Neoliberalismo: crimen y desastre.

>> 28/2/11


El neoliberalismo, la falta del color del dinero, la falta de responsabilidad frente a las acciones y la ausencia de límites en la concentración de poder, es lo que convierte a organizaciones criminales en grandes empresas, a las grandes empresas en organizaciones criminales y a la economía en la imposibilidad de distinguir entre ambas.

He querido hacer un post reducido a una sola frase, un meme que pueda mover al debate y a la reflexión. Creo que la mejor crítica es aquella que se apoya en argumentos sólidos, pero no he querido extenderme para poder dar cabida a las noticias mas graves de las consecuencias de nuestro modelo económico. Cuesta entender por qué no reaccionamos. El planeta se encuentra al borde del colapso y de un punto sin retorno. No es una película de catástrofes, es sufrimiento real. El neoliberalismo no es el único culpable del desastre, pero es el gran obstáculo que impide evitarlo.

El Neoliberalismo: Ese timo piramidal cuya expresión mas conocida "privatizar ganancias y socializar pérdidas" que pretende "adelgazar los estados democráticos" y condicionar el grado de libertad de la gente de forma única a su estatus económico. En el único aspecto en que el neoliberalismo muestra un cierto grado de ingenio es en la elaboración de eufemismos. La primera estafa del neoliberalismo se encuentra en el mito de la autoregulación, porque decir que un modelo económico basado en un crecimiento continuo en un sistema cerrado está autoregulado, es como decir que una plaga de langostas se encuentra autoregulada mientras sufre una explosión demográfica.

La falta del color del dinero: Narcoestados, comercio de armas, especulación con los precios de los alimentos, trata de personas, corrupción, paraísos fiscales... Todo fruto de la "iniciativa privada" dentro y fuera de los gobiernos. El dinero es dinero, y sin control sobre la manera de obtenerlo volveremos a ser gobernados por criminales.

La falta de responsabilidad frente a las acciones: Asistimos a un fenómeno que no es nuevo en la historia: la relación libertad-responsabilidad se disocia en un modelo económico donde la libertad queda supeditada a la posesión de riqueza. Pero lejos de exigir mayor responsabilidad a quién tiene mayor capacidad de acción, los valores se invierten y se exige la mayor responsabilidad a quien posee menor grado de libertad. Bajar la guardia es abandonarse a un nuevo totalitarismo.

La ausencia de límites en la concentración de poder: La desregulación de los mercados, el proceso de globalización neoliberal ha supuesto la agudización de las desigualdades económicas y sociales. La ilusión de un progreso conseguido a fuerza de externalidades, del expolio y la degradación de todos los comunes de la Tierra muestra sus consecuencias mas alarmantes en la tragedia del ecosistema global al cual pertenecemos. Mientras las deudas climáticas quedan impagadas, los daños de la especulación financiera recaen sobre la población mundial.

El mayor de todos los crímenes:
Porque ellos lo sabían. Sabían que el colapso podía evitarse y ocultaron la gravedad de la situación. Nada en la historia de la humanidad es comparable a esto:

Las emisiones de CO2 y metano del permafrost ártico ya se han iniciado y serán netas en los años 2020. El proceso es irreversible.

Es simplemente el comienzo de una reacción en cadena. El camino a un punto sin retorno. No parece casual que este tipo de noticias pase de puntillas, casi como una excentricidad, en los medios de comunicación. Y sin embargo deberían ser portada continua.
Quizá la externalidad mas vergonzosa y deleznable del capitalismo sea aquella que hace recaer sobre el futuro, sobre nuestros descendientes, la tarea de reparar lo irreparable o simplemente perecer.


Autor: Camino a Gaia

32 comentaris:

Ataúlfa Braun 28 febrero, 2011  

Camino haces bien en recordar todo esto que es tan aparente y que se pretende ocultar. Y el tema del casco ártico, un desastre. Como bien dices es peligrosísimo, pero mucho. Aunque lo único que parece importarles es ver quién se queda con las licencias de transporte en esa zona...
Un abrazo

Despotrikator 28 febrero, 2011  

Supongo que hay que entender que el neoliberalismo no es una ideología en sí o un modelo económico sin más (ya nadie se cree lo de la economía en cascada, la independencia de los bancos centrales y demás patrañas) sino una triquiñuela más para que el saqueo se convierta en legal.

Un saludo

Camino a Gaia 28 febrero, 2011  

Ataulfa: Es aterrador, incluso para los científicos que constatan como los datos muestran que la gravedad de la situación supera las peores previsiones.
Estamos despertando al ‘gigante durmiente’ presente tanto en los fondos marinos del Ártico, en forma de hidratos de metano, como en las zonas continentales más septentrionales, en forma de permafrost, que es la vegetación que se congeló durante, o hasta, la última edad de hielo, hace unos 20.000 años, y que se encuentra entre 0 y 6 m de profundidad. Este permafrost ocupa cerca del 16% de la superficie terrestre del planeta y contiene nada menos que 1,672 Tt (teratoneladas, o billones de toneladas) de carbono, una cantidad similar a todo el carbono contenido actualmente presente en la atmósfera.
Pero la mayor parte de estas emisiones lo son en forma de metano un gas con un efecto invernadero de 25 a 100 veces superior al CO2.

El problema mas acuciante es que estamos transitando por el punto sin retorno, convirtiendo todos los recursos en basura y en destrucción de los mecanismos de autoregulación de que dispone el planeta, por lo que dejar de producir emisiones ya no basta, necesitamos restituir la funcionalidad de los ecosistemas.

Camino a Gaia 28 febrero, 2011  

Despotricakator; creo que ahí es donde mas equivocados estamos: el neoliberalismo no es solo una ideología, es LA IDEOLOGÍA. Pero como ocurriera con Hitler y su darwinismo social, el neoliberalismo se disfraza de ciencia para poder obtener un barniz de objetividad o amoralidad. Al igual que el fascismo tiene un chivo expiatorio: la propia Naturaleza.
Debería alarmarnos que nos dijeran que necesitamos tres o cuatro planetas para mantener nuestro modelo económico. Debería alarmarnos saber que en el mundo que estamos preparando nuestros hijos lo pasaran mal, muy mal, y que nuestros nietos posiblemente ni siquiera pasen. Estamos hablando de un colapso que no solo afectará a los pobres, a "los inferiores", sino a toda la humanidad.

La Maldición de Jones 28 febrero, 2011  

¿Gas? ¡A por él! ¡tonto el último!

Estupenda síntesis de lo que vivimos, de lo que tenemos, de lo que tenemos que cambiar.
Matemos el a todos

¡salud!

La Maldición de Jones 28 febrero, 2011  

No sé qué ha pasado que se ha cortado la última frase. Decía:

Matemos al capitalismo antes de que nos mate a todos

Eastriver 28 febrero, 2011  

Camino, probablemente nadie dice nada porque el ser humano es así de egoísta. Egoísta hasta la muerte, y nunca mejor dicho. Porque es cierto que no se le ve una solución. Todos sabemos que seguir por esta senda es dirigirse a la muerte. Y seguimos en esta senda. Como especie probablemente no merecemos otra cosa.

¿Sabes qué me ocurre? Que siento una impotencia tan tremenda, tan insoportable, que hace que me deslice hacia los cómodos terrenos de la misantropía. Porque nuestra propia pequeñez, de los que nos quejamos, nos lleva al escepticismo.

Un ejemplo: tengo una amiga que se resistió años a ponerse el aire acondicionado por cuestiones ecológicas. El calentamiento global y la acción de los aires acondicionados de los vecinos, que incrementan la temperatura en las ciudades, la tenían achicharrada. Cierto día, dándose cuenta de que su sacrificio era testimonial, se fue al técnico para que le pusiera el aire, y por la noche me llamó para darme la versión de su derrota. Me dijo literalmente, lo cual me hizo reír a pesar de todo: "Mira, Ramón, ya estoy harta. Ahora por lo menos cuando se acabe el mundo me pillará bien fresca". Pues es un poco eso. O hay una verdadera reacción global, genuina y que arramble con todo, o no hay solución. Con desolación lo digo.

Un abrazo.

Camino a Gaia 28 febrero, 2011  

La Maldición de Jones:
Hemos llegado al esperpento en lo irracional. Mientras aún persiste el negacionismo a ultranza de los intereses económicos ligados a las petroleras, estas mismas se apresuran a incluir las reservas de petróleo bajo los suelos árticos en sus futuros planes de explotación.
¿Se descongela el polo? ¡Montemos allí nuestros negocios!

Creo que el capitalismo que mejor podemos cambiar es aquel que nos impregna a nosotros mismos. Debemos tomar ejemplo de los islandeses.
Toda dominación implica dependencia. Nosotros somos la otra parte del problema.

Fue un economista quien dijo:
"Solo los locos y los economistas pueden pensar que es posible un crecimiento exponencial continuo en un sistema finito"

El neoliberalismo, y el capitalismo en general, son la ideología del absurdo.
La población se apunta al sistema por la misma razón que compra lotería: ser alguno de los "afortunados".

La Maldición de Jones 28 febrero, 2011  

No creo en un cambio del capitalismo. Creo en su aniquilación.

(Llámame Jones. Así es más corto)

Camino a Gaia 01 marzo, 2011  

Jones, yo también creo en la aniquilación del capitalismo, pero como tiendo a ser constructivo, para mí creer no es suficiente.
El capitalismo caerá porque en sus principios fundamentales incluye algunos que contradicen las leyes de la Física, como el crecimiento infinito. Eso no solo es válido para el sistema capitalista, sino para cualquier otro que pretenda burlar a la lógica, aunque sea consiguiendo adeptos o modificando el estado de opinión.

Solo quedan dos salidas: una economía de estado estacionario (http://es.wikipedia.org/wiki/Econom%C3%ADa_del_estado_estacionario) o el colapso fatal, lo que en términos prácticos reduce las posibilidades a una.
Para darnos la razón, y para colmo de colmos, los padres del capitalismo desde Adam Smith a Thomas Maltus, ya habían previsto que llegaríamos a esto. pero dejaron a la posteridad, o sea a nosotros, la tarea de deshacer el entuerto. Todo un detalle por su parte.

Camino a Gaia 01 marzo, 2011  

Jones: Nuestra izquierda está perdida, porque en buena medida ha dejado de ser izquierda desde hace bastante tiempo. Es una izquierda que quiere un capitalismo moderado, es una izquierda que gime y llora el fin del capitalismo. Habrá que esperar que se suene los mocos, supere el desconcierto, asuma los hechos, delibere y delibere, y puede que algún día pase a la acción. Pero antes tendrá que redefinirse, enterarse del mundo en el que vive y quién sabe que cosas más.
Y eso puede llevar mas tiempo del conveniente. Posiblemente quedará desbordada por la situación, pero a posteriori quizá consiga interpretarse a sí misma como el alma de los acontecimientos y el motor de los cambios.

Ciberculturalia 01 marzo, 2011  

Camino, interesante entrada que induce a una seria reflexión.
Yo creo que estamos en el inicio de un gran cambio a nivel planetario. Es un sistema capitalista caduco, es la presencia de nuevos países emergentes, es el cambio de liderazgo de Estados Unidos a China, es la situación límite de millones de desheredados, es la revuelta del norte de África y de Oriente Próximo...
Es... tanto y tanto.
Ahora bien estos cambios pueden durar varios años. Entremedias quedarán muchos en el camino.
¿Por cierto, dónde están los europeos, los gobiernos, los ciudadanos? No lo se.
De momento sólo me salen incognitas...
Besos

Camino a Gaia 01 marzo, 2011  

Ciberculturalia: como bien apuntas son muchas cosas, quizá demasiadas, y en realidad faltan por mencionar las mas apremiantes: el cambio climático y el colapso del ecosistema global.

Cuando el barco se va a pique y hay muchas vidas y mucho sufrimiento en juego, podría parecer trivial, intrascendente o incluso indignante, pensar ahora en el barco. Pero es que esta nave Tierra no tiene botes salvavidas, ni el océano espacial tiene puertos adónde dirigirse. Lo queramos o no, somos una unidad con la Tierra.
Las causas y los efectos se multiplican, y todo empieza o ocurrir muy deprisa.
La comunidad científica lo tiene muy claro, es el principio del colapso. Queremos entender lo que está ocurriendo en los países árabes con nuestros planteamientos de izquierda de toda la vida. ¿Pero cuantas revoluciones de esta envergadura no han tenido detrás una espoleta económica?
Contradiciendo su negacionismo, quienes viajan en primera clase se apresuran a asegurar la estanqueidad de sus fronteras... y seguir con su fiesta.

Las metáforas pueden o no ser del gusto de todos los oyentes, pero la realidad no será del gusto de nadie. Las clases populares lloran las bambalinas del lujo. Pegadas al televisor añoran un consumismo que tiene los días contados.

Necesitamos de un modelo sistémico que nos permita entender lo que está ocurriendo y por qué se precipitan los acontecimientos. Los modelos económicos y políticos fallan porque se encuentran en marcha los inexorables modelos termodinámicos. Me temo Carmen que esto no durará varios años, sencillamente no durará. Cuanto antes lo aceptemos mejor.
En el fondo lo sabíamos; Nada puede crecer exponencialmente en un sistema cerrado por tiempo indefinido.
Aún pueden hacerse muchas cosas. El futuro no está escrito. Es hora de dejar de divagar, y coger papel y lápiz.

La Maldición de Jones 01 marzo, 2011  

Una vez más me acuerdo de Garret Hardin y su tragedia de los comunes

Ciberculturalia 01 marzo, 2011  

De acuerdo Camino. Dices que "nada puede crecer exponencialmente en un sistema cerrado, por tiempo indefinido"... así es... pero si este modelo "sencillamente no durará"... tenemos idea de cual será el siguiente modelo? Podemos inferir alguno?
Como verás, no digo nada. Es que sólo me salen preguntas. Casi ninguna respuesta
Besos, Camino

Isabel Martínez Barquero 01 marzo, 2011  

Escalofriante, Camino.
La entrada es magnífica: clara y explica muy bien lo que está ocurriendo en este planeta que nos estamos cargando sin remedio. Resulta terrorífico y tampoco me explico la causa de continuar parados. Hay que actuar de inmediato, poner coto a un sistema que no respeta la vida ni al individuo y sólo se rinde ante la riqueza.
Es tremendo lo del Ártico, para echarse a temblar.

Qué terrible también es leer lo que constatamos todos los días los ciudadanos de este país: la absoluta responsabilidad que se le exige al pueblo y la manga ancha para la clase política.
Qué hartura, qué feísmo más insoportable.

Un beso, Camino.

Antonio 02 marzo, 2011  

Excelente análisis de una situación catastrófica para la inmensa mayoría de la gente y del planeta en su conjunto. Digo inmensa mayoría de la gente, porque me da la sensación de que ese neoliberalismo que refieres está dispuesto a pescar en cualquier río, a cualquier precio, ha provocar lo que fuere, pero con la idea de buscar remedios y soluciones que luego vende, comercializa, para seguir ganando. Pronto veremos gente por las calles con sistema de oxígeno para neutralizar la contaminación (dinero al canto), protección contra los rayos solares (dinero al canto), alimentos sintéticos (dinero al canto), máquinas protectoras de las inclemencias del tiempo (dinero al canto), actuaciones médicas consecuentes (dinero al canto) y un amplio etc de remedios para contrarrestar los efectos de nuestra propia actuación…

Es una carrera de idiotas que buscan satisfacer su codicia sin pararse a pensar en las consecuencias para el sistema. Lo importante, para ellos, es crear más necesidades, inventar productos para abrir mercados y seguir aislados en un mundo propio. Si agredimos a la naturaleza, ella nos atacará a nosotros y entonces habrá que crear nuevos elementos para defenderse de ella en lugar de aliarse en un crecimiento sostenido. Un círculo vicioso de perversión que hay que romper y eso solo se hace desde el poder de los Estados y organizaciones democráticas fuertes y no manipuladas, desde la creación de otros hábitos de vida y de la concienciación de la gente en la defensa de los intereses generales y de la naturaleza como depositaria y canalizadora de todo sistema de vida sostenible en el tiempo.

Un saludo

Camino a Gaia 02 marzo, 2011  

Isabel, existe un cierto debate entre la comunidad científica sobre si alarmar a la población, sin un plan de actuación podría llevar a una especie de parálisis, de bloqueo inmovilista.
Pero resulta muy llamativo que mientras mas grave resulta la situación, menor cobertura mediática se le da.

Me temo que los grandes grupos de poder están "haciendo caja" y desarbolando a los estados democráticos, incluidos los propios Estados Unidos donde las desigualdades se están acentuando de forma escandalosa.
No somos en absoluto igual de responsables, las grandes corporaciones han gastado y siguen gastando mucho dinero en desinformación. Les va en ello la exigencia de responsabilidades por parte de la justicia y de los ciudadanos.

Si no fuera por la inminencia de colapso en el Sistema de la Tierra, el decrecimiento significaría austeridad, racionalidad y una mayor equidad, lo que en el fondo no es tan grave.
Pero las advertencias de los científicos son muy claras: pasado el umbral de estabilidad se producirá una reacción en cadena, y en pocos años seremos incapaces de reconocer nuestro mundo.

Camino a Gaia 02 marzo, 2011  

Ciberculturalia, hace bastantes años que esos modelos económicos están encima de la mesa de todos los gobiernos. No me gusta recurrir a los consabidos premios Nobel de economía para dar peso a lo que digo, pero están ahí. Los blogs y páginas que hablan de decrecimiento y de economía del estado estacionario empiezan a cundir como la pólvora. Posiblemente el modelo económico propuesto por Equo irá en esa dirección.
En el post he incluido un par de links que llevan a un blog:
http://ustednoselocree.com/
que no tiene desperdicio, es de un catalan, ingeniero con mas de treinta años de experiencia, no solo en temas científicos sino también en divulgación. Es lo mejor que he encontrado hasta ahora, pues se centra en divulgación del cambio climático y combina el rigor científico con unas excelentes dotes divulgadoras.

Yo me muevo entre la física, la ecología y la literatura. Oficial de mucho y maestro en nada, que dicen en mi pueblo. Pero soy consciente de la necesidad urgente de hacer llegar a la población una situación muy compleja, pero que puede entenderse si se usan buenas metáforas.

En un sistema cerrado, donde no puede entrar ni salir materia, solo es posible una evolución cualitativa.
Nuestro modelo económico no durará, en diez años o menos la suerte estará echada.
¿Cual será el nuevo modelo económico?
Me temo que no hay mucho para elegir. Según Malthus, la humanidad no será capaz de alcanzar el estado estacionario después del crecimiento y estará condenada al vicio y la miseria.
Según Adam Smith y los actuales economistas ecológicos es posible la transición desde el crecimiento económico a un estado estable, o economía del estado estacionario.
Puestos a elegir, y por mucho que cueste, me quedo con el estado estacionario.
Un problema añadido es que no consideraron que el Sistema de la Tierra es también un sistema estacionario, tiene unos márgenes de estabilidad, superados los cuales el sistema colapsa. El ser vivo del que formamos parte podría morir.
Y eso es lo que está empezando a suceder en el ártico.
Las inundaciones en Pakistán afectaron directamente a veinte millones de personas. Añadamos cosechas perdidas. incendios desastrosos... y a un atajo de malnacidos intentando hacer negocio con eso. Actuar mañana puede ser tarde.

Camino a Gaia 02 marzo, 2011  

Antonio, quizá este atajo de parásitos malnacidos aspire a formar parte de la élite que sobreviva a la catástrofe, el cinco por ciento de la población humana que se estima podría sobrevivir instalada en los polos.
El mito de Caín puede que tenga mas de profecía que de mito. Es posible que nuestra memoria colectiva conserve aún retazos de una historia similar. No son pocos los imperios y las civilizaciones que han desaparecido sin dejar rastro del desastre.

A mí me da la impresión que están "haciendo caja". Incluso para producir equipos de oxígeno, máquinas contra la climatología o cualquier otro invento, hace falta energía y eso es lo que empieza a declinar. Justo cuando la demanda está en aumento y el crecimiento demográfico se mantiene.

Hemos de tener en cuenta que a pesar del crecimiento continuo, el sistema capitalista ha sufrido crisis periódicas bastante graves. Es como si vemos a alguien tropezando consigo mismo en terreno llano y sin dificultades. Podemos suponer lo que ocurrirá cuando tenga que subir escaleras, mientras hace ejercicios malabares con las manos y sostiene una varilla con los dientes, en cuyo extremo gira un plato.

Antonio 02 marzo, 2011  

Ciertamente, Camino, pero creo que esta gente siempre hace una huída hacia delante. Intentarán ser el 5% que sobreviva y se servirán de robots, o similares, que se adaptarán a la situación externa sin problemas… Ellos a crear problemas e inventar soluciones hasta que todo explote definitivamente y no quede sombra de esa civilización como bien dices…
Esos son nuestros verdaderos enemigos, los que agreden a la naturaleza, que es la que sustenta la esencia del ser humano y de todos los seres...
Saludos

Camino a Gaia 02 marzo, 2011  

Espero, Antonio, al menos esta vez, y por propio decoro, que de la Naturaleza no les caiga esa breva. Tampoco es necesario sobrestimarlos, la falta de ética no implica mayor inteligencia. Que huyan hacia adelante no implica que sepan adónde se dirigen, no olvidemos sus tendencias cortoplacistas.
El dominio implica dependencia. Cuando los parásitos se quedan sin huésped, están condenados a morir o hibernar. Algunos, pocos, lo han comprendido ya. Así tienes a Bill Gates, invirtiendo en artefactos para intentar detener el cambio climático. Pero hay cosas que ninguna tecnología puede cambiar, se confunde en exceso tecnología y ciencia.
La ciencia descubre las reglas de juego de la Naturaleza, no las cambia ni las inventa. Ninguna técnica puede cambiar eso.

Antonio 02 marzo, 2011  

Amigo Camino, me gusta esa expresión de "el dominio implica dependencia". Muchos no se percatan de que no tiene sentido el dominio sin algo que dominar. El dominador depende del dominado. Sin dominado no hay dominador. Recuerdo una alusión a la autoridad que decía que la autoridad no se da si no hay nadie que la reconozca… Tal vez deberíamos plantear ese sentido. Si no reconocemos la autoridad no reconocemos su dominio, y entonces… ¿sobre qué dominarán?
Un saludo

Camino a Gaia 02 marzo, 2011  

Antonio: "El que obedece mantiene al que manda" era el lema de los objetores de conciencia al servicio militar.
Los que obedecemos, somos los pies y las manos de los que mandan. Tomar conciencia de eso es lo que permite comprender que nosotros no necesitamos dictadores, podemos pasarnos muy bien sin ellos, son los dictadores los que urden la trama de su supuesta importancia, los que se ofrecen para "salvarnos" de la destrucción que generan. Chantaje disfrazado de ofrecimiento, problema disfrazado de solución.

Ibso 03 marzo, 2011  

Es suficiente con cambiar el "ellos" por el "yo" o el "nosotros".
El mapa de la "huella ecológica mundial" lo dice bien claro.
Cada ciudadano debe aceptar su responsabilidad e, inmediatamente, exigir que sean posibles las soluciones.
Todos deberíamos hacernos esta pregunta: ¿es mi huella ecológica PERSONAL sostenible?.
Un saludo
Ibso.

Ibso 03 marzo, 2011  

"Privatizar ganancias y socializar pérdidas"... y llegará un momento (y temo que será durante la vida de los que puedan leer esto), que TODOS deberemos asumir las pérdidas porque ya no existirán ganancias.
Un saludo.
Ibso.

Camino a Gaia 03 marzo, 2011  

Ibso, me temo que las cosas son bastante mas complejas. Nunca he sido partidario de las teorías conspiratorias, pero todo tiene su medida.
Eastriver nos ponía un ejemplo muy interesante, el de una amiga que cansada de ser coherente y renunciar al aire acondicionado por cuestiones ecológicas, finalmente claudica achicharrada por el calor provocado por el aire acondicionado de los vecinos.
Si pudiéramos poner en palabras su desconsideración podríamos oír algo así.
¡Estupendo, tenemos una vecina ecologista, podemos consumir su "huella ecológica mientras ella se ahoga de calor en su propia concienciación"!
Es lo que en economía del estado estacionario se llama efecto rebote.
http://es.wikipedia.org/wiki/Decrecimiento

Eso es lo que dice el mapa de huella ecológica. Que los países ricos consumen los recursos ajenos, pero comparten "graciosamente" su contaminación. Por eso no se ha llegado a ningún acuerdo en las últimas cumbres climáticas. Cuando los países pobres han presentado sus facturas por las externalidades sufridas, los países ricos han dicho ¡hasta ahí podíamos llegar! Por eso el capitalismo mundial se ha radicalizado y está imponiendo la barbarie y la injusticia bajo eufemismos como "privatizar ganancias y socializar pérdidas" y la esclavización de los estados mediante la deuda.
Así que hablamos de ciudadanos, de trabajadores, de empresas, de gobiernos, que se imputan mutuamente las responsabilidades. Pero cuando llegamos a "ellos", a la élite económica, aparece la "mano invisible" del mercado, que por supuesto es amoral, de la misma manera que lo fue el darwinismo social de Hitler.

Camino a Gaia 03 marzo, 2011  

Ibso: Pasamos ahora al problema de la información.
Recomiendo leer al completo:
http://ustednoselocree.com/2009/11/27/ellos-lo-sabian/
Se pueden leer cosas como:

"En mis averiguaciones he descubierto una fenomenal maquinaria de propaganda[2], difusa y policéntrica, que, desde los años 1970, está orientada a la manipulación colectiva y al establecimiento de modelos mentales y pautas de comportamiento coherentes con la ideología ultraliberal. Decidieron cargarse el movimiento ecologista ya entonces, pero después de la caída de muro de Berlín lo consideraron su principal enemigo."

Os puedo asegurar que además de bien argumentado, se acompaña con rigor en los datos y referencias. Pero no solo es maldad y falta de escrúpulos. Si el tinglado se desmonta significaría la ruina y posiblemente la cárcel de muchos de "ellos".
Recordemos la estrategia Berlusconi: comprar empresas mediáticas (degüello de CNN+) y privatización de la función pública, que es en lo que consiste básicamente la corrupción, sumando a esto la adaptación de las leyes para evitar responsabilidades por los delitos cometidos.

Camino a Gaia 03 marzo, 2011  

Ibso: no podemos cambiar el "ellos" por el "yo" o el "nosotros".
Eso es lo que "ellos" quisieran: diluir su responsabilidad, que la máquina del fango impida distinguir víctimas y verdugos. También ocurrió con el nazismo. ¿Fue el pueblo alemán responsable de atrocidades de las que no tenía conocimiento? Los campos de exterminio fueron negados por el régimen nazi como leyenda negra o propaganda exterior.

La segunda Guerra Mundial se llevó cincuenta millones de almas, ahora están en juego miles de millones de vidas humanas.
¿Hemos pensado realmente lo que significa "privatizar ganancias y socializar pérdidas"?

Nuestra voz, la de nuestros blogs no tiene una influencia mas allá de la testimonial, frente al aparato propagandístico. ¿Inútil entonces?
Siempre hemos de contar con el efecto mariposa, el efecto de un grano de arena en un mecanismo perfectamente engrasado y en la propia ceguera de los manipuladores.
La verdad no puede destruirse. Es el grano de arena, la semilla que puede crecer, aunque ni siquiera seamos capaces de percibirla.

Ibso 04 marzo, 2011  

Camino, te agradezco enormemente el enlace que pones (aunque lo leí por encima antes de ponerte el primer comentario, voy a leerlo nuevamente con más paciencia). Me gusta esto de compartir ideas y debatir amistosamente. Yo soy un aprendiz en estas cuestiones y aún me quedan muchas cuestiones por plantear, así que, prometo volver a abusar un poco de tu tiempo y tu paciencia, si no te importa, claro.
Un saludo.
Ibso.

Camino a Gaia 04 marzo, 2011  

Ibso, todos somos aprendices, debatir y pensar es lo que nos permite poner en marcha un espíritu crítico que nos enriquece mutuamente.
Tengo un especial aprecio por las críticas respetuosas y argumentadas.
Nunca se pierde el tiempo con quien nos ayuda a cuestionarnos día a día nuestras certezas.
Un saludo

belijerez 16 marzo, 2011  

Tengo 55 años y según mi "cultura" tenía que empezar a "sentirme abuela". Después de ir leyendo esto, el blog Decrecimiento y alguno que otro he deseado no ser abuela.
Menos mal que ahora estoy aprendiendo Zen, al menos me servirá para sufrir un poco menos.
Oigan ahora me viene a la mente todo aquello de "la gloria, el infierno, el purgatorio, el limbo"....vaya patraña, incluso me hacen reir después de todo.
También ahora comprendo porque tanto taichi, yoga y similares, se tratan de técnicas resilientes ante lo que se nos avecina.

Oigan, pero es muy duro no tener futuro, por mucho aquí y ahora que quiera practicar.

Espero no perder las ganas de vivir unos añitos más, yo había sido feliz más o menos.

Publicar un comentario

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP