EL DELITO LO COMETIERON OTROS

>> 7/1/10

Les detuvieron por cometer un delito: colarse en la cena de gala con una pancarta. Los delincuentes eran cuatro: un español, un holandés, una alemana y un suizo. Los cuatro con responsabilidades en Greenpeace. Indudablemente merecían el castigo: más de 20 días encarcelados. Lo merecían porque vinieron a turbar la cena merecida de unos líderes internacionales que, preocupadísimos por el cambio climático, decidieron que era el momento de pasar a la acción y comenzar a solucionar el problema.

Juan López de Uralde y los otros eran unos exaltados. ¿A quién puede ocurrírsele joderles la opípara cena a unos hombres y mujeres que, al día siguiente, iban a tomar una serie de decisiones fundamentales para detener el presunto deterioro del clima? No les dejaron cenar tranquilos, lo cual merece mi más absoluta repulsa. Una cena es una cena. Y más tras una larga y productiva jornada laboral. Productivísima, como se vio al día siguiente.
Y ahora, una vez liberados, se atreven a quejarse de que les trataron como a perros. ¿Cómo esperaban que les tratasen? Hora es de que todo el mundo sepa que la cena es un momento sagrado. Pero no sólo eso: añaden los sinvergüenzas que un castigo excesivo por una falta leve, como puede ser el pacífico aunque contundente uso de la libertad de expresión, nos acabará llevando a una forma de totalitarismo en que estará prohibido incluso opinar. Demagogia...

Pero lo peor, lo peor de todo, no es que les encarcelaran por llevar una pancarta. Eso me parece justo, ya lo dije. Justo y necesario. Lo peor no es que esos locos se empeñen en hablar de cambio climático, que ni yo ni los bienpensantes nos lo acabamos de creer del todo (no al menos que sea debido a la acción del hombre, cualquiera diría). Lo peor es que Uralde y los otros (esos hippies) se atrevan a decir que los delincuentes no eran ellos sino los jefes de Estado y de Gobierno que montaron una carísima mascarada que no supo poner freno, porque no les interesó, al cambio climático. Que los delincuentes eran los otros, los que estaban cenando. Habráse visto mayor desfachatez. Yo les hubiera dejado en la cárcel hasta las Navidades del año que viene. Para que aprendan...

11 comentaris:

Susana 07 enero, 2010  

Di que si, Ramon. Incluso he oido que, durante la digestion, la princesita danesa tuvo que pedir sal de frutas! ¡Indignante! ¿Que mas daran las especies en peligro, las selvas deforestadas, las futuras generaciones cuando no se cena con tranquilidad? Aiiish, estos chiquillos!!

Jejeje, muy bueno, Ramon. Celebro que, por fin, haya vencido el limite que la policia danesa tiene permitido por ley mantener retenido e incomunicado a "los_rompe_cenas" y hayan podido salir. Se les ha ido totalmente la olla: al margen de que son de los pocos que dicen grandes verdades incluso en momentos tan delicados como es una cena de gala, 20 dias de arresto e incomunicacion por sacar una pancarta es de locos. Ni que fuera una dictadura... O es que quizas en algunos aspectos si lo es???

Un abrazo.

m.eugènia creus-piqué 07 enero, 2010  

No se que hubiera pasado si esto hubiera ocurrido aquí, segruo que nada de nada, encuentro bastante duro 21 días de arresto incomunicados, lo que contaba hoy el pobre que lo ha padecido, pareciá que fueran terroristas, vaya es que los han tratado fatal, será para desviar la vergüenza de una mala organización, digna de un país tercermundista ? Lo importante es que se han hecho oir y más que se oiran.Petons Ramón.

Isabel Martínez 07 enero, 2010  

Magnífica e irónica entrada, amigo Ramón.
Sé que te preocupa este tema profundamente, como debiera preocuparnos a todos los habitantes de la tierra. Sé que has estado pendiente de un hilo con la cumbre. Lo sé. Y, ahora, vienen esos papanatas con las tontunas, a reventar toda una cena de gala.
Indignante. Para ti, para mí, para todos.

Jordi Pascual Morant 07 enero, 2010  

Totalmente deacuerdo contigo, Ramon.

Además se gastan miles de euros en lanchas de diseño para interponerse en el honrado trabajo de los balleneros. La lancha en cuestión les duro cuatro capotes, en una de sus embestidas fueron estocados de muerte, tuvieron que llevarse la lancha en cabestrillo.

Menudo chollo tienen montado con las protestas, algunos viven mejor que tu y yo, se van de viaje, escalan edificios, lucen modelitos fashion de asalto. Los de greenpeace me ponen redwar.

Buenísimo tu grito feroz.

felicitaslaura 07 enero, 2010  

Muy bueno Ramón, me alegro que esté en libertad.

¡Cuanta incongruencia!. Los corderos vestidos de lobos y los lobos...de comilonas.

Besos

Antonio 07 enero, 2010  

He visto la terrible situación que se dio en la detención. Cómo se resistieron, pegándoles patadas a los guardias, gritando y sacando armas para agredir a los pacíficos comensales, insultando exaltadamente... Cuatro terroristas asesinos invadieron el palacio y exigieron a los pobres gobernantes que dejaran el aire limpio, para respirar la gente, como si el aire fuera de la gente. Ellos son los dueños del aire y de todo, lo dicen en las escrituras del poder...
Ahora en serio. La rabieta les ha dado por que se le hayan colado por la cara y dejado en evidencia a sus servicios de seguridad. Deberían haberles felicitado, dado las gracias por aflorar los fallos de seguridad y mandar a chirona a los responsables de la misma. De todas formas se manifiesta una vez más el cinismo político con el que se quiere engañar al pueblo. A esta gente, a los gobernantes, les importa una M. el medio ambiente, lo que les importa es la pasta, el dinero...
Un saludo

Txema 08 enero, 2010  

Lo que más me ha decepcionado es que esto haya ocurrido en un país que tenía por muy tolerante.

tula 08 enero, 2010  

....Dinamarca solo ponía la cena..la mesa....la cocina era otra cosa...
...los reyes del mundo estaban cocinando para nosotros....y ahora los bufones no pueden expresarse ante los reyes.....y el pueblo..pues eso, más de lo mismo.
....sigo pensando que el principio del fin está en las manos de cada uno, ...como su vida.
un beso

Bashevis 08 enero, 2010  

Cojonuda campaña de publicidad la que ha hecho el país este, democrático, a greenpeace. Realmente la noticia no daba para mucho, pero con la tontería han hecho un pequeñito héroe nacional, tan solo por unos días, ahora a otra cosa mariposa… después de que le haya entrevistado hasta teleteruel… La tierra no pertenece a nadie, salvo al viento. Menos mal que el gobierno español es heredero de Pocahontas y ha defendido a este hombre.

Un fantasma recorría Copenhague…

josep estruel 08 enero, 2010  

Hola Ramón. Tu ironía es fantástica y es un buen escrito. Lástima que no pasará de aquí, porqué no pasará nada
Y de aquí a 60 dias volverá a ver otra CUMBRE, de lo que sea ....pero CUMBRE.
La cuestión es cenar.

Salut.

Álvaro Sánchez-Carnerero Gil-Ortega 09 enero, 2010  

No entiendo porque los jefes de Estado tienen más derecho a cear en paz que los demás. ¿A caso si entra alguien en una celebración nuestra, lo encarcelan? No veo el delito por ninguna parte. Esta sociedad aunque a priori parezca que no, es menos equitativa y más dictatorial. Una auténtica vergüenza.

Publicar un comentario

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP