Inmoral

>> 16/1/10

Parto de la base que cualquier persona puede hacer con su dinero lo que le de la gana, osea que cuando muere es libre de dejarlo a quien quiera y esta misma libertad es la que a mí me permite decir que el señor Juan Ignacio Balada Llabrés, ha tirado su herencia a la basura y por tanto lo que ha hecho es una inmoralidad.


Este señor fallecido el 18 de noviembre, ha legado su fortuna a la casa real, concretamente el empresario e inversor menorquín a donado la mitad de su herencia a los principes de Asturias, Letizia y Felipito, tambien a los ocho nietos de Juan Carlos y Sofía, parece que el otro 50% del legado se destinará a la creación de una fundación de interes general.

La casa real, que ya ha confirmado la noticia, ha calificado este hecho de inusual y ha explicado que el procedimiento a partir de la notificación notarial de la herencia será complicado y muy largo. En este sentido, desde la Zarzuela apuntan que el hecho que ocho herederos sean menores de edad puede prolongar la transmisión objetiva de los bienes.

Además, todavía no se conoce el valor total de la fortuna del empresario menorquín, que era hijo único y sín descendencia.
Dice la casa real que todavía no sabe si aceptará la herencia o no ni como se gestionará en caso de ser aceptada.

Pues pienso que este millonario estaba muy mal informado del hambre y las calamidades que azotan el mundo, tanto dinero tirado al water es una indecencia, pobrecitos principitos, que pena me dan con lo mal que lo estan pasando, realmente es que estan necesitados, vaya es que no tienen donde caerse muertos, los otros, los borboncitos de segunda, son unos críos que tampoco tiene nada ni van a tener y claro careciendo de lo más imprescindible es comprensible la gran obra de caridad que ha hecho dicho individuo.

Creo que Africa hubiera disfrutado mucho mejor de todo esto , a ellos les hubiera servido de mucho, es por eso que encuentro claramente una herencia inmoral.

31 comentaris:

Isabel Martínez 16 enero, 2010  

Veremos a ver si la herencia es aceptada o repudiada.
El testador sí que fue muy "sui generis". Coincido contigo, querida Mª Eugenia. Sin legitimarios, no encontró personas más necesitadas.

tula 16 enero, 2010  

...las enfermedades mentales no son patrimonio
de los desheredados, quizás los Reyes del mundo
sean mas propensos......, así va el mundo.

mariajesusparadela 16 enero, 2010  

Coincido en el calificativo INMORAL.

m.eugènia creus-piqué 16 enero, 2010  

ISABEL
Me quedé pasmada cuando oí la noticia, me pregunto si los príncipes pueden aceptar una cosa así.Petons guapa.

m.eugènia creus-piqué 16 enero, 2010  

TULA
Y más con herederos de un Borbón Borbón.Besos.

m.eugènia creus-piqué 16 enero, 2010  

M.JESUS
He estado pensando y no he encontrado una palabra más sigificativa que esta, realmente es inmoral.Besos.

Isabel Martínez 16 enero, 2010  

Geni, por desgracia, como personas físicas que son, llamadas a una herencia, gozan de la libertad de aceptarla o repudiarla.
Así es la ley. Y es igual para todos (en esto, por fortuna).
Petons, guapa de alma.

Antonio 16 enero, 2010  

¿Qué opinará el experto en inmoralidades, obispo Munilla?
Lo moral debería ser que lo mandaran a Haití para ayudar a su gente...
Geni, un beso

Felipe 16 enero, 2010  

Hay veces que congraciarse con algunos seres humanos resulta dificilísimo y éste es un ejemplo muy claro

Eastriver 16 enero, 2010  

Hay días en que abres el periódico y una noticia determinada te hace mirar el calendario, porque sientes que es el día de los inocentes. Curiosamente cada vez me pasa más a menudo, noticias que para mí son absurdas y dignas de un guionista de el club de la comedia... Naturalmente esta es una de esas noticias. El señor millonario era muy libre de dejar su dinero a quien quisiera, faltaría más, pero hay cosas que suenan a inmoralidad. Petons

m.eugènia creus-piqué 16 enero, 2010  

ISABEL
Gracias por aclararme esto, es que el otro día lo cuestionaban por la tele y me quedé con la duda porque no aclararon nada, todos decían la suya y el telepaciente como siempre no nos enterábamos de nada.Gracias mi niña.

m.eugènia creus-piqué 16 enero, 2010  

ANTONIO
Eso, eso, has dado en el clavo, mandarlo todo a Haití que lo necesitan muchísimo, el obispo Munilla debe estar contentísimo de que vaya a parar al bolsillo real, son sus amigos del alma.

m.eugènia creus-piqué 16 enero, 2010  

EASTRIVER
Ay mi niño, es verdad eso del calendario.jajajaja, a veces cree uno que es el día de los inocentes!Petons

Camino a Gaia 16 enero, 2010  

A mi sin embargo, este hecho me lleva a reflexionar sobre algo que nos atañe a todos: la motivación. Porque aunque en un principio pueda parecernos excéntrico, no es en modo alguno inusual.
A lo largo del tiempo se han entregado presentes a los caudillos para obtener su aprecio por algo que ellos saben apreciar: la riqueza, el dinero o el sometimiento.
Pero en este caso, y una vez muerto el donante ¿que sentido tiene? Posiblemente comprarse algo que perdure tras la muerte: el prestigio social. Quizá el tipo pensó que donando su dinero a un rey su nombre quedaría anotado en los anales de la historia, algo que desde luego no ocurriría si lo entregaba a cuatro muertos de hambre, o quizá, que algún medio de comunicación de la prensa rosa se hiciera eco de su majadería, que en estos medios puja alto.

Queda sin embargo una reflexión autocrítica: Cómo los medios de comunicación cultivan en pos de nuevas ventas y mercados, nuestra inquietud por el prestigio social, llevándonos a conductas no menos esperpénticas, en la búsqueda del producto que la multinacional de turno, a marcado como el mas deseable.

Isol 16 enero, 2010  

Con tanta gente en este mundo que necesita tanto de lo más básico,como comer todos los días este señor hereda a esta gente que ya es mantenida por todo un pueblo,realmente es tirar esa fortuna!

Chesana 16 enero, 2010  

Estoy leyendo tu blog y me parece realmente espléndido. Ese tono irónico con el que cuentas cosas con las que otros arrugan el entrecejo está muy bien cuando no quieres dejarte llevar por la ira ante la injusticia.

Te enlazo y te sigo.

Ciberculturalia 16 enero, 2010  

Si querida Geni, Inmoral con mayúsculas. Yo tambíen le dedicaré algúnas líneas a esta noticia tan ... tu lo has dicho... tan inmoral.

Besos preciosa

m.eugènia creus-piqué 17 enero, 2010  

CAMINO DE GAIA
Tienes razón en lo que dices de los presentes que siempre se han hecho a caudillos, reyes...siempre para lograr algo, me ha hecho mucha gracia lo del millonetis que quizá creía pasar a los anales de la historia, pues no te creas, todo es posible, pobre desgraciado, que poca imaginación al dejar esto a los principitos, no sabes la rabia que me da cuando hay tanta gente que realmente lo necesita, tantas ONG's, tanta hambre, mira es que me subleva.Un abrazo.

m.eugènia creus-piqué 17 enero, 2010  

ISOL
Es que no logro entenderlo nenita,ya que dejas una fortuna, déjala a personas que la necesiten y no a los Borbones que viven del cuento y mantenidos sín dar ni golpe.Me saca de quicio.Petonets.

m.eugènia creus-piqué 17 enero, 2010  

CHESANA
Me encanta que te guste este blog,es un grito de lobos contra todo lo que no nos gusta, ahí lo dejamos caer, si alguien se molesta con no volver está solucionado,si alguien tiene una opinión diferente el blog está abierto a todas las discrepancias que puedan haber, siempre dentro del respeto y la educación, faltaría más.Un abrazo.

m.eugènia creus-piqué 17 enero, 2010  

CIBER
Bon día querida Carmen,estoy segura que haras un post fenomenal, las inmoralidades hay que denunciarlas y cuantos más seamos tanto mejor.Petonets guapa.

aniki 17 enero, 2010  

Estoy de acuerdo en que cualquier persona puede hacer con su dinero lo que le da la gana. ¿Por qué a la casa real?. Si yo no tuviera a quien transmitir mi herencia, cosa que ya me parece triste y que, por otro lado, me hace pensar que el fallecido andaba sobrado de dinero pero muy falto de amor y cariño, haría entrega de todos mis bienes al estado, a la seguridad social, de tal modo que todos los españoles nos vieramos beneficiados, y no únicamente unos pocos, precisamente quienes menos lo necesitan.
En fin, una injusticia más.

Besosss.

Casía 17 enero, 2010  

me contaba mi suegra un cuento en el que un pobre estaba pidiendo a la puerta de un banco, le dieron un perrón pero con tan mala suerte que se le escapó de las manos y fue rodando hasta entrar en el banco, desesperado lloraba diciendo: dineiro chama dineiro, y lo mucho chama a lo pouco.

m.eugènia creus-piqué 17 enero, 2010  

ANIKI
Desdeluego que es triste la vida y muerte de este señor pues al no tener hijos creo que podría tener sobrinos o hermanos o tan solo amigos, uno solo, tan buen amigo como para dejarle su fortuna, estriste que no lo tuviera, más triste es que si los tenía haya preferido hacer una estupidez como esta, más de uno se habrá cagado en sus muertos (perdón por la expresión)pero es que lo mataría.Saludos.

m.eugènia creus-piqué 17 enero, 2010  

CASIA
jajajaja, que bueno, cuanta razón tiene el cuento que te contaba tu suegra! Y es así verdaderamente.Saludos.

josep estruel 18 enero, 2010  

Hola Gènia.
lo de la inmoralidad ya lo doy por sentado. Estas cosas entre los borbones ya pasan. Tienen mas suerte que las p...
Pero la pregunta es: Esta alma generosa con los menos afortunados...
De donde coño habrá sacado tantas docenas de millones.
Desde FELIPE V vivan los borbones¡¡¡

Un petó.

RECOMENZAR 18 enero, 2010  

Muy interesante tu punto de vista Estas perdido te espero

m.eugènia creus-piqué 19 enero, 2010  

JOSEP
Seguro que el millonetis era un santo varón que se hizo rico picando piedra, es así como ganan los millones se ve.A Felipe V, más bien le cortaría el cuello.Petons.

Abuela Ciber 24 enero, 2010  

Pues me queda la esperanza de que ese "señor" reencarne en un toro de lidia.

Cariños y buen domingo!!!!!!

Publicar un comentario

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP