamos fotalecidos y más sabios de este bache.
Un abrazo a todos.

Ciberculturalia 21 junio, 2010  

He leído con sumo interés tanto tu entrada como los comentarios. No me pasa como a ti y a Antonio que, según tus propias palabras "entendemos sin dificultad que un sistema global o un metasistema nos proporcione descripciones de la realidad coherentes y sólidas"

No, yo quizás por el ámbito en el que me desarrollo como profesional, mi acercamiento no es sistémico, pero si estoy convencida de la simbiosis entre Gaia y nosotros, suponiendo que como también apuntas, no seamos todos Gaia y estemos unidos a ella irremisiblemente.

Aún así, la duda que me surge es ¿puede existir Gaia sin nosotros, meras proteinas humanas, con algo de inteligencia? Yo creo que sí, que puede por ello se me hace más incomprensible nuestra acción en ella, nuestro existir irresponsable.

Dices que Gaia nos enfrenta a las consecuencias de nuestros propios actos. Que tiene una forma peculiar de impartir justicia. Me gustaría que así fuera, no es necesaria la existencia de tantos destructores, sólo deberían permanecer aquellos que se incorporen al sistema, o como también dices, a ese entramado vital de la biosfera...

Me ha gustado mucho leerte y creo que me has abierto muchas incognitas y muchos deseos de profundizar en las tesis de Lovelock.

Termino por decir que si al final la Tierra es un sistema autorregulado, lo llevamos claro los humanos, no crees?

Un beso y gracias por tan magnífica entrada

Camino a Gaia 21 junio, 2010  

Jordi, la teoría de Gaia surgió precisamente al comparar los demás planetas con la Tierra. La atmósfera de la Tierra no es la que debiera existir si se aplica el segundo principio fundamental de la termodinámica. No se ajusta al principio de entropía. No se ajusta a las leyes de la Física. Y lo único que podía explicar una baja entropía era la existencia de vida.
La vida no había surgido en un mundo raro y perfecto para que pudiera desarrollarse, había sido la vida la que había convertido un mundo hostil en un mundo perfecto.
Gaia representa por tanto la totalidad de la vida, como una unidad, y en esa totalidad nosotros somos una parte mas.
Por supuesto que podemos ver esa totalidad en la naturaleza, pero necesitamos hacer un esfuerzo de abstracción.
En cuanto a la wikipedia en la definición de liberalismo económico incluye "El orden espontáneo sería generado por la mano invisible que conduce a los individuos que sigan su EGOÍSMO particular" ¿Dónde está el engaño?
Sobre el inicio de la vida en la Tierra, se sabe bastante, aunque falte mucho mas por saber, y teorías sobre la evolución no hay demasiadas.
Un abrazo

Camino a Gaia 21 junio, 2010  

Txema, puede que haya que destruir el sistema, pero antes hay que elaborar las alternativas y supongo que en eso andamos todos.
Un abrazo

Camino a Gaia 21 junio, 2010  

El pinto, al menos en sus planteamientos teóricos el capitalismo no engaña, por eso he puesto los links a la wikipedia, en la definición encontrarás "...con el propósito de producir y acumular ganancias u otro beneficio de interés propio."
Lo difícil de entender y aceptar es que sea un buen método para llegar a un sistema autorregulado, en otras palabras que ese sistema beneficie a todos y sea menos malo.
Un abrazo

Camino a Gaia 21 junio, 2010  

Antonia, estoy de acuerdo contigo, nuestra libertad está a salvo con Gaia, pero de sobreprotectora no tiene nada. Nos enfrenta a nuestras responsabilidades cuando decidimos ser nosotros los que queremos organizar el mundo a nuestra manera. Esperamos que estos errores nos enseñen las cosas mas elementales que toda buena gestora no debe olvidar.
Si destruimos la fuente de nuestros recursos, estamos abocados a la bancarrota. Si contaminamos el agua beberemos de nuestro propio veneno.
Un abrazo

Jordi Pascual Morant 21 junio, 2010  

¿No será que simplemente la tierra esta situada a una distancia idónea respecto al sol? Ya que a unos miles de kilómetros más cerca sería imposible la vida, al igual que demasiado lejana se enfriaría en exceso.
No voy a intercambiar datos científicos contigo sobre el tema pues los desconozco. Así que seguramente tendrás razón. Pero el sentido común y lo poco que sé, me dice que la tierra tiene sus días contados, será absorbida por el Sol y Gaia quedará en el olvido, mientras que el hombre tiene la posibilidad de viajar más allá del sistema solar y forzar a que se desarrolle la vida en otros lugares. Ya ves, la capacidad del ser humano le puede ganar la partida a una inmensa mole esférica de roca, agua, y fuego, o no.
¿Lo de la mano invisible de Wikypedia, debe ser como el tercer ojo, verdad? A mi esas definiciones me dejan indiferente pues no concretan nada y cada cual le atribuye poderes herméticos que quieren explicarlo todo sin aclarar nada.
Acepto que Gaia sea la madre de todos nosotros, pero las madres mueren y los hijos continúan con más hijos y si es necesario son adoptados por otras madres.
Yo, como pienso que la vida existe en otros lugares del espacio no me preocupa mucho de que hubiera surgido en la tierra, intuyo que simplemente se dejó caer convenientemente.
El dilema no está tanto entre el capitalismo y Gaia, sino entre el hombre y la tierra. Pues a estas alturas nadie duda de su dominio sobre los recursos que ella tiene. Yo no creo en el capitalismo pero si creo en el ser humano.
Un abrazo

Camino a Gaia 22 junio, 2010  

Hola Carmen,
He intentado realizar una crítica al sistema capitalista, partiendo de sus propios principios, y usando un modelo sistémico, que en literatura tendría su equivalente en la metáfora. He intentado también aportar soluciones, alternativas y líneas generales de desarrollo de un nuevo modelo a partir del existente.
Supongo que el post intenta razonar en pocas palabras qué es lo que sería necesario cambiar del sistema capitalista para que no nos lleve a un callejón sin salida. La respuesta sería cambiar los objetivos(crecer y acumular) y el control del poder(no intervención y "dejar hacer" al dinero).
"Todos somos Gaia", pretende decir que el todo no puede entenderse sin las partes, y las partes no pueden entenderse sin el todo. ¿Somos un cuerpo o tenemos un cuerpo?. Nuestra tradición religiosa nos ha enseñado que no somos un cuerpo, que incluso ese cuerpo es un lastre, que lo realmente importante es el espíritu. Solo se me ocurre remitirte a mi primer post (http://caminoagaia.blogspot.com/2009/11/el-acuerdo.html) para darte mi visión de esto.

Sobre si la tierra es un sistema autorregulado, creo que lo difícil es demostrar lo contrario, y eso cambia todos los cálculos que se hayan hecho sobre la explotación de los recursos naturales. He vivido muchos años en Almería. El desierto de Tabernas, aún siendo pequeño, es suficiente para probarnos lo que ocurre cuando se destruye la vida sobre la tierra, cambia el clima aún a una escala geográfica tan pequeña. Quedan nombres de pueblos como Carboneras, que nos informan sobre quién acabó con los bosques.
Un abrazo

Camino a Gaia 23 junio, 2010  

Jordi, respondo a tu pregunta "¿No será que simplemente la tierra esta situada a una distancia idónea respecto al sol?"
Supongo que en ese caso, zonas del planeta cercanas al ecuador con una irradiación solar parecida deberían tener un clima similar, con un régimen de temperaturas parecido. Sin embargo no tiene nada que ver el clima de la selva amazónica con la de los desiertos africanos como el Sáhara. Es más, la actual degradación de la selva está conllevando un crecimiento de los desiertos, y el Sáhara y otros desiertos tienen un pasado forestal y tropical. Hace 10000 años, el Sáhara estaba, pletórico de vida humana, animal y vegetal. Las galerías de arte de las pinturas murales en Tassili-n-Ajjer y en otros sitios parecen indicar que existieron ríos que se secaron y lagos que desaparecieron, ya que los primeros dibujos son de elefantes e hipopótamos.(http://www.fao.org/docrep/91150s/91150s02.htm). No creo que sea necesario extenderme mucho, porque planteo la cuestión: Si la destrucción de sistemas vitales complejos como selvas o bosques provocan desertización y cambios drásticos en el clima ¿Por qué resulta tan dificil aceptar que la vida, a escala planetaria, también regule el clima y los regímenes de temperatura globales? ¿Acaso porque nuestros hábitos cotidianos, esos que nos costaría tanto cambiar, nos muestran una responsabilidad que nos molesta aceptar?
Hay teorías que son improbables, hay otras teorías, como la teoría Gaia, que son simplemente incómodas.

Decir por otra parte, que la tierra tiene los dias contados porque "tan solo" le quedan mil millones de años de vida, y ya tenemos los planes hechos para nuestro glorioso futuro espacial, me parece tener un sentido mucho mas avanzado que el sentido común. Personalmente me inclino por implicarme en la resolución de los problemas de mi tiempo y a la escala que como ser humano pueda influir, sin perder por eso una visión global.

La "mano invisible" es una metáfora que expresa en economía la capacidad autorreguladora del libre mercado y el "orden espontáneo" es la aparición espontánea de orden del aparente caos a través de la autoorganización, tal y como ocurre en la Naturaleza. Así pues, el liberalismo económico parte de concepciones darwinistas. Imitar a la naturaleza para resolver problemas es algo que el ser humano siempre ha hecho. Pero la teoría Gaia introduce un cambio en la teoría de la evolución, el medio en el que se desarrolla la vida de las diferentes especies es Gaia, la totalidad de la biosfera, un sistema realimentado y dinámico.

Estoy de acuerdo contigo en que "el dilema no está tanto entre el capitalismo y Gaia, sino entre el hombre y la tierra" aunque yo diría que el dilema está entre el ser humano y la vida. Sin embargo este post surgió con vocación de ofrecer un acercamiento a ese dilema confrontando la vida y el poder económico, Gaia y capitalismo, consciente del sufrimiento que puede generar esta crisis y aportando un pequeño grano de arena. Las naves espaciales he preferido dejarlas por ahora en el hangar.
Un abrazo

Jordi Pascual Morant 23 junio, 2010  

Jajajaja, Camino a Gaia, que irónica, inteligente, y sagaz respuesta.
Ante tanta erudición me quito el sombrero.
Los artistas somos más irreverentes al dar rienda suelta a la imaginación y pecamos en exceso al querer avanzarnos en el tiempo. Ya se que faltan miles de millones de años para que la tierra desaparezca, también lo hará el sistema solar y todo es volver a empezar. Mi esperanza es que cuando eso ocurra la inteligencia humana pueda estar en otros sistemas planetarios y eso cuesta miles de millones de años, así que no está de más empezar a pensar en ello. De entre todo lo que el ser humano pueda hacer también está la de viajar, que no es patrimonio suyo, pues las aves son un viaje que empezó en los fondos marinos. No se trata de olvidar lo que tenemos, por supuesto, una cosa no está reñida con la otra. Pero aquí lo que nos importa es la vida, la del planeta y las consecuencias que nuestra actividad pueda provocar. Yo no tengo coche, me desplazo en bicicleta, no tengo aire acondicionado, reciclo plásticos, papel y orgánico, intento dentro de mis posibilidades no contaminar más de lo que por necesidad vital ya hago, y políticamente me relaciono con los demás dentro de los parámetros de justicia y respeto que humanamente puedo. Mis discrepancias con tu artículo es considerar una lucha de titanes al capitalismo con Gaia. No dudo que las consecuencias del primero respecto al hombre pueden ser graves, pero la hipótesis de Gaia, si fuera cierta, es mucha Gaia, lo que pudiera hacerle el capitalismo son simples cosquillas, pero a nosotros nos esclaviza.
Un abrazo

Antonio 23 junio, 2010  

Demócrito, en el siglo V antes de Cristo, ya decía que “Todo lo que existe en el mundo es fruto del azar y de la necesidad”.
Jacques Monod, Premio Novel de Medicina en 1965, publicó en 1971 su obra homónima, un compendio de conferencias que había dado sobre el tema, donde mantenía que “…la vida estaba sometida al azar y a la necesidad, que ella pareció por casualidad y que el hombre mismo era el producto de un prodigioso azar”.
Yo digo que somos lo que somos por lo que fuimos, es decir, por la evolución que ha tenido el sujeto en función del entorno. En este sentido, Darwin con su teoría nos enseña que la capacidad de adaptación al medio es la garantía de la supervivencia. Quiero decir que se dieron circunstancia a lo largo de los tiempos que permitieron que se adaptaran unas especies y desaparecieran otras.
¿Qué hubiera sido del mundo si en lugar de tener la concentración de oxígeno en aire que tiene, hubiera tenido otra? ¿Si en lugar de otras muchas circunstancias que determinaron este sistema de vida hubieran existido otras? Es posible que los seres que habitan la tierra fueran diferentes, que el funcionamiento del sistema de vida que nos envuelve tuviera otra dinámica, que la propia fisiología se apartara bastante de la fisiología humana o animal… La tierra es un sistema integral en el que estamos y cualquier incidencia o influencia de una de sus partes determinarán, mediante el proceso homeostático, una situación nueva o diferente, que influirá en el proceso de su desarrollo vital.
Por tanto, lo que hay es producto de lo que fue, nosotros somos el resultado de lo que hay. Si hubiera habido otra cosa habría otro resultado. ¿Cual será futuro? El duelo de titanes nos lo dirá en función del resultado de la lucha…
Abrazos

Camino 24 junio, 2010  

Jordi, creo que lo que he hecho en mi última contestación a tu comentario ha sido algo parecido a lo que hiciste tú en el post "10 comentarios" y que llamé holograma lingüístico, describir el mismo planteamiento desde una perspectiva diferente.
Respecto a las discrepancias siempre son bienvenidas, ayudan a pensar. Supongo que lo de la lucha de titanes, aparte de su efecto estético, tiene la idea de confrontar dos sistemas económicos, el de la Naturaleza y el capitalismo. Hemos de tener en cuenta que el neoliberalismo, se supone que intenta imitar a la Naturaleza para obtener un sistema autorregulado, sin la intervención de los estados, intento argumentar que eso es una falacia que nos llevará a los tiempos de los emperadores, donde unos pocos individuos tenían el poder absoluto. La historia nos da demasiados ejemplos de que cuando los individuos adquieren demasiado poder, utilizan la libertad que les proporciona para sumir al resto en la esclavitud, la oportunidad de acumular bienes para llevar al resto a la pobreza. No es que estén fallando los mecanismos de contención, es que con la globalización del capitalismo se han eliminado de hecho. Si a eso sumamos unos objetivos (el crecimiento continuo) totalmente insostenibles, tenemos el colapso económico servido y no creo que tengamos que esperar miles de años.
La idea de Gaia, no solamente nos acerca a un modelo económico mas sensato, sino que además, la idea de formar parte de algo vivo, es una idea muy hermosa. El cambio de hábitos es muy difícil de llevar a cabo desde la frustración, necesitamos (yo al menos lo necesito) que el sentido último de lo cotidiano se dirija hacia la belleza.
Dicen algunos científicos, que cuando varias teorías intentan explicar la realidad, suelen ganar las mas elegantes y las mas hermosas.
Personalmente me gusta la idea de que la vida tiene su sentido y su trascendencia en la propia vida, que vivo para dar continuidad y sentido a la vida. Pienso que el paraíso y el infierno están en este mundo, y que en el ejercicio de la libertad, nuestros actos llevan hacia uno u otro.
Un saludo

Camino 25 junio, 2010  

Antonio, "El azar y la necesidad" fue un libro que leí hace bastante tiempo, demasiado como para recordar con cierta nitidez su contenido. Quizá la pregunta mas difícil de responder es como a través de esos dos simples condicionantes, se puede llegar a generar un sistema inteligente. Aún diría más, cómo a partir de algunos microbios primigenios unicelulares se han ido generando, sistemas de sistemas y sistemas inteligentes.
Uno de los puntos flacos de la teoría de la evolución es la definición y caracterización de lo que llamamos medio o entorno. En 1980 se acuñó el término de coevolución. Incluso en edafología donde se estudian los suelos, se considera fundamental la acción de la vida sobre la evolución de un suelo y se puede decir que la misma roca coevoluciona con la vida. En resumidas cuentas, los ecosistemas son sistemas realimentados, donde los flujos de materia y energía generan transformaciones en el medio y esas transformaciones se vuelven a incorporar al medio. Todos sabemos que las pérdidas de coberturas vegetales generan erosión y que una vez tenemos un suelo desertizado es muy difícil, a veces imposible, restaurar un ecosistema. La vida evoluciona sobre el sustrato de la propia vida. Un árbol evolucionará dependiendo de como evolucione el bosque en el que se encuentra situado.
La concentración de oxígeno o CO2 en la atmosfera, depende de la captura de carbono(y restauración de oxígeno) que realicen las plantas y el consumo de oxigeno(y consiguiente emisión de CO2) que realicen todos los organismos. Es por tanto un sistema dinámico. Este sistema es mucho mas complejo e implica a los microorganismos, que por su invisibilidad se nos antojan inexistentes. Pero puede servir como ejemplo gráfico.
Supongo que estamos demasiado acostumbrados a vernos a nosotros mismos como los reyes de la creación. Nuestra capacidad para modificar la naturaleza nos ha dado un sentimiento de poder y de control irreales. Los ecosistemas tienden a autorregularse, a compensar el daño recibido, pero esa capacidad de regeneración no es en absoluto ilimitada.
La mayor parte de la población mundial tiende a concentrarse en ciudades y macrociudades. Nuestra desconexión con la naturaleza es tal, que nos hace pensar que no somos naturaleza, que solo es la temática de algunos canales de televisión.
La teoría de Darwin, la supervivencia del mas fuerte, del ser humano sobre la Naturaleza, puede llevarnos a una visión distorsionada que nos haga reyes por un día y esclavos por mucho tiempo.

Un saludo

Antonio 25 junio, 2010  

Gracias, Camino, por la información tan completa que nos has dado. Yo no soy persona avezada en estos conocimientos, pues si bien comencé a estudiar Biológicas, lo dejé en primero y me fui a otro lado. No obstante, siempre me apasionó la enigmática en torno a la vida.

En cuanto al surgimiento de la inteligencia, es otro de los enigmas que más me entusiasman. Existen cantidad de hipótesis, según por donde se aborde el problema y desde los posicionamientos previos que se tengan. Hace poco cayó en mis manos un artículo sobre la Energía Cósmica Inteligente que planteaba otra forma de entender la vida dentro de un todo universal.

En fin, solo sé que sé muy poco, mejor dicho, casi nada. Si sentencio seguro que yerro.

Un abrazo

Ramonerojugueton 11 noviembre, 2011  

Supongamos la existencia de 4 Gaias. Es decir cuatro globalidades que aún conviviendo en un mismo planeta y por tanto formando un Todo Global sean en si mismas distintas y quizá incluso equidistantes entre sí. Cada una de ellas creiendose a si misma en si misma como toda la globalidad. Ahí tendríamos, creo, la cuestión, la clave de aquello que ahora acontece.
Bueno, defino y otro dia sigo:
1) Està la Gaia Tierra. Esta es lo que entendemos por planeta material propiamente dicho. Llamale naturaleza también.
2) Esta la Gaia socio-cultural. Esta es la que nace y se desarrolla a través de la creatividad humana.
3) Esta la Gaia Economico-militar. Esta es la Gaia que se atribuye a sí misma todo el peso global y real de la Historia humana.
4) Esta la Gaia científica. Esta es la que pretende a partir de la medición espacio-temporal de la 1ª, lograr la interrelación y unificación global de las otras tres y por ende de sí misma.

Ramonerojugueton 11 noviembre, 2011  

Problema: No parece que vayan muy de la mano. Y algo me dice que las cuatro nunca han ido realmente de la mano...Es más, se podría decir que esta situación ha conllevado muchísimos más enfrentamientos y conflictos, que encuentros y relaciones...Y en estas seguimos...Mientras la Economico-militar va a lo suyo arrogante y sorda, dando por indiscutiblemente superior y verdadera su particular globalidad, la social-cultural cae en estériles enfrentamientos frente a ella que la van sumiendo en un estado cada vez de mayor desmembración y desesperación, cosa que da pie a que pueda ser considerada por las demás como la más falaz e ilusoria de las pretendidas globalidades en liza...Y así las cosas en lo que a la Gaia esencialmente Humana se refiere, la Científica va a su aire y a su bola y aunque pueda parecer la más serena, a mi particularmente me da la sensación no solo de no dar con su propia globalización inteligente, sino de no estarse enterando realmente de nada de lo que acontece verdaderamente. Tan puesta esta en su propio aislamiento que es incapaz de comprender que solo podrá globalizar inteligentemente si aborda consecuentemente todo aquello que acontece globalmente con todas las globalidades en liza.

Ramonerojugueton 11 noviembre, 2011  

Y bien, luego quedaria la cuarta, la que tiene 4.5000 millones de años de experiencia, o más, que, creo yo, contempla serenamente como lenta y paulatinamente los hombres y sus entuertos con sus Gaias, la van focalizando como causa y remedio a la(s) catastrofe(s)que todos intuyen acechan al conjunto global completo en futuros no muy lejanos...Y a mi es que me parece que una vez más estamos desfocalizando los problemas, nuestros problemas, cuando en realidad esta 1ª Gaia de la naturaleza es la única que nos queda hoy por hoy con criterio, solidez y serenidad suficientes, como para no dejarse atropellar sin más por las susodichas probables futuras catastrofes...Tengamos presente que ella es la primogénita y la matriz y se ve en la tesitura de contemplar los inacabables entuertos de la otras tres sin poder hacer otra cosa que seguir alimentando y esperando, todo ello, creo, además por coherencia con su fidelidad para con la fraternidad y la libertad...Más como esto es complejo de asumir, lo que si tengo claro es que urg como agua de mayo que la Gaia socio-cultural aclare mejor su situación y su valor y adquiera la coherencia y solidez necesaria para poder llegar a convertirse en la aliada, la cómplice, más efectiva para con la sin duda noble voluntad genuïna de la 1ª, mal que esto le pese a la Científica...
Bueno, por hoy 11/11/11 es más que suficiente, otro día lo continuaremos...
Un saludo a todos. Se que me presento en esta pagina con un cierto desfase cronológico...Pero aunque es ciertamente irónico, al parecer va intrínseco con mi familia...Hasta pronto, o hasta que se pueda...ya veremos...

Camino a Gaia 12 noviembre, 2011  

Ramonerojugueton, algo parecido a tu idea de las 4 Gaias es lo que se hace cuando se habla de hidrosfera, atmósfera, biosfera y antroposfera. Aunque la mayor parte de tus Gaias serían mas bien parte de la antroposfera.
El ser humano tiene la tendencia a personalizar, a proyectarse a sí mismo dando características humanas y culturales a todos aquellos sistemas que desbordan su horizonte existencial.
Yo me quedo con la Gaia real que no es otra que el Sistema de la Tierra en el que nosotros somos una especie de cáncer porque no hemos asumido la interrelación de poder con dependencia.
Y así ejercemos el poder sin responsabilidad.

Publicar un comentario

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP